Atlantis 2551 – Capítulo XII

Capítulo XII, Misión cumplida

“Cerrar ciclos es dar por terminado etapas en las que hicimos todo lo que teníamos hacer y ya no es necesario permanecer”

Anónimo

Era el amanecer del día viernes 11 de Enero de 2013. Cuatro semanas habían transcurrido desde el inicio del desastre. El general Etienne de la Croix, se encontraba con su Estado Mayor en la sala de comando de Turtmann, mirando en la gran pantalla las imágenes que les llegaban a través del único satélite que no había sucumbido a los embates de las tormentas solares que se habían sucedido, unas tras otras, desde el 12 de diciembre de 2012. La magnitud de los desastres ocurridos al planeta eran sobrecogedores. Todas las ciudades, de todos los países estaban completamente en ruinas y muchas de ellas sumergidas bajo el mar. En suiza ya no había ninguna ciudad, poblado o aldea en pie. Todo estaba hecho pedazos. La fisonomía de los continentes y de muchos países había cambiado totalmente como resultado de los maremotos, los terremotos y las erupciones volcánicas ocurridas. Nuevas tierras habían emergido desde los mares. Lo que se conocía del planeta ya no existía. Las zonas de tierra que no estaban sumergidas estaban completamente secas y no había ninguna señal de vida sobre ellas. Todo estaba muerto sobre la superficie.

Todos los miembros del Estado Mayor se encontraban abrumados por las horrorosas imágenes que estaban contemplando. Prácticamente no había ninguno de ellos que no hubiera perdido a un ser querido en este desastre. La amargura y la pesadumbre eran totales. El General De la Croix, consciente de la situación por la que estaban pasando sus subalternos, pidió hacer un minuto de silencio por todas las vidas humanas perdidas, para luego tomar la palabra y dirigirse a los presentes.

-Mis queridos camaradas y amigos, todo lo que hemos vivido y estamos viviendo es algo que recordaremos durante toda nuestra vida. Las pérdidas han sido enormes y claramente debemos llorar por ellas, hacer el duelo, pero también debo recordarles que todos nosotros tenemos una gran responsabilidad con respecto a todos los refugiados que se encuentran aquí con nosotros y con el futuro de la raza humana. La comunidad de Turtmann es ahora el último reducto de seres humanos conocido y somos los continuadores de la vida en nuestro amado planeta. Tenemos un gran desafío por delante y, por lo mismo, quiero pedirles que dejemos atrás la pesadumbre y nos hagamos conscientes, que a pesar de todo lo sucedido, seguimos vivos y tenemos todo lo necesario, no sólo para sobrevivir a esta catástrofe, sino que también para prosperar y el día de mañana, cuando sea el tiempo, salir a la superficie y repoblar nuestro planeta, llenándolo de vida.

-Lo que ya pasó no lo podemos cambiar, pero si podemos crear nuestro futuro y esa debe ser nuestra consigna. No será fácil, lo sé, pero juntos, está muy claro para mí que podremos lograrlo. ¡Por nosotros y nuestro futuro juntos! ¡Así sea hecho!.

-¡Así sea hecho! vitorearon todos juntos, ¡Así sea hecho!

La familia Oversen, así como todos los refugiados de Turtmann, se encontraban ya más calmados, puesto que se estaban acostumbrando a las recurrentes réplicas telúricas que se producían desde que habían llegado al refugio y a la seguridad que les proporcionaba el hecho, que éste, había demostrado ser muy sólido y resistente, a pesar de todos los embates de la naturaleza con que ésta lo había desafiado.

Ulrich y Helga, junto a sus hijos habían terminado de cenar. Andreas y Christel se preparaban para ir a la cama a dormir. Helga lavaba los platos mientras Ulrich los secaba. Estaban en eso cuando Ulrich le dice a Helga…

…-Helga, nunca pude contarte el sueño que tuve la noche previa a toda esta odisea, ¿Recuerdas?

-Si, algo me recuerdo que querías contarme de ese sueño, pero ya estabas muy atrasado para llevar a los chicos al colegio.

-Así fue Helga. El punto es que cuando llegamos a este refugio, al departamento que nos asignaron y estábamos agotados de tanto terremoto, nos acurrucamos lo cuatro juntos sobre la cama, en la que ahora es la nuestra y nos quedamos profundamente dormidos…

…-Sí, ¿y que?

-Bueno que mientras dormíamos, volví a tener otro sueño, que fue como la continuación del primero y tampoco he tenido la oportunidad de poder compartirlo contigo.

-Ok mi amor, dale, qué soñaste, señaló Helga con cierta condescendencia.

-Soñé con un descendiente nuestro que se llamaba Zoltan y que vivía algo así como 500 años en el futuro, en un lugar que se llamaba Atlantis. El era un profesor de telepatía y le relataba a sus estudiantes cómo y por qué había ocurrido el fin de nuestro mundo, además de todas las peripecias que otro descendiente nuestro, un tal Ivo Oversen vivió en la comunidad de un refugio subterráneo que estaba en la localidad de Turtmann, antes que se construyera la ciudad de Atlantis que te mencioné… ¡Mira que casualidad!

-Lo increíble de ese sueño Helga, es que fue premonitorio, porque lo tuve en la madrugada del día en que ocurrió el desastre.

-¡Bah!, pero Ulrich, me cuesta pensar que un científico como tú pueda creer en premoniciones, cuando sabes que eso no existe. Fue sólo una coincidencia.

-No mi querida Helga, yo también pensaba como tú, pero ese 12 de diciembre cuando todo comenzó a ocurrir esa mañana en la que me dirigía a la Universidad Ginebra, no pude dejar de pensar, a medida que iban transcurriendo los hechos, que mi sueño se estaba haciendo realidad. Esa comunidad de la que te estoy hablando y que aparecía en mi sueño es precisamente esta misma comunidad con la que estamos ahora en este refugio de Turtmann. Eso no fue, ni es una coincidencia. Tengo una profunda convicción acerca de que lo que soñé es absolutamente real.

-Y me quedó totalmente claro que los descendientes de nuestra familia tendrán un rol fundamental en la construcción del nuevo mundo en la tierra y crearán una nueva sociedad, que según lo que recuerdo de mi sueño, será una sociedad en la que todos los seres humanos tendrán un gran poder mental que los hará muy poderosos, pero que a la vez serán mansos y respetuosos entre ellos y con todos los seres que prosperarán nuevamente en nuestro planeta.

-Por lo tanto Helga, nosotros debemos asegurarnos de que eso ocurra. Puede que no me creas, pero estoy tan convencido de la verdad acerca de lo que he soñado que no puedes dejar de apoyarme en esto. De nuestra familia dependerá el futuro de la humanidad dentro de 400 o 500 años más adelante, estoy muy seguro.

-Bien, bien, Ulrich, te creo, entonces; cuéntame en detalle los dos sueños que tuviste del fin del mundo.

-Gracias Helga.

Y así fue como Ulrich, finalmente le pudo relatar a Helga sus dos sueños y darle el contexto necesario para hacerle entender la importancia del rol de la familia Oversen, en el desenvolvimiento de los hechos que ocurrirían en el futuro.

-Ulrich… ¿Y cómo prepararemos a nuestros hijos, a nuestros nietos y demás generaciones venideras para que asuman ese rol en el futuro? preguntó Helga con cierta preocupación.

-Mi plan Helga, es el siguiente:

  • -Primero, cuando nuestros hijos ya cumplan 14 años, les contaremos mi sueño, específicamente la parte que, de nuestra familia saldrá, por así decirlo, el salvador de la humanidad. El resto de la historia la mantendremos sólo para nosotros. Creo que puede ser confuso contar los detalles acerca de nuestra creación como seres humanos por parte de los alienígenas.
  • -Segundo, creo necesario crear una tradición en nuestra familia, por medio de un juramento solemne, para que la historia de mi sueño sea transmitida de generación en generación y que todos deberán educarse en los temas asociados al desarrollo de nuestra espiritualidad, de los poderes psíquicos y de las enseñanzas místicas y filosóficas antiguas, ya que serán estos conocimientos los que servirán de base para el cambio y desarrollo de la nueva humanidad.
  • Y tercero, haremos recaer la responsabilidad por cumplir este mandato en el hijo mayor de la nueva generación, sea hombre o mujer. Además deberán tener en cuenta que el apellido Oversen no puede perderse, aún cuando no existan hijos varones para perpetuarlo. Si la continuadora de la familia es mujer, deberá hacer lo imposible para que sus hijos mantengan el apellido familiar como línea paterna y así pueda perpetuarse de acuerdo a nuestras costumbres.

¿Que te parece Helga, estás de acuerdo con mi plan?

Bueno, tu eres el físico y el ingeniero, pero… ¿No crees que es mucha la responsabilidad que debe llevar el hijo o hija mayor sobre sus hombros?… ¿En verdad te parece que todo esto sea necesario?… Porque si tu sueño del futuro es cierto… ¿No crees tú que, hagamos lo que hagamos, igualmente nacerá un Ivo Oversen, quien se transformará de todas formas en el salvador de la humanidad, independientemente de lo que hagan sus antecesores? Si ese destino está predeterminado… ¿Qué más da lo que hagamos, cuando igualmente se realizará? ¿No lo crees así Ulrich?

-Si, tienes un punto válido Helga, pero también cabe la posibilidad de que si no hacemos nada, las condiciones necesarias para que esa opción de futuro se materialice, es altamente probable que no ocurra. Aunque mi sueño sea una premonición, no significa que el futuro esté determinado. Yo simplemente creo que éste representa tan sólo una muestra de lo que podría suceder, pero somos nosotros los que con nuestros pensamientos y acciones vamos creando el futuro. Por eso creo necesario llevar adelante mi propuesta de plan.

-Verás Helga, de acuerdo con los conocimientos de la física actual no existe el determinismo, aun cuando las yes de la física establecen relaciones de causa efecto que podrían hacernos pensar que existe un determinismo, la verdad es que no es así. Cuando no sumergimos en los postulados de la física cuántica, la física de las partículas que le dan materialidad al universo, vemos que los fenómenos a ese nivel parecieran ser completamente azorosos, es decir, que el azar es el que determina que algo exista de esa forma o no. Por lo tanto, no existiría un determinismo. También la física cuántica nos demuestra que el observador, por el hecho de observar un fenómeno en estos niveles atómicos y subatómicos, unido a su pensamiento y su consciencia, juega un rol activo y determinante en la forma en que se manifestarán esas partículas a la hora de conformar la materia. Por tanto, si bien no existe un determinismo per se, el hecho de pensar y visualizar algo, puede darle materialidad a ese algo en el futuro porque la mente puede alterar la materia. Un ejemplo claro de esto, es la neuroplasticidad cerebral, en la que se ha demostrado que los pensamientos son capaces de alterar físicamente al cerebro, así como también, el cerebro cuando tiene una lesión, afecta a los pensamientos. La premonición de ver un hecho futuro específico es sólo una posibilidad de entre muchas otras que podrían darse en ese futuro, porque en el «mundo cuántico» todo está en potencia de ser. Ese espacio, por decirlo así, está lleno de infinitas posibilidades u opciones posibles de Ser, que para que puedan Ser, para que se puedan materializar, es necesario actuar con nuestra consciencia, con nuestros pensamientos y con nuestras acciones de manera permanente en el tiempo, hasta que el «milagro» de su materialización o manifestación se hace un hecho real y tangible.

-¡Vaya Ulrich!, dijo muy sorprendida Helga, pero que profundo y difícil es lo que me acabas de decir. Te desconozco. Yo pensé que ustedes los físicos tenían cerebros cuadrados, donde sólo les cabe el 2+2 = 4. Nunca imaginé que podrías llegar a conceptualizar y decir algo como lo que me acabas de decir. Después de esta declaración, creo que no me queda otra que aceptar tu propuesta.

-¡Muy bien mi amor! En verdad gracias por apoyarme. Por eso te amo, dijo Ulrich conmovido por las palabras de su esposa.

Así fue que durante los primeros cuatro meses, los militares fueron los encargados de administrar y hacer funcionar todos los servicios necesarios para vivir en Turtmann. Una vez finalizado ese período, en que afortunadamente ya habían cesado los grandes movimientos sísmicos y sólo se mantenían réplicas de poca intensidad, no mayores a los 5 grados Richter y de no más de 15 o 20 segundos de duración, los refugiados y, como parte del plan diseñado por el general De la Croix, comenzaron a incorporarse en la realización de las labores que hasta ese momento habían estado ejecutando los uniformados.

Las asignaciones a las labores propias de la manutención del refugio, se hicieron en base a los conocimientos, experiencias y preferencias de los miembros de la comunidad. Así fue que Ulrich pasó a formar parte del equipo del área de Ingeniería, área que era la encargada de velar por el suministro del agua y la energía. La provisión de energía era bastante compleja y peligrosa, ya que ésta era generada principalmente por medio de dos reactores atómicos que requerían de un permanente control y mantenimiento, además de un personal altamente competente, para el cual Ulrich estaba más que calificado, ya que él era físico e investigador en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

Helga por su parte, fue asignada al área de la Educación y las Artes. Ella, en su calidad de historiadora del arte y quien ocupara el cargo de subdirectora del museo de Ariana, calificó perfectamente para desempeñarse como directora a cargo del desarrollo de las habilidades artísticas de los jóvenes y adultos y, aunque que muchos consideraban que éstas no eran necesarias para la supervivencia de la comunidad de Turtmann, con el tiempo, demostraron ser esenciales para el mantenimiento de la cordura y el buen ánimo de sus habitantes.

Helga además, entendiendo la importancia que tendrían sus descendientes en la creación y desarrollo de la futura sociedad de la mente y, considerando el plan formulado por su esposo Ulrich, influyó decisivamente para que se creara dentro del currículo de los estudiantes; dos asignaturas electivas, denominadas «Historia de las ciencias y filosofías antiguas» y «Desarrollo de la parasicología en las culturas de la antiguedad». Así, de forma velada, le permitiría a la dinastía Oversen, hacerse cargo de estudiar e impartir estas asignaturas en Turtmann, así como también, darle sustento en el tiempo al objetivo de largo plazo de «salvar a la raza humana».

Y así fueron pasando los años, los que por supuesto no estuvieron excentos de tensiones y crisis de poder propias de las relaciones entre personas, las que se hacían más frecuentes, debido a las condiciones producidas por el confinamiento y encierro a las que estaban sometidas en el refugio de Turtmann, pero que afortunadamente y gracias al liderazgo y dirección del general De la Croix, se superaban con rapidez.

Cuando Andreas, hijo de Ulrich y Helga, cumplió los 14 años, procedieron a contarle los sueños premonitorios que había tenido su padre, con la idea de informarle y hacerle entender la importancia de su misión en el nuevo rol que debería ejercer a partir de ese momento, culminando con el juramento solemne de ser el guardián y continuador de una tradición familiar que debería ser transmitida de generación en generación, en la que además tendrían que educarse en todos los temas asociados al desarrollo espiritual, los poderes psíquicos y las enseñanzas místicas y filosóficas antiguas.

Trece generaciones pasaron desde los días de Ulrich hasta el nacimiento de Ivo: Andreas, Erik, Liam, Lino, Milo, Lukas, Loan, Anouk, Yorick, Christel, Ulrich y Cornelio.

Helga falleció en el año 2054, un año antes que Ulrich, a la edad de 73 años y Ulrich lo hizo a los 76 años. Para la comunidad del refugio de Turtmann fueron pérdidas dolorosas, pero ambos partieron con la misión cumplida. Ulrich pudo perpetuar sus conocimientos de la física y la energía nuclear a través de varios discípulos, entre ellos su amada hija Christel. Helga tuvo una reconocida trayectoria en la educación de los habitantes de la comunidad y en el establecimiento del estudio de lo antiguo y lo sagrado, temas que serían cruciales para Ivo Oversen en el futuro.

El general Etienne de la Croix, el artífice y ejecutor de la operación Ziusudra, que permitió salvar a una pequeña porción de la humanidad de la gran hecatombe ocurrida en el año 2012, falleció a los 84 años de edad, 22 años después de ingresar a su querida «Cueva», el refugio de Turtmann. Su muerte fue una gran pérdida. El era un líder nato al que siempre le animó servir a los demás, proteger la vida humana y lograr que ésta pudiese prosperar en el futuro. El general De la Croix, fue el creador y presidente del Consejo de Turtmann hasta su muerte, el equipo de personas que debía dirigir los destinos de la comunidad. Lo sucedió en el cargo, su querido coronel y gran amigo Maximiliam Linz Meyer. Aún se recuerda su memoria con una escultura de cuerpo entero, hecha de cera, que se exhibe en el museo histórico de Atlantis.

Ivo Oversen, fue un trabajador incansable cuyo norte siempre fue construir un mundo y un universo mejor. «Y vaya que sí lo hizo». El logró transformar completamente a la sociedad humana que vivía en el refugio Turtmann, convirtiéndola en una nueva comunidad de súper hombres, capaces de hacer cosas increíbles. El desarrolló e hizo práctico el concepto del entrelazamiento cuántico, el cual utilizó para cambiar la forma de alimentarse de los seres humanos convirtiéndolos en transformadores de la energía solar en energía química modificando su glándula pineal. Lo utilizó para desarrollar la habilidad telepática, la que enseño a todos y logró con el trabajo conjunto de los miembros de la comunidad de Turtmann y Brasil, recuperar el campo magnético de la Tierra para protegerla de la radiación solar, recuperar la capa ozono para proteger la vida y recuperar y expandir la vida sobre la superficie y los mares de nuestro planeta. Gracias al entrelazamiento cuántico pudo conectarse con los Archivos Akashicos y extender dicha conexión a todos sus congéneres para conocer la historia del Universo. Desarrolló, primero en él, y enseñó después a muchos de sus hermanos humanos en la Escuela Oversen que el fundó, las técnicas de la levitación, de la proyección de la consciencia, la telekinesis, la psicometría, la percepción extrasensorial, la precognición, la clarividencia y la habilidad de manipular la materia a voluntad para crear cualquier cosa que se pudiera necesitar sin dañar a la naturaleza. Enseño a todos que el universo es una plétora de vida, la que se manifiesta de muchas maneras, en diferentes planetas y planos o dimensiones de existencia y es de variadas complejidades según su naturaleza. Nos enseñó que cada ser tiene su razón de ser y que debe ser respetado. Qué con todos ellos podemos comunicarnos y ayudarnos mutuamente a prosperar y evolucionar para el engrandecimiento de la creación. Ivo les enseño a todos que la muerte no existe. Sólo se trata de una transición, de la que pasamos de un estado a otro, de una dimensión a otra. Dijo que la vida era un continuo que jamás se detiene y que todo y todos estamos conectados, comunicados, entrelazados por siempre, porque toda la creación se origina y se desarrolla en el Uno. Nada está separado. La separatividad no es más que una ilusión. Sólo la fuerza del Amor es la que hace posible la creación.

Toda la maravillosa transformación de la humanidad le tomó a Ivo y las comunidades de Turtmann y Brasil unos 23 años de trabajo aproximadamente, la que luego continuó desarrollándose y prosperando en el tiempo con la participación de todos. Cuando las personas pudieron salir a la superficie y hacer proliferar la vida, Ivo y un equipo de 50 compañeros iniciaron la construcción de la ciudad de Atlantis usando el poder de sus mentes. La obra les quedó extremadamente hermosa. La construyeron a las Orilla de lago Léman, en una localidad que antes de ser destruida en el año 2012 se llamaba Port Valais.

Poco a poco la comunidad fue creciendo en número de personas, gracias a los nuevos nacimientos, que con mucha ilusión y alegría se iban produciendo. Con el tiempo, otros tres pequeños poblados fueron levantados en los territorios de lo que había sido la antigua ciudad de Ginebra, todos ellos en los alrededores del lago Léman. Éstas mini ciudades fueron bautizadas como «Prosperidad», «Nueva Ginebra» y «Puerto Horizonte». En Brasil, donde se encontraba la otra comunidad que logró sobrevivir al desastre, también se construyeron un par de ciudadelas utilizando los poderes la mente. Una de ellas fue «Nueva Esperanza» y la otra, «Fenix», en recuerdo al ave que según antiguos textos egipcios, era única en su especie, la cuál moría quemándose y renacía a la vida desde sus propias cenizas.

Otro hecho muy relevante en la vida de Ivo, fue el reencuentro que tuvo con Anks y Kusit, los dromkitas creadores del hombre. Ellos habían prometido volver y así lo hicieron en el año 2137 D.C. pero el mundo ya había sufrido su gran hecatombe y de acuerdo a los escaneos realizados desde la nave espacial en la que vinieron y de las exploraciones áreas y terrestres efectuadas, finalmente, ningún vestigio de vida pudieron encontrar, situación que los impulsó a tomar la decisión de regresar a su planeta. Su partida fue muy dolorosa para estos dos hermanos dromkitas. Todo su trabajo de miles de años se había perdido. Todos los enfrentamientos librados en contra de su hermano Anskut para salvar al hombre de la destrucción, fueron en vano. Ya no quedaba nada, sólo aceptar el hecho que la vida en el planeta Tierra había desaparecido, que ya no había civilización humana con la cual contactar, todo era muerte y destrucción.

En los Archivos Akashicos podemos encontrar los detalles de este reencuentro entre Ivo, Ansk y Kusit. Y dice así:

Ivo se encontraba en un profundo estado meditativo, cuando de pronto entabló comunicación telepática con una entidad del mundo astral de nombre Pipírima, quien le manifestó que era necesario cerrar un círculo que llevaba mucho tiempo abierto.

-¿Puedes ser un poco más explícito? pregunto Ivo

-Se trata de los seres que crearon a tu especie en ese planeta en el que vives, hace más de 450.400 años. Ellos tuvieron que regresar a su mundo, Dromk, ya que sus cuerpos físicos no podían seguir soportando, después de tanto tiempo, los efectos nocivos que les producía en su ADN los ciclos vitales terrestres, tan distintos a los de su planeta.

-Pero no entiendo ¿Por qué debemos cerrar el círculo?

-Porque ellos regresaron 125 años después del fin de tu mundo, encontrándose con un planeta sin vida y, su hermosa creación, ustedes, ya no existía.

-Ellos sintieron una gran culpa por esta pérdida, la que todavía perdura en sus almas. Por eso es que tú debes comunicarte con ellos y darles la buena noticia de que la raza humana aún existe, así com también, de los extraordinarios avances que han alcanzado en lo que respecta a su desarrollo espiritual y mental. Ellos lo merecen y así podrán dejar este mundo físico en paz, ya que se encuentran en el ocaso de sus vidas.

Y fue así como Ivo, agradeciendo a Pipírima, decidió establecer contacto con los creadores del hombre: Ansk y Kusit. Como primer paso, proyectó su consciencia hacia la constelación de Orión, focalizándose en la búsqueda del planeta Dromk. Una vez ubicado, inició mentalmente la búsqueda de Ansk. Una vez que logró encontrarlo en su recamara del palacio real de la capital de Dromk, Dingik Lugalak, se recostó mentalmente en la cama de éste y lo observó por una rato…

…Anks, quien ya tenía más de 165 años dromkitas (el ciclo de vida de un dromkita es en promedio de 200 años, equivalentes a 720.000 años terrestres) se encontraba acostado en su lecho, muy enfermo, pues su cuerpo estaba muy deteriorado por los efectos que las condiciones geoplanetarias terrestres le habían infligido después de 450.000 años de permanencia en la Tierra. A pesar de su estado, aún mantenía su porte, su prestancia y su belleza. Tenía una estatura aproximada de 2 metros y 11 centímetros. Sus ojos eran azules y aunque se notaba que ya habían perdido intensidad, su mirada seguía siendo profunda e inquisitiva. Su pelo largo, de un color rojizo canoso, era ondulado y lo mantenía tomado con moño, el que mantenía sujeto con un grueso anillo de oro con incrustaciones de lapizlazuli. La habitación en la que se encontraba tenía unas paredes blancas resplandeciente con variadas pinturas que representaban diferentes escenas de la vida de Ansk. En una aparecía cazando, en otra trabajando en su laboratorio o dando un discurso… en fin, muchas escenas diferentes. La luz de la habitación era tenue y parecía venir desde el interior de las paredes y del cielo raso.

Después de un rato de observar y sentir a Ansk, Ivo decidió hablarle…

…-Hola Ansk, soy Ivo Oversen, un habitante del planeta Tierra.

-Pero, cómo. ¿Qué esta sucediendo? ¿Quién o que es lo que me habla? pregunto Anks sorprendido.

-Como ya te dije, soy Ivo Oversen un ser humano que está estableciendo contacto telepáticamente contigo, es decir; a través de la conexión de mi mente con la tuya.

-Pero… ¿Cómo es esto posible? Yo estuve en tu planeta hace unos 300 años atrás y éste era incapaz de albergar vida y, a pesar que los buscamos, no pudimos encontrar ningún rastro de vuestra existencia Ivo.

-Efectivamente, toda la superficie de nuestro planeta fue destruida y para poder salvarnos, algunos de nosotros pudimos refugiarnos a más de 1.300 metros de profundidad por unos 400 años aproximadamente.

-Pues no sabes cuanta alegría me produce Ivo, el hecho de que el hombre se haya salvado, que siga existiendo y puedan realizar prodigios como el que tú puedas comunicarte conmigo de esta manera. Es maravilloso. Kusit estará encantada de saber esto.

-Anks, si tu quieres puedo establecer contacto con ella al mismo tiempo que contigo y tener una conversación donde yo pueda compartirles todo lo que nos pasó, todo lo que hemos avanzado, todo lo que hemos crecido como especie. ¿Qué te parece?

-Magnífico, hazlo por favor, dijo Anks con cierta ansiedad.

Kusit, la madre de la humanidad, también se encontraba en un estado de salud muy deteriorado, algo más que Ansk y por las misma razones. Ella, como todos los dromktas, era alta, su pelo era de color castaño, terso y suave, el que mantenía suelto cayéndole hasta sus hombros. Sus ojos eran como el color de la miel, de mirada profunda y cariñosa, tanto así que parecía abrazarte con ellos. La habitación en la que se encontraba, postrada, era muy similar a la de Ansk y estaba siendo cuidada y atendida por una sirvienta de la realeza dromkita.

Cuando Ivo logró establecer la comunicación telepática con ella y con Ansk al mismo tiempo, ambos se pusieron eufóricos y llenos de alegría por saber que sus «hijos humanos» seguían vivos y que habían podido prosperar, de hecho, mucho más que la propia raza dromkita que aún se mantenía con un precario desarrollo espiritual, prevaleciendo en gran parte de su población los bajos instintos que Anskut tanto criticaba a los LU. LUK.

Después de esta primera comunicación, hubo muchas otras, estableciendo una profunda relación de amistad y cercanía entre los tres. Ivo, utilizando sus poderes mentales, pudo mostrarles a Anks y Kusit, las distintas comunidades humanas que comenzaban a desarrollarse nuevamente sobre la superficie del planeta Tierra.

Pero, como todos los seres vivientes cumplimos un cíclo, finalmente les llegó el turno de partir a Ansk y Kusit. Ambos hermanastros, padres de la humanidad pasaron por su transición, dejando la vida física a los pocos años después de su primer contacto con Ivo. Ellos nunca le comentaron a sus congéneres que los humanos se habían salvado. No querían que Anskut, a pesar que también estaba enfermo y era el actual rey de Dromk, en un acto de ira, pudiera tomar represalias haciéndose eco de su profundo odio hacia los humanos. De hecho, cuando Ansk y Kusit regresaron del planeta Tierra a Dromk, después de encontrarlo devastado y sin vida, Anskut estaba feliz y repetía con orgullo y de viva voz que por fin esa abominación creada por sus hermanastros había sido destruída.

Ivo Oversen, el gran transformador, fue un hombre muy querido, respetado y admirado por todos los habitantes del planeta Tierra. Tanto así que es considerado el fundador de una nueva era. El pudo darle a la humanidad una segunda oportunidad, una oportunidad de redimirse como especie, de sobreponerse y mirar al presente y al futuro con la frente en alto, con un sano orgullo y con la certeza de que nunca más se caerá en la ceguera que no permite a lo verdadero manifestarse. Estuvo casado por más de 50 años con Isabella Rossi Martinelli, hermosa joven de origen italiano con la que tuvo dos hijos: Giacomo y Stefano. Ivo pasó por su transición un 23 de noviembre del año 2483 a la edad de 112 años. El continúa comunicándose y aconsejando a muchos de sus hermanos humanos desde la dimensión que se conoce como el mundo astral.

-Y ésta, mis queridos lectores, ha sido la breve historia de nuestros orígenes como especie humana, de nuestro desarrollo y del momento actual en el que nos encontramos. Como dije al inicio, todo comenzó en Atlantis cuando uno de mis estudiantes, Ergon, me imploraba de rodillas que les relatara la historia de nuestro pueblo. 

Atlantis 2551 – Capítulo XI

Capítulo XI – La Creación del Hombre

Ninhursag, la diosa madre (diosa matriz o diosa del utero) está presente,

Dejad a la diosa madre crear al descendiente,

y dejad al hombre llevar la carga de los dioses!

Las diosas madres (diosas matrices o diosas del útero) fueron montadas.

Enki mezcló la arcilla en presencia de Ninhursag

Que se mantuvo recitando un conjuro,

Mientras Enki, se quedaba y presenciaba todo, él le hizo recitar.

Cuando ella hubo terminado su conjuro,

Pellizcó catorce pedazos de arcilla, y puso dos juegos,

Siete pedazos a la derecha, siete a la izquierda.

Entre ellos, ella dejó un ladrillo de fango.

Cuando el décimo mes vino Ninhursag  (la diosa del nacimiento) junto a su personal, abrió la matriz.

Atrahasis, manuscrito firmado y datado por un copista llamado Kasap-aya en tiempos de Ammi-Saduqa que reinó en Acad, Mesopotamia, desde 1946 hasta 1626 AC.

-Zoltan, Zoltan, y ¿Podríamos ver ahora en los archivos Akashicos cómo fue que los dromkitas nos crearon? preguntó Lauren.

-Por supuesto que sí Lauren, de hecho, es lo que iba a proponerles, ya que es importante que sepan la verdad a este respecto… que nuestra creación como seres humanos no fue hecha por estos alienígenas como un acto de bondad o de investigación científica. Fue una decisión política tomada por el círculo interno de poder dromkita en la Tierra para aplacar el descontento, la frustración, la rabia y el desencanto de algunos trabajadores dromkitas que se revelaron contra Anskut y Ansk, decisión que los llevó a crear un esclavo para que hiciera todas las labores que los extraterrestre no querían seguir realizando. Así que dicho esto ¿Vamos allá?

-Síiiiii, dijeron todos muy entusiasmados con la idea.

Y así Zoltan, instó a sus estudiantes a que se tomaran nuevamente de las manos y armonizaran sus mentes con la suya y pidió a los archivos Akashicos que les mostrara todo el proceso de la creación del ser humano, desde sus motivaciones iniciales hasta el resultado final. Hecha la petición, todo el grupo se vio inmerso en los acontecimientos como si estuvieran participando directamente de ellos y, una voz grave y profunda, comenzó el relato, mostrándoles y haciéndoles sentir cada evento al que se hacía referencia. Era una experiencia increíble, fascinante, muy difícil de describir con palabras…

…-El calor al interior de las minas de oro en el Abzukit era sofocante y por momentos se hacía insoportable. El trabajo de extracción del mineral era extenuante y los mineros dromkitas estaban ya hartos de trabajar en esas condiciones, a pesar de toda su tecnología. La situación era insostenible. Y aunque habían manifestado su malestar a Anskut en varias ocasiones, éste no se había hecho cargo realmente de sus reclamos.

-Zoltan, ¡Ufffff!, realmente difícil la situación en la que se encontraba esa gente, dijo Wren. En verdad he podido sentir ese calor y esa angustia que produce estar metido al interior de la tierra sacando el oro.

-Sí, Wren y creo que todos hemos podido vivenciar esas sensaciones que comentas. Eso es lo grandioso de consultar estos archivos, nada se escapa a los hechos que ocurrieron. ¡Es realmente increíble! Siempre me sorprendo.

-Y la voz de los archivos Akashicos continuó… Así fue como en el corazón de estos trabajadores dromkitas comenzó a crecer el descontento, el resentimiento, la rabia y finalmente, se gestó en ellos la idea de amotinarse. Su líder, Kunatok, los reunió a todos un día y decidieron que cuando Anskut hiciera su próxima visita al Abzukit, le tomarían como rehén para exigirle el mejoramiento de sus condiciones de trabajo.

-Anskut en tanto, había dispuesto la construcción de un nuevo asentamiento al norte de Eriduk – el primer asentamiento dromkita en la Tierra construido por Ansk – al que llamó  Kippar, en el cual se desarrollaría posteriormente una extensa zona para los cultivos agrícolas y un hermoso parque al que llamó el “Jardín de Edin”.

-Periódicamente Anskut viajaba a la región del Abzukit para supervisar en directo las operaciones de traslado del oro y otros minerales, donde se refinaban y luego se embarcaban en naves espaciales de enlace que entregaban sus cargamentos a vehículos espaciales ubicados fuera de la atmósfera terrestre, los que estaban preparados para realizar el viaje a Dromk.

-Ansk, por su parte, se había diseñado y construido para sí, y su familia que vino desde Dromk en una de la naves de transporte de oro, un hermoso asentamiento en la región del Abzukit, región que se conoció posteriormente como Kigoli – tierra del oro -. Aquí edificó su palacio, en el que destacaban el uso de la plata, el oro, el lapizlasuli y la madera en una combinación exquisita que le daban una magnificencia inigualable y, por supuesto, construyó también aposentos para los trabajadores, lugares de esparcimiento, edificios para el mantenimiento y reparación de maquinarias, un hospital y su gran laboratorio, donde investigaba, desarrollaba sus ideas y elaboraba nuevas tecnologías. 

-Y era aquí, en el Abzukit, donde habitualmente se reunían periódicamente ambos hermanos en un frío y distante intercambio de palabras, de informes e instrucciones. En su último viaje, Anskut se encontraba con Ansk supervisando un embarque de oro, cuando de pronto fueron rodeados por un grupo de dromkitas armados dirigidos por Kunatok.

-Kunatok, ¿Qué sucede? ¿Qué están haciendo? preguntó Ansk sorprendido.

-Si, ¿Que pretenden? Inquirió a su vez Anskut, con su seño fruncido.

-Compañeros, átenles las manos y llevémoslos a nuestras instalaciones en las minas.

-¡Síiiiiii! ¡Viva Kunatok! Gritaron todos y procedieron a atarlos y llevarlos prácticamente en andas hacia las instalaciones mineras que servirían de calabozo para retenerlos.

-¡Esto lo pagarán muy caro!, gritaba Anskut con la cara roja, llena de rabia y pataleando como un energúmeno. ¡Los haré ejecutar a todos! ¡Ya verán desgraciados!

-Anks en cambio, a diferencia de su hermano, se mantenía calmado, incluso imperturbable, a pesar de la dura situación que estaban viviendo.

-En el intertanto, un gran alboroto se había producido en el puerto espacial de embarque del Abzukit entre los dromkitas que ahí se encontraban como resultado del amotinamiento de Kunatok y sus seguidores, pero pasada la confusión inicial, rápidamente organizaron una misión de rescate y partieron en búsqueda de sus señores, Anskut y Ansk.

-Una vez en las instalaciones de las minas. Ansk tomó la palabra y muy calmadamente preguntó…

…-¿Hermanos, qué sucede? ¿Por qué actúan de esta forma? Kunatok ¿Qué pasa? ¿Por qué esta manera de actuar cuando siempre hemos podido dialogar?…

…-Señores, dijo Kunatok con voz seria y solemne dirigiéndose a todos los presentes… Anskut tu fuiste nominado por tu padre Anuk como el responsable frente a él, de llevar acabo con éxito el proyecto en la Tierra y delegó en tí el poder sobre todos los dromkitas y asuntos de este planeta, y por lo mismo dijo que serías conocido como el Señor de la Potestad.  Yo y mis compañeros, en varias ocasiones te hemos hecho llegar nuestras peticiones para mejorar las  condiciones de trabajo que nos rigen en el día a día, sin resultados. La vida en las minas se nos hace cada día más insoportable. Nuestro trabajo es muy duro y queremos un cambio radical. Tus oídos sordos a nuestros requerimientos han sido la causa de que hoy los hayamos apresados ambos, aunque Anks no es el responsable de nuestra situación, sino, solamente tú. Así que estamos dispuestos a todo, incluso a la muerte si esto no se resuelve favorablemente.

-Kunatok, tú y tus compañeros saben que nuestra situación en este planeta es precaria por cuanto somos muy pocos dromkitas para atender todas las actividades que necesitamos desarrollar para cumplir con los requerimientos que nos impone la situación que se vive en Dromk. Apenas somos un total de 1.200 dromkitas los que trabajamos aquí y toda la logística que se requiere desplegar para tener una gran población dromkita en la Tierra es muy compleja y tu lo sabes, dijo Ansk.

-Sí, Lo sabemos, pero Anskut no ha hecho ningún esfuerzo para cambiar nuestra situación y por eso estamos en este punto. O cambian las condiciones o morimos todos aquí.

-En ese mismo instante las puertas de las instalaciones donde se encontraban, se desplomaron producto de una fuerte explosión. Todos los presentes cayeron al suelo debido a la honda expansiva generada y el contingente de rescate dromkita entró a la habitación liberando de inmediato a Anskut y a Ansk y apresando a todo el grupo rebelde, incluido Kunatok. Una vez más calmados los ánimos, los rebeldes fueron llevados a las instalaciones de mantenimiento de maquinarias construidas por Ansk, para mantenerlos encerrados mientras se aclaraban los hechos y se les hiciera un juicio.

-Unos días después del amotinamiento, el círculo interno, de poder dromkita, que estaba conformado por Anskut, su esposa Ninlik y su hijo Ninurtk por una parte y, por la otra, por Ansk, Ninkit su esposa y su hijo Mardukit, más Kusit, que era la hermanastra mediadora entre Anskut y Anks, se encontraban en el palacio de Kigoli, en la región del Abzukit, debatiendo acerca de lo sucedido con la rebelión encabezada por Kunatok y preparándose para celebrar el juicio a los rebeldes.

-Kunatok debe ser condenado a muerte. No podemos ni debemos permitir que vuelvan a suceder cosas como éstas. Dijo enérgicamente Anskut.

-Si, dijo Ansk, pero eso no resolverá el problema de fondo que tenemos con nuestros compañeros de viaje. Sé que son nuestros súbditos y que deben obedecernos porque así está establecido por la leyes de Dromk, pero son nuestros hermanos y sus quejas deben ser atendidas Anskut. Si no hacemos algo, el descontento crecerá y la misión que nos encomendó nuestro padre fracasará.

-Bueno, entonces cambiemos las dotaciones de personal cada un año Dromkita. De esa manera nos evitamos todos estos trastornos, dijo Ninurtk, hijo de Anskut.

-Esa me parece una muy buena idea, dijo Kusit.

-Si, dijo Ansk es una opción, pero creo que siempre tendremos descontento porque la vida del minero es difícil y tendremos que estar permanentemente conteniendo situaciones de descontento.

-¿Y qué sugieres entonces?, inquirió Anskut.

-He estado dándole vueltas a esta situación desde que ocurrió el motín y tengo una solución diferente. Llevo varios años terrestres estudiando la fauna de la región del Abzukit y existe un animal bípedo como nosotros, de hecho muy parecido anatómicamente a nosotros, que camina erguido, es bastante peludo y demuestra un cierto nivel de inteligencia, al cual podríamos transformar en un ser que pudiera seguir órdenes y efectuar labores sencillas, manipulando sus genes, para que trabaje en las minas. En definitiva propongo crear un trabajador, un sirviente. Ellos están mucho mejor adaptados a los ciclos terrestres que nosotros, puestos que son oriundos de este planeta y pueden soportar mucho mejor las duras labores que impone el trabajo minero. Además podríamos utilizarlos en la ejecución de todas las otras labores pesadas, como la construcción, la labranza, la limpieza y todo aquello que no nos gusta hacer, así tendríamos trabajadores y sirvientes y todos los dromkitas vivirían aquí mucho más felices y harían sólo labores de supervisión… ¿Qué les parece?

-No sé, dijo Anskut… Esto de manipular los genes me parece una abominación… yo no estoy de acuerdo… además… ¿Que pasaría si las cosas salen mal? ¿Si este nuevo ser no nos gusta o con el tiempo se revela contra nosotros? No se, creo que no es una buena idea.

-Pero Anskut, piénsalo, dijo su esposa Ninlik, una astronauta dromkita que había logrado conquistar el corazón de Anskut y casarse con él cuando éste llegó con su padre Anuk a la Tierra. Es una muy buena idea, nos resolvería muchos de los problemas que tenemos.

-Si lo entiendo Ninlik, pero no me parece correcto, es como jugar a ser dioses. No lo apruebo.

-Entonces votemos, propuso Mardukit hijo de Ansk.

-Y así fue como la asamblea dromkita finalmente aprobó la creación de un sirviente terrestre mediante la manipulación genética con seis votos a favor y uno en contra, el de Anskut, sentenció la voz de los archivos Akashicos y continuó diciendo…

…La tarea de crear al sirviente les fue encomendada a Ansk y Kusit, su hermanastra, la oficial médico de la misión que tenía conocimientos muy avanzados en biología y genética.

… Y fue así como Anskut aceptó el resultado de la votación, pero puso dos condiciones. La primera de ellas era que el proceso de manipulación genética debía realizarse en Kippar, ciudadela recién construida por Anskut como su hogar y así poder controlar de cerca el experimento genético que él consideraba abominable y, la segunda, fue que no se dotara a este sirviente terrestre de consciencia de sí mismo.

-Una vez terminado el juicio a los amotinados, todos quedaron en libertad con excepción de Kunatok, quien fue sentenciado a muerte por ser el instigador del levantamiento en armas y, el resto, fue perdonado y liberado haciéndoseles la promesa que una vez que el sirviente terrestre fuera creado, serían relevados de sus deberes mineros para realizar sólo labores de supervisión y gozar de su estancia en la Tierra.

-La muerte de Kunatok, fue rápida, indolora y limpia. Se hizo mediante una inyección letal que dormía primero al sentenciado para luego producirle un paro de su actividad cerebral llevándolo a la muerte definitiva. El hecho fue presenciado por los siete miembros del círculo de poder y, Anskut, le informó luego a su padre Anuk acerca de todo lo que había acontecido y de las decisiones que habían tomado consiguiendo su aprobación, incluso a la propuesta de Ansk de crear a un ser como trabajador sirviente mediante la manipulación genética.

-Ansk y Kusit se trasladaron a Kippar, donde Anskut les habilitó unas instalaciones especializadas para que pudieran desarrollar la «abominación», como él la llamaba. Una vez instalados, comenzaron su trabajo. Ansk diseño el método y el proceso por el cual el hombre debía ser creado y Kusit realizó el trabajo de crear a este nuevo ser mezclando el ADN terrestre con el dromkita. El método consistió en tomar células del animal bípedo mencionado por Ansk y mezclarlos con óvulos no fecundados de una hembra Dromkita, los que fueron aportados por Kusit como parte de su propio material genético, por eso sería conocida más tarde entre los humanos como la “Gran Madre”. Para lograr la mezcla de los ADN tuvieron que encontrar la forma de reprogramar las células del bípedo terrestre para mantenerlas vivas y que no crecieran. Luego eliminaban los núcleos de los óvulos de Kusit y les inyectaban en su lugar las células reprogramadas haciendo que se fusionaran mediante pulsos eléctricos y por medio de unos sonidos vocales que producía Kusit, los que eran convertidos en ultrasonidos por una aparato diseñado por ella que permitía esa transformación. Posteriormente colocaban a cada uno de los embriones generados en el proceso, en unos recipientes lo suficientemente grandes como para contener a este nuevo ser en su estado adulto, llenos de un líquido especial que les servía a los embriones como alimento, donde los óvulos fecundados por las células terrestres podían ir desarrollándose hasta convertirse en el nuevo ser que se quería crear.

Los resultados al principio no tuvieron mucho éxito y se crearon muchos seres extraños y deformes o cuya resultante fueron mezclas: mitad animales y mitad dromkitas, cuyas apariencias y comportamientos resultaban bastantes grotescos. Era claro que algo en el método de combinar los ADN terrestre y alienígena no lograba funcionar y todo apuntaba a que la “sopa”, constituida por el líquido que servía como alimento en donde colocaban los óvulos ya fecundados por las células terrestres reprogramadas no permitía lograr el objetivo, así que finalmente decidieron colocar los embriones en úteros de hembras dromkitas que voluntariamente se prestaron para hacer el experimento. De esta manera los embriones serían alimentados directamente por la sangre de éstas voluntarias. Así que Kusit creó catorce nuevos embriones, siete de sexo masculino y siete de sexo femenino, los cuales fueron implantados en los úteros de estas mujeres extraterrestres para darle vida a este ser que sería su futuro sirviente, el “LU. LUK”.

Y así transcurrieron diez meses aproximadamente y las hembras dromkitas dieron a luz a estos catorce nuevos seres. Pero los resultados tampoco fueron muy prometedores, ya que éstos nacieron sin la posibilidad de reproducirse y su nivel de inteligencia resultó ser muy limitada. A pesar de este fracaso, igualmente habían logrado avanzar bastante puesto que ya tenían un humano sin deformidades, así que decidieron seguir investigando acerca de cómo lograr mayor inteligencia y capacidad reproductiva haciendo un estudio exhaustivo de los genes, tanto terrestres como alienígenas, para determinar cuáles encender y cuáles apagar a fin de llegar al resultado que andaban buscando.

Hicieron muchas pruebas de laboratorio y en vivo, con la mujeres dromkitas que hacían de madres sustitutas, hasta que finalmente después de 11 años terrestres lo lograron. Dos de ésta hembras dromkitas dieron a luz al primer LU. LUK macho y a la primera LU. LUK hembra y les pusieron por nombres Adan y Eva respectivamente. Estos dos seres eran efectivamente más inteligentes que los anteriores, podían entender lo que se les decía u ordenaba y también podían reproducirse, pero no tenían consciencia de sí mismos. Permanecían como en un estado de consciencia parecido al de los animales, que se dan cuenta de su entorno, generan cercanías y sentimientos de cariño, son capaces de seguir órdenes, pero están como en un estado de ensoñación.

-Zoltan, interrumpió Roseline, ¿Y cómo se sintieron Anks y Kusit con la creación de estos seres humanos?

-Bien, veamos los que nos dicen los Archivos dijo Zoltan y acto seguido hizo la pregunta e inmediatamente apareció la conversación de Anks y Kusit a este respecto.

-Kusit, dijo Ansk, mira que maravillosa obra hemos hecho después de tan arduo trabajo. Veo a estos dos seres y me siento muy contento, con la labor plenamente cumplida.

-Sí, así es mi querido hermano, asintió Kusit. Valió la pena todo el esfuerzo. Ahora debemos planificar como haremos todo el trabajo de reproducción en mayor escala y todo su proceso de educación para que puedan realizar los trabajos que queremos que hagan. Además, creo debemos seguir investigando para mejorar aún más nuestra creación… ¿No te parece Ansk?

-Si, por supuesto y debemos notificarles a nuestros hermanos mineros que lo prometido se ha logrado. También debemos hacer una celebración por el éxito de nuestra misión y premiar el trabajo que han realizado nuestras compañeras dromkitas, en su rol de madres sustitutas, que prestaron sus vientres para la gestación del LU. LUK.

-Si, estoy de acuerdo Ansk. Y con respecto a las madres dromkitas sustitutas, debo comentarte que éstas desarrollaron una fuerte conexión emocional con sus hijos terrestres, tanto así, que no quieren dejarlos, sino que quieren criarlos, ya que los consideran como verdaderos hijos, tal cual como si estos fueran dromkitas ¿Qué te parece?

-La verdad es que me preocupa lo que señalas porque estos seres fueron creados para ser sirvientes y no ser tratados ni estar a la altura de los dromkitas. Pero, para ser sincero, yo también siento esa conexión especial con ellos. Me siento su creador y su padre. ¿Te pasa algo parecido Kusit?

-Sí, me pasa lo mismo. Siento mucha cercanía y simpatía con nuestra creación y por eso, como te dije, quiero que sigamos investigando para mejorarlos y puedan llegar a convertirse en la especie dominante de este planeta.

-Zoltan… ¿y que pasó con Anskut? ¿Cómo reaccionó al éxito obtenido por Ansk y Kusit? pregunto Callum, otra de las chicas que formaba parte del grupo de clase?

-Preguntemos a los archivos…

…-Anskut cuando finalmente supo que el objetivo se había logrado, se puso furioso. Tanto así que estuvo varias semanas sin hablar, desquitándose con todos los dromkitas que se le acercaban, fueran sus cercanos o no. El había estado muy contento mientras el proyecto de la creación del LU. LUK no tenía éxito y se alegraba mucho por cada uno de los fracasos que tenían sus hermanastros, ya que le costaba mucho aceptar la consumación de esta creación.

-Cuando por fin Anskut se decidió a hablar, reunió a todo el consejo Dromkita para anunciarles y ordenarles que el LU. LUK creado, jamás podría llegar a tener consciencia como la de ellos, no fuera a ser que en el futuro estos terrestres quisieran parecerse a sus creadores. Además sentenció que había que mantenerlos en la más absoluta oscuridad intelectual, sin ninguna posibilidad de tener acceso al conocimiento, ya fuera sobre ellos mismos o del mundo en el que vivirían. Y mirando directamente a los ojos de Ansk y Kusit y les hizo a jurar a todos los miembros del Consejo que cumplirían con este mandato. Así fue como dieron término al relato los Archivos Akashicos.

-Zoltan ¿Y por qué Anskut estaba tan cerrado a la creación del ser humano y tenía tan malas relaciones con Ansk y Kusit, además que, de acuerdo a lo que hemos visto en los Archivos Akashico, da la sensación de estar siempre amargado y con mucho resentimiento? pregunto Alvar?

-Verás Alvar, en primer lugar debo aclararles que estos extraterrestres dromkitas no eran seres muy evolucionados espiritualmente, aun cuando poseían muchos conocimientos y eran muy avanzados tecnológicamente, eran seres muy emocionales, muy volubles, los que presentaban deficiencias relacionales entre ellos, además de ser belicosos y violentos. Lamentablemente esta neurobiología la heredamos de ellos, lo cuál afectó aún más nuestro comportamiento producido por el desajuste de nuestro cuerpo físico con nuestro cuerpo etérico, acrecentando aún más, nuestro instinto de sobrevivencia, los que nos hizo mucho más agresivos a la hora de reaccionar a las amenazas, incluso llegando a ser extremadamente despiadados y crueles con nuestros congéneres y con otros seres vivos.

-Ahora hablemos de Anskut. Éste era hijo Anuk y Katania, los reyes de todo el planeta Dromk. Por ser Katania su esposa y no una concubina, Anskut era quien tenía derecho directo al trono y no Anks, que aunque también era hijo Anuk, su madre era una concubina y por tanto, no tenía ese mismo derecho.

-Anks era mayor que Anskut, mucho más inteligente, ejercía un liderazgo natural que lo hacía ser muy admirado y respetado en Dromk y en KI, la Tierra, siendo además muy amado y reconocido por su padre Anuk. Anks era un científico consumado, un buscador de la verdad y un gran inventor. Ninguna de las características que resaltaban de Anks las poseía Anskut, quién tampoco era muy reconocido ni admirado por los dromkitas. Su posición y rango alcanzado en el proyecto del planeta KI, fue una decisión política que tuvo que tomar Anuk, para evitarse las críticas y cuestionamientos de su propia gente en la corte del reino de Dromk.

-Anskut sentía celos de Ansk, se sentía inferior por ser menos inteligente y no podía soportar el hecho que Ansk no lo respetara, no podía soportar que Ansk fuera más querido y respetado por su padre y el pueblo dromkita. La rabia, la envidia, el resentimiento y el odio hacia su medio hermano Ansk se debía a estas razones y, por lo mismo, todo lo que viniera de Ansk, como por ejemplo el proyecto de la creación del ser humano, le resultaba insoportable y en su interior quería destruirlo, menoscabarlo, hacerlo desaparecer.

-El problema de esta rivalidad entre Anskut y Ansk, es que tendría un tremendo impacto en el desarrollo de la humanidad, llevándola a guerras y muertes permanentes en el tiempo. Esto se debido a que los dromkitas que llegaron a la tierra y los que nacieron en ella, tomaron partido por uno y otro bando representado por cada uno de los hermanos, lo cuál, también los llevó a tener guerras entre ellos y a generar en los humanos partidarios que se hicieron parte de las disputas entre ellos.

-Los domkitas nos crearon hace aproximadamente 300.000 años. Anks y Kusit siguieron mejorando la raza Adánica que prosperaría a partir de Adan y Eva, dotándola de consciencia y conocimiento, lo que le costó a los humanos su permanencia en el jardín de Edín del cual Anskut los echó y condenó, generando de pasada una guerra entre los dromkitas. En el proceso de mejorar a la raza Adánica, crearon otras razas, de otros colores de piel, de otras fisonomías y contexturas, con otras características, las que varias de ellas fueron desapareciendo rápidamente en el tiempo. La culminación del mejoramiento de los humanos, lo realizaron hace unos 80.000 años, al que se le conoció posteriormente como el Homo Sapiens, de los cuales, nosotros somos sus decientes directos. Los Homo Sapiens eran muchos más inteligente que todos los demás humanos, pero también eran unos depredadores insaciables, características que los acompañó hasta las transformaciones que logró hacer Ivo y el hecho que coincidió con estos cambios, que fue el ajuste de los cuerpos físicos y etéricos de los humanos.

-Los Extraterrestre fueron considerados dioses por los humanos. Ellos los crearon, los educaron, los perfeccionaron. Los LU. LUK fueron sus sirvientes, sus esclavos por mucho tiempo, haciendo todos los trabajos que estos dioses no querían desempeñar, extrayendo el oro de sus minas, metal tan valorado por los dromkitas y que sería tan apreciado y codiciado por los humanos en el futuro. Toda la vida de los humanos estuvo íntimamente ligada a la de los dioses hasta más o menos el siglo XV, XVI, luego de eso se van secularizando las formas de pensar, los comportamientos y las culturas de los pueblos humanos de esos tiempos.

-A principios de siglo XXI, ya en la antesala del fin de nuestro mundo y la vida, los humanos perdieron todo contacto con sí mismos, con la naturaleza y con los dioses.

-Pero bueno, mis queridos estudiantes. Por ahora dejaremos el relato de nuestra historia hasta aquí. Si hay más preguntas podemos aprovechar de responderlas en alguna de nuestras próximas clases.

-Zoltan, quiero darte las gracias a nombre de todos mis compañeros por este maravilloso relato. Yo tengo todavía muchas preguntas y creo que todos las tenemos, así que sería magnífico que nos pudiéramos dar el espacio para seguir conversando de nuestro pasado. ¡Muchas gracias Zoltan! dijo Lauren.

¡Sí, muchas gracias! dijeron todos los demás.

-Gracias a ustedes por darme esta oportunidad y les aseguro que seguiremos conversando de este y otros temas.

Atlantis 2551 – Capítulo IV

Capítulo IV, La Sorpresa

“Hemos de estar siempre preparados para las sorpresas del tiempo
Paulo Coehelo

La cabina de mando de la Aldebarak se encontraba en un sector completamente sellado y protegido de cualquiera posible perturbación exterior, en el centro de la misma. Toda la cabina era una nave espacial independiente que se montaba en el fuselaje de toda la astronave pareciendo ser parte de ella, pero podía separarse y volar sin necesidad de estar ensamblada a toda su estructura. En ella se encontraba el cerebro de la nave, tