Capítulo VIII, Los Dromkitas

Era una tarde especialmente hermosa y templada en el jardín de la meditación de Atlantis. Las flores multicolores, esparcidas por todo el lugar, lo llenaban de fragancias exquisitas y radiaban alegría y paz. El verdor del césped, de los arbustos y de los árboles, con sus múltiples tonalidades, contrastaba con el color de las flores, dándole a todo ese espacio unas características mágicas, donde uno quisiera estar por siempre, gozando de tan magnífica visión y sintiéndose conectado y en plena armonía con el cosmos.

Zoltan, sentado en una banca especialmente diseñada, se encontraba terminando su período de meditación de la tarde cuando de pronto, Lauren, le pidió permiso telepáticamente para visitarlo con sus compañeros y hacerle las preguntas que les habían quedado pendientes acerca del relato de la historia de Atlantis. Zoltan, entusiasta como siempre, le dijo inmediatamente que sí y que los esperaba en el jardín de la meditación. Al cabo de unos minutos, todos los chicos llegaban volando, haciendo uso del poder de la levitación a donde se encontraba Zoltan.

-¡Hola Zoltan!, dijeron todos.

-¡Hola, que bueno que vinieron!. Por favor, siéntense haciendo un círculo a partir de mí para que sigamos conversando y pueda yo responder todas sus preguntas.

-Gracias Zoltan dijeron todos al unísono y se sentaron de la forma que él pidió. Lauren que se ubicó justo en frente de Zoltan, fue la primera en tomar la palabra.

-Zoltan, me gustaría que pudieras responder la pregunta que te hice antes de irnos a la clase de Henri, ¿Recuerdas?

-Sí, perfectamente. Tu pregunta fue acerca de los alienígenas, del por qué nos crearon y para qué lo hicieron. Y cómo me imagino que todos deben tener preguntas en relación al tema, voy a comenzar por el principio.

-Hace unos 450.000 años atrás, llegó procedente de la constelación de Orión, esas tres estrellas que se ven alineadas, relativamente juntas en el cielo, un grupo de avanzada, compuesto por 70 extraterrestres en una misión de extracción minera. Ellos recorrieron físicamente una distancia aproximada de 1.500 millones de años luz a través de un agujero de gusano, desde su planeta “Dromk”.

-Zoltan… ¿Qué es un agujero de gusano? Preguntó Koken entre ansioso y sorprendido.

-Verás Koken, es un pliegue espacio temporal que te permite conectar dos puntos distantes entre en si en el universo, permitiendo viajar entre ellos en un tiempo mucho más pequeño de lo que sería, si tuvieras que recorrer el espacio normal que existe entre ellos.

Zoltan miró a sus expectantes alumnos y dijo…..

-Huummm, por la cara de todos Uds., veo que no fui muy claro. Quizás con un ejemplo sea más fácil.

-Miren, ¿Ven esta hoja de gomero?

-Sí, asintieron todos con un movimiento de cabeza.

-Pues bien, si yo quisiera viajar desde la punta de esta hoja hacia el extremo opuesto de la misma, tendría que recorrer toda la distancia que existe entre el punto inicial (la punta de la hoja) y el punto de destino final (el extremo opuesto) …¿Correcto?

-Sí, correcto.

-Bien, sigamos adelante. Si curvamos la hoja por la mitad, de tal manera que los extremos de la misma, es decir la punta, con el extremo opuesto, casi se toquen, veríamos que la distancia entre esos dos puntos sería muchísimo menor que la distancia que existía cuando la hoja se encontraba extendida, ¿Correcto?

-Sí, Zoltan.

-¡Fantástico!,…. entonces…. el agujero de gusano nos permite curvar el espacio, de la misma manera que lo hicimos con la hoja de gomero para poder conectar los dos puntos, como por una especie de túnel, por el cual se puede viajar de un punto a otro, en muy poco tiempo.

-¿Y por qué hicieron el viaje físico en vez de utilizar el método de la proyección de la consciencia, tal y como lo hacemos nosotros? Preguntó Wrem.

-Bueno, porque ellos necesitaban extraer físicamente los minerales que vinieron a buscar aquí, respondió Zoltan.

-La cuestión es que llegaron al planeta Tierra, concretamente a una región denominada el “Oriente Medio” o “Asia Menor” o también conocida como “Mesopotamia”, donde confluían, en ese tiempo, en su desembocadura a un mar llamado El Golfo Pérsico, 4 ríos: El Éufrates, el Tigris, el Pisón y el Gihón. Toda esa zona, que tenía una extensión de unos 500.000 KM cuadrados, era extremadamente fértil y muy rica en flora y fauna, que la convertían en un verdadero paraíso.

-El encargado de la misión Dromkita, era Ansk, el que sería conocido más tarde por los hombres como el dios Enki o Ea en lengua Sumeria. Y antes que me pregunten, Sumeria o Sumer, sería el nombre y la civilización humana que surgiría en esa zona, miles de años después que llegaron los Dromkitas y, a su vez, sería la civilización más antigua de las que tendríamos vestigios físicos de su existencia. Estamos hablando de unos 7.000 años atrás.

-El objetivo inicial de la misión era extraer el oro que se encontraba en el agua del mar. Sé que esto les puede sonar raro, pero sepan que en el mar de nuestro planeta hay disueltos una gran cantidad de materiales sólidos. Por tanto, el mar es una inmensa mina donde podemos encontrar casi todos los elementos químicos conocidos, tales como: Oro, cloro, sodio, magnesio, azufre, calcio, potasio, yodo, bromo, plata, aluminio, uranio, cobre y una gran cantidad de otros elementos. Y a todo esto, debemos agregarle además, las grandes concentraciones de oro que se acumulan en el fondo marino.

-Los Dromkitas no tenían un interés comercial o de hacer riqueza con el oro, a diferencia de lo que le ocurriría a los humanos en el futuro. Ellos lo necesitaban con urgencia para ser utilizado como materia prima en la elaboración de nanopartículas para combatir serios problemas de contaminación ambiental en Dromk, tanto en su atmósfera como en sus fuentes de agua, así como también, para el desarrollo de otras tecnologías avanzadas, necesarias para su progreso, dadas las características tan especiales que posee ese metal.

-Ansk, era un científico, docto en variadas disciplinas. Con él vino también su hermanastra Kusit que era hija de Anuk y de una concubina de éste, la que sería conocida con posterioridad como Ninti, Ninmah, Ninki o Ninharsag respectivamente en la lengua sumeria, a la que ya me referí anteriormente. Kusit era la oficial médico de la misión y tenía además conocimientos muy avanzados en biología y genética. Aunque no era casada, había tenido un hijo con su hermanastro Anskut, de nombre Ninurtk, el que vivía con su padre. El resto de los integrantes, poseía variadas especialidades, las que eran necesarias para cumplir con el objetivo de la misión y con la supervivencia de todo el equipo en el planeta.

-Pero… ¿Saben? vamos a dejar que sea el propio Ansk el que nos cuente la historia, para ello, los llevaré a que miremos directamente en los archivos Akashicos, así que por favor, tómense todos de las manos y armonicen sus mentes con la mía y síganme, con calma. Observen los acontecimientos a través de mí, ya que es muy fácil perderse y quiero que tengan una correcta percepción de los hechos.

-Zoltan, pero…. ¿Estás seguro que debemos? Cuándo nos hablaste de los archivos Akashicos nos dijiste que todavía no estábamos preparados…

-Si Josh, es cierto que les dije eso, pero en el contexto de que no están preparados para hacerlo solos, pero esta visita será guiada por mi y verán a través de mi, así que pierdan cuidado, sigan mis instrucciones y todo saldrá bien, ¿De acuerdo?

-Si Zoltan, dijeron todos entusiasmados por la propuesta.

-Vamos Zoltan, empecemos ya, apuró Lauren, que estoy ansiosa.

-Bien, hagan lo que les dije, tómense de las manos, cierren sus ojos, relájense y armonicen sus mentes con la mía…… así, muy bien….. Ahora síganme….. muy bien, vamos todos juntos….. ven ese santuario…. Ese lugar es una de las entradas a los archivos… le llamamos Santuario Celestial…… Aquí vienen muchos seres de diferentes lugares a estudiar la historia del universo… sean respetuosos…..

-Wou… que lugar tan fantástico dijo Wren…. Es extraordinario…..

-Sí, es increíble dijeron los demás….

-Silencio muchachos…. Vengan por aquí…. Y entraron en una especie de habitación que parecía estar a media luz, donde todas sus paredes, el techo y el piso eran cristalinas, como de cuarzo transparente. Zoltan pidió silencio y dijo en voz alta…..

-Queremos conocer la historia de Ansk el Dromkita, justo desde el momento en que su padre Anuk le asigno la misión de ir a la Tierra a buscar oro….. Y de pronto, la habitación recobró vida y todos pudieron sentir y ver como espectadores directos el palacio real de Dromk, donde el rey Anuk decía…..

-Ansk, tú eres mi hijo primogénito y uno de los Dromkitas más notables del planeta. Tu inteligencia, tu ingenio y conocimiento te destacan por sobre todos tus hermanos. Es por eso que he decidido que seas tú quien comande esta misión de prospección minera a ese pequeño planeta acuático que nuestros astrónomos han encontrado en la galaxia, al final de uno de los brazos de nuestra constelación de Orión, que al parecer tiene reservas importantes de oro. Sé que te pido algo que requiere muchos sacrificios y que no está exenta de riesgos. Pero como sabes hijo mío, esta misión es de vital importancia para la continuidad de la vida en nuestro planeta. El oro ya no existe aquí y en general es muy escaso en la galaxia y lo necesitamos para revertir el colapso medioambiental que estamos sufriendo.

-Si padre, tengo absoluta claridad de la magnitud del problema y no te defraudaré, dijo Ansk.

-Bueno hijo, dame un abrazo de despedida y vete ya….. Te esperan en la rampla de lanzamiento para que abordes el Alnitak que los llevará hasta allá. Ansk lo abrazo y le dijo….

-Bien padre, adiós, te amo mucho en verdad y espero que nos veamos pronto….. Ansk salió del palacio, donde lo esperaba un pequeño vehículo volador que lo llevó a la rampla del espaciopuerto para tomar la nave de enlace que lo llevaría al enorme Alnitak que se encontraba en órbita alrededor de Dromk, en el que viajarían finalmente a ese lejano planeta.

-Zoltan, Zoltan, dijo Lauren, estos Dromkitas son prácticamente iguales a nosotros, sólo que más altos, más fuertes y más bellos. ¡Y qué ojos! Son de un azul intenso, nunca había vistos ojos así.

-Si Lauren, respondió Zoltan, recuerda que ellos nos hicieron a su imagen y semejanza. Y ahora presta atención a lo que nos dicen los archivos Akashicos.

-Bien Zoltan, discúlpame por favor.

Mientras cubría el corto trayecto desde el espaciopuerto al Alnitak, Ansk miraba por la enorme ventanilla de la nave, su hermoso planeta. Y pensó para sí ¡Qué grandeza! Y ahora me voy a un lejano mundo, enano comparado con Dromk que se encuentra al borde de la galaxia, casi cayéndose de ella. Mientras tanto, mi hermano Anskut, Enlil en lengua sumeria, se quedará con mi padre y, si alguna vez tuve una remota opción a ser el heredero al trono, éste se encargará de que no lo sea nunca.

En Dromk, hacía mucho tiempo que el poder se concentraba en una sola persona, el Rey, quien tenía poderes absolutos sobre toda la población del planeta. Su sistema de sucesión al poder era complejo, por cuanto podían acceder a él, en primer lugar, el hijo varón, fuera primogénito o no, nacido de hermana o hermanastra del soberano la que era su esposa oficial, pero siempre en orden descendente. Si no había un candidato por esa vía, debía acceder el hijo primogénito nacido de una concubina. Y este era el caso Ansk. Él era el primogénito, pero su madre era una concubina del rey y no su esposa, título al que sólo podía acceder la hermana o la hermanastra de éste. Aunque su padre sentía un gran amor por él y una profunda admiración por su inteligencia y genio, no podía saltarse la reglas, así como así. Anskut, en cambio, era el hijo de la esposa del rey, conocida como la gran señora, Katania.  

-Comandante, interrumpió Zenika, ya nos hemos acoplado al Alnitak, puede Ud. abordar.

-Gracias Zenika.

Por su parte, en el Alnitak le aguardaba su primer oficial, Kanit quien le dio la bienvenida y le dijo….

-Comandante, estamos listos para iniciar el viaje. Su hermana Kusit ya se encuentran a bordo y todos están en sus puestos.

-Bien Kanit, vámonos ya.

-El Alnitak encendió sus motores electromagnéticos y al cabo de un par de minutos, un pliegue espacio temporal comenzó a generarse hasta que la abertura de un agujero de gusano era completamente visible en las pantallas de la cabina de comando de la astronave. De pronto el Alnitak fue absorbido por el agujero a una velocidad vertiginosa, pero esto no parecía afectar a ninguno de los tripulantes de la nave mientras ésta viajaba hacia su destino. Al cabo de unas 12 horas terrestres, la abertura de salida del agujero de gusano se hizo visible y la nave salió de éste, disminuyendo su velocidad.

-Comandante, ya estamos muy próximos al sistema planetario de destino.

-Kanit reduzca la velocidad, quiero que hagamos una exploración inicial de todo este sistema para cartografiarlo y hacer un levantamiento detallado de cada uno de sus planetas. Además quiero que deje aquí la primera sonda de comunicaciones que nos permita establecer comunicación con Dromk y repita esta maniobra en cada planeta para ir creando toda la red de comunicaciones que necesitaremos para comunicarnos desde ese planeta, al que creo que llamaré Akua, con el nuestro.

-Bien mi Comandante, dijo Kanit.

Y Así, a medida que avanzaban, se encontraron al primer planeta exterior del sistema solar, conocido actualmente como Plutón, que más que un planeta parecía un gran peñasco redondeado, pero era el primer cuerpo celeste de proporciones que se encontraron una vez que salieron del agujero de gusano, el que además poseía 4 satélites naturales, tan pequeños como el mismo. Y lo catalogaron cómo el planeta exterior N° 1.

El siguiente planeta que se encontraron fue Neptuno y sus 13 lunas, al que catalogaron como el planeta exterior N° 2, y luego fue Urano con el número de planeta exterior N° 3 el que tenía 27 satélites naturales girando en torno a él. Con Saturno como el N° 4, fastuoso, con sus enormes anillos y sus 200 lunas a su alrededor y, finalmente, Júpiter como el N° 5 con sus tenues anillos, sus 64 lunas y catalogado como el último de los planetas exteriores. Al pasar Júpiter en dirección al sol se encontraron con el cinturón de asteroides, quizás un antiguo planeta destruido por una colisión celestial que separa a los planetas exteriores de los planetas interiores, siendo el primero de éstos últimos, Marte que cuenta con 2 lunas y fue catalogado como el planeta N° 6, hasta que por último, apareció el planeta N° 7, la Tierra con su enorme luna o mejor dicho Akua, como la llamó Ansk, su destino final. En cuanto al resto de los planetas más cercanos al sol, Venus y Mercurio, ya habría tiempo para estudiarlos más de cerca. Ahora había que concentrarse en la misión.

El Alnitak quedó en órbita alrededor de la Tierra y Ansk ordenó desplegar una estación espacial modular para 5 ocupantes, desde donde se controlaría en el futuro, todo el tráfico áereo-espacial hacia y desde Akua de las naves de carga y abastecimiento Dromkitas.

Una vez terminado todo el levantamiento cartográfico de Akua, Ansk, Kusit y el resto del equipo decidieron asentarse en el lugar que ofrecía las mejores condiciones para hacer de su estancia una agradable experiencia y, que además, estuviera cerca de donde se harían las extracciones del oro. El lugar elegido fue la región de Oriente Medio, donde 4 grandes ríos se unían en un solo brazo que desembocaba en el mar. El lugar era perfecto y Ansk lo bautizó como “Idikina” que significa 4 ríos.

-Kanit, ordenó Ansk, dirige el Alnitak a la región que hemos elegido y hazlo descender hasta que se asiente en tierra firme.

-Si mi comandante, de inmediato.

Una vez que el enorme Alnitak se encontraba ya en tierra firme, Ansk y su equipo, comenzaron con las labores de descarga, actividad que duro varios días. Lo más pesado fue el armado de la máquina que se utilizaría para la extracción del oro en el mar, la que había sido diseñada por el mismo Ansk. Al cabo de 2 semanas todo estaba dispuesto y Ansk, dirigiéndose a todos sus compañeros astronautas, les dijo en tono solemne:

-Dromkitas, el futuro de nuestro planeta está en nuestras manos. El esfuerzo, la preparación y el sacrifico que hemos hecho para estar hoy aquí, tan lejos de nuestro planeta y de nuestros seres queridos, serán recompensados en el futuro con el placer de saber que hemos salvado a los nuestros, de que hemos hecho algo que muy pocos son capaces de hacer, de que en realidad somos verdaderos héroes que estamos dispuestos a darlo todo para que otros puedan sobrevivir. Mis queridos hermanos, es para mí un orgullo y un privilegio estar aquí con ustedes, compartiendo tan grande misión. Pido al Dios creador de todo lo existente que nos bendiga, nos proteja y nos ayude a tener éxito en esta empresa. Y por este acto, en el que están puestas todas las esperanzas de Dromk y las nuestras, doy inicio a las labores de extracción de tan vital elemento, ¡¡el Oro de Akua!!.

Y acto seguido, apretó el botón que ponía a funcionar su extraordinaria invención. El encendido produjo un enorme ruido al comenzar a absorber el agua de mar que debía pasar por unas enormes toberas que la canalizaban hacia unos estanques centrales donde se producía, mediante procesos químicos y eléctricos, la separación de toda esa agua en los elementos primarios contenidos en ella. Así, miles de miles de millones de litros de agua comenzaron a pasar por su artilugio y los primeros gramos de varios metales, entre ellos, el tan ansiado oro, comenzaron a aparecer. La felicidad y la satisfacción estaban dibujadas en las caras de todos. La máquina de Ansk, requería el trabajo coordinado de 7 trabajadores para hacerla funcionar y lograr el máximo de eficiencia y lo hacían en turnos de 8 horas, dejándose la noche para descansar.

Si bien la máquina diseñada por Ansk funcionaba a las mil maravillas, al cabo de 75 días de trabajo, la cantidad de oro recogida no superaba los 271,2 manás (137 Kilos) y esta situación tenía muy preocupados a todos, especialmente a Ansk, quien decidió subir a la estación espacial en órbita y comunicarse con su padre, Anuk.

Una vez establecida la comunicación mediante la abertura de un mini agujero de gusano, utilizando las sondas espaciales esparcidas en los distintos planetas del sistema planetario de Akua, Ansk le contó a su padre todos los pormenores del viaje y que después de un tiempo, 75 días de Akua no habían logrado mucho. Ansk pidió a su padre que se iniciara la construcción en Dromk de otra máquina de extracción y que enviaría al Alnitak para recogerla y traerla de vuelta a Akua. También le pidió materiales, equipos y más personal para poder extender su permanencia en el planeta y aumentar los turnos de extracción del mineral. A todos sus pedidos accedió su padre, el rey de Dromk.

-Comandante Ansk, el Alnitak está preparado y listo para partir. En el vuelven 5 de nuestros compañeros y llevan un cargamento de 475,2 Manás de oro. El equivalente a 240 kilos.

-Gracias Kanit. Da la orden de despegue.

-Si Comandante y quiero aprovechar de recordarle mi señor, que la nave no podrá regresar hasta por lo menos dentro de unos 2.500 años de Akua aproximadamente, ni podremos comunicarnos con Dromk.

-Sí, lo sé Kanit. Nuestro sol, Mintaka, hace una fuerte interferencia en la generación de agujeros de gusanos cuando nuestro planeta se acerca a él en esta época. Pero Kanit ¿Qué son 2.500 años de Akua comparados con el tiempo de Dromk?

-El equivalente a 8,5 meses de nuestro planeta, mi señor.

-Así es y, mientras tanto, tenemos mucho que hacer……

Efectivamente el tiempo en Dromk era muy diferente al tiempo en Akua. Un día en Dromk era equivalente a 60 días akuarianos. Los Dromkitas eran de por sí muy longevos ya que su ciclo vital en su planeta era muy largo. Además en su planeta crecía un árbol que daba un fruto, de cuyo jugo, se hacía un elixir que los mantenía jóvenes. Y aunque no eran inmortales, su ciclo vital era tan largo, que comparado con el de los humanos, que es mucho más corto, parecía que lo fueran.

Durante los siguientes 2.500 años, 5 meses y 6 días, Ansk y su equipo se dedicaron a la extracción del precioso metal, el oro y realizaron prospecciones mineras en todo el planeta Akua. Construyeron un asentamiento que bautizaron como Eriku, el que sería conocido en lengua sumeria como Eridu, “Hogar en la lejanía”. También desarrollaron cultivos agrícolas con semillas obtenidas en Akua y con algunas otras traídas desde Dromk e hicieron un levantamiento detallado de toda la flora y la fauna planetaria, tanto terrestre como marina. Ansk que era un excelente ingeniero, se dedicó a construir canales y fuentes de agua utilizando los diferentes afluentes de los 4 ríos que había en la región, haciéndolos navegables y creando lugares para el cultivo de aves y peces. Por último, cartografiaron la inmensidad de los cielos vistos desde Akua, con todas sus estrellas y constelaciones. Especial impacto les causó ver desde Akua el esplendor de la constelación de Orión, donde se encontraba su planeta Dromk, con sus hermosas estrellas: Alnitak, Almilan y Mintaka, las que formaban un cinturón celestial, que uniéndolas imaginariamente con otras estrellas de la constelación, se podía dibujar claramente en los cielos la figura de un guerrero en posición de combate.

Los Dromkitas, en su búsqueda constante de oro, encontraron grandes yacimientos en tierra firme, los que debían ser explotados de una manera totalmente diferente a como lo estaban haciendo en el mar. El oro se encontraba bajo tierra, mezclado con otros minerales y, por tanto, era necesario desarrollar una nueva tecnología para extraerlo, tecnología en la que Ansk ya estaba trabajando. Entre los yacimientos que encontraron, destacaban los de África del sur, los de Sud América en lugares que se conocieron como Colombia, Perú y Bolivia y en América del Norte, en un lugar conocido posteriormente como México. Hasta ese momento habían logrado obtener la cantidad de 8.294.260 manás, el equivalente a 4.188.600 kilos de oro.

-Zoltan, interrumpió nuevamente Lauren, llévanos a Dromk para saber que está sucediendo en el planeta, con el rey y el Alnitak. ¿Por qué no han vuelto aún a Akua?

-Está bien Lauren, pero déjame preguntarle al resto de tus compañeros… ¿Están todos de acuerdo muchachos? preguntó Zoltan

-Sí, preguntemos por lo que está pasando allá, contestaron.

-De acuerdo. Y Zoltan transmitió la solicitud de los muchachos a los archivos Akashicos e inmediatamente se encontraron en el palacio del rey de Dromk, donde se estaba desarrollando una reunión con sus ministros y consejeros.

-Mi señor, decía uno de sus ministros, en representación de todos los miembros del consejo, queremos sugerirle que la misión de búsqueda y extracción de oro, en ese lejano planeta, sea comandada por su hijo Anskut que es el legítimo heredero al trono, además de ser un excelente administrador. Ansk, si bien es un dromkita brillante, no se ve bien a los ojos del pueblo de Dromk que sea él quien dirija tan importante empresa.

-Zoltan, ¿Qué está pasando? Preguntó Koken

-Están presionando al rey Anuk para que haga un cambio en la conducción del proyecto en Akua. Quieren que sea Anskut y no Ansk quien dirija la misión.

Al término de la reunión, el rey se retiró a sus habitaciones a reflexionar para tomar una decisión con respecto a la sugerencia que le diera el consejo. Mientras estaba en ello, su esposa Katania se acercó y le preguntó…..

-Dime mi rey, ¿Qué te tiene tan pensativo y preocupado? Y el rey le contó lo sucedido. Katania en un tono persuasivo y sugerente le dijo…..

-Mi amado Anuk, creo que tu consejo de ministros tiene razón. Sería muy acertado tomar su sugerencia. Ten en cuenta que el pueblo está muy inquieto con toda esta situación medio ambiental que nos aqueja y necesita resultados. Anskut es muy querido y admirado y los progresos de Ansk han sido, hasta aquí, bastante pobres. 475,2 manás de ese mineral no es mucho ¿Verdad?… Recuerda que el prometió oro en abundancia y en muy poco tiempo. Tus adversarios están deseosos de verte caer y fracasar. Anskut en tanto, posee la fuerza y la confianza necesarias para darle un giro mucho más favorable a ésta empresa y darle prestigio y solvencia a tu reinado.

-Así es mi querida Katania. Una vez más tienes razón. Tu lucidez, como siempre, me impresiona. Seguiré tu consejo.

-Anuk sabía que su esposa y el consejo tenían razón, pero él sentía un profundo amor por su hijo Ansk y hacer el cambio propuesto no iba a ser aceptado de buena gana por éste. Anuk no quería defraudarlo. Así que urdió un plan que le permitiera salvar la situación y fuera equitativo para todos.

-Ikmin, llamó Anuk… Y su chambelán apareció de inmediato.

-Si mi señor Anuk….

-Ikmin, ¿Se han restablecido ya las comunicaciones con mi hijo Ansk?

-Sí me señor, así me lo han confirmado del centro de comando estelar.

-Entonces Ikmin, consigue que me comuniquen con él a la brevedad.

-Lo que Ud. ordene mi señor.

-Comandante, las comunicaciones con Dromk ya se encuentran operativas y el rey, su padre, le ha enviado un mensaje, le indicó Kanit.

-Gracias Kanit, pásame el mensaje.

Ansk se dirigió a sus aposentos donde tenía un pequeño centro de comunicaciones que le permitía enlazarse con la estación espacial que orbitaba Akua, la que a su vez le hacía el puente por el mini agujero de gusano que generaban utilizando las sondas espaciales dejadas en el camino para comunicar ambos planetas.

El mensaje de su padre era escueto y decía que muy pronto vendría él y su hermano Anskut a traerle los materiales, equipos y el personal que le había solicitado para facilitar las extracciones de oro.

-Qué raro que venga mi padre y mi hermano se dijo a sí mismo…. Eso no es habitual…. El rey no suele dejar su reinado…. Y mi hermano….. ¿A qué viene?… El es un príncipe y además el heredero al trono…. Aquí pasa algo extraño… esto es inusual…. Me temo que algo está pasando.

Y Ansk contestó a su padre Anuk, agradeciéndole por la visita y que le estarían esperando para recibirlo con todos los honores que un rey de Dromk merece y que tenían un buen cargamento de oro para enviar a casa.

Al cabo de unos días, el Alnitak se posaba en Eriku. El rey, el príncipe Anskut y todos los que los acompañaban recibieron una calurosa bienvenida de parte de sus súbditos en las tierras lejanas de Akua. Después de los honores y del banquete de recepción, Anuk se retiró con sus hijos a un pequeño jardín construido por Ansk, donde la belleza, la armonía y el buen gusto se hacían presentes en la combinación de flores, cursos de agua, árboles, arbustos y aves de variados colores.

-¡Bonito lugar te has hecho aquí, Ansk! ¡Realmente hermoso! exclamó su padre.

-Así es, hemos hecho lo posible por hacernos la vida más agradable, respondió Kusit adelantándose a Ansk.

-Y dime hijo… ¿Cómo va la extracción del oro?

-Pues no ha sido fácil. La tarea ha sido mucho más difícil de lo que pensaba. Aún cuando existe mucho oro disuelto en las aguas del mar de Akua, su concentración es baja y requiere mucho trabajo obtener tan preciado mineral. Hemos hecho prospección minera en tierra firme y hemos encontrado algunos yacimientos bastante prometedores, sobre todo en el hemisferio sur del planeta, en la región que hemos denominado abzukit (conocida como el Abzu en legua sumeria), ya que se encuentra muy al sur, casi al final de un gran continente que se encuentra al sur oeste de aquí. Y debo confesarte que he estado pensando y diseñando la tecnología necesaria para poder extraerlo. La ventaja de estos yacimientos es que el oro se encuentra muy concentrado y puedes acceder a grandes cantidades en muy poco espacio, las desventajas son que se encuentran bajo tierra, para lo cual se requerirá de maquinaria especializada y está combinado con otros materiales, por lo que también se necesitará de plantas especiales de procesamiento. Pero como te dije en mi comunicación, hemos logrado extraer 8.294.260 manás para que puedas llevar a Dromk. Sé que es casi nada comparado con lo que se necesita, pero hasta hace poco no teníamos nada….. Y a propósito… ¿Trajiste la nueva máquina de extracción marina que te pedí?

-No, no la construimos…. Y de eso precisamente quiero hablarles, dijo muy serio Anuk, haciendo sentir su posición de rey de Dromk donde su mandato y su poder llega a todos, incluidos sus hijos… El hubiera querido hablar a solas con Ansk, pero eso lo hubiera hecho aparecer como un soberano débil que tiene que dar explicaciones acerca de sus decisiones y acciones. No, eso no era posible, de hecho era intransable.

-Ansk, Anskut, Kusit, quiero comunicarles que he tomado las siguientes decisiones:

-Las necesidades de Dromk son urgentes y no podemos perder tiempo ni recursos. Debemos actuar y acelerar la extracción del oro, elemento vital para nuestra sobrevivencia. Los dromkitas están temerosos de lo que esta crisis ambiental les pueda traer y necesitan resultados. Para ello montaremos una operación a gran escala, para lo cual será necesario complementar las habilidades de administración de Anskut, las del científico brillante que eres tu Ansk y el gran aporte de Kusit, que será la encargada de poner mesura en las discusiones y buscar los puntos de encuentro en los desencuentros que seguro tendrán uds. dos durante el desarrollo de esta empresa.

Anskut, será el responsable frente a mí, de llevar a cabo con éxito este proyecto y delego el poder en él sobre todos los dromkitas y asuntos de este planeta y serás conocido como el Señor de la Potestad. Ansk, tendrá absoluto poder en todos los asuntos concernientes a las cuestiones mineras y científicas de la misión y será conocido como el señor de Ki, y Kusit, seguirá en sus funciones de oficial médico y formará parte del consejo que regirá los destinos de este planeta y de la misión encomendada.

-Ansk…. He dispuesto que en el próximo viaje se vengan tu esposa Damkinat y tu hijo Mardukit.

-Anskut, Kusit, vuestro hijo Ninurtk también se vendrá a este planeta que a partir de ahora será llamado KI que significa Tierra, porque es en esta tierra que cambiaremos los destinos de nuestro mundo.

-También he traído conmigo a 1.130 dromkitas que se quedarán con Uds. para desarrollar todas las labores requeridas, además de maquinarias, equipos, alimentos, insumos médicos y demás elementos necesarios para su estancia. ¡Y por supuesto! les he traído también varios ejemplares de nuestro árbol de la vida para que puedan preparar el elixir de la juventud.

-Eriku, será el poblado de Ansk por siempre ya que fue el primer asentamiento dromkita en este planeta. También le será dado, bajo su dominio, todo ese continente del cual nos ha dicho que existe al sur oeste de aquí y se hará cargo de desarrollar la nueva tecnología minera para extraer el oro desde las entrañas de esta tierra y será el encargado de controlar todas las actividades relacionadas con esta función.

-Anskut, se encargará de toda la logística necesaria para llevar los cargamentos de oro a Dromk, construirá la infraestructura para controlar los vuelos espaciales, las comunicaciones y tendrá el poder absoluto sobre todas las entradas y salidas de naves de Dromk desde y hacia Ki. También será el encargado de los cultivos para la provisión de comida y de la construcción de nuevos poblados.

-A Anskut y su descendencia le será asignado todo el territorio de Idikina, con excepción de Eriku que es por derecho propio de Ansk y tendrá potestad en el resto de los territorios de Ki, salvo el continente que ya le asigné a Ansk y su prole.

-Y con este último dictamen doy por terminada la reunión…. Y ahora quiero que me lleven a ver este planeta y me muestres tus hallazgos mineros, Ansk.

-Si padre, contestaron Ansk y Kusit su hermanastra.

Anuk pensaba que con esta repartición hecha del planeta y con el nuevo título entregado a Ansk, como señor de Ki, daría a éste una retribución que tranquilizaría su espíritu, pero se equivocó. Esta decisión no hizo más que provocar aún más, la rabia y la envidia que Ansk sentía por su hermano Anskut.

Mientras se preparaban para llevar a su padre a la gira cultural que les había solicitado, Ansk se decía para sus adentros….

-¿Por qué padre mío le has dado a Anskut el liderazgo de esta misión? Yo que soy el primogénito, yo que soy mucho más inteligente, yo que tengo la audacia para llevar adelante difíciles empresas, yo que tengo mucha más preparación, yo que en tu corazón soy el más amado…. ¿Por qué?…. ¿Por qué has hecho esto?..

Y así fue que dos clanes se establecieron en el planeta Tierra y la rivalidad quedó sellada para siempre entre ellos, rivalidad que sería traspasada en el futuro a los humanos y que marcaría la historia del hombre en la Tierra, rivalidad que se manifestaría en guerras permanentes entre dioses y entre hombres, rivalidad que estaría marcada por ideologías aparentemente antagónicas, pero que han sido siempre complementarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s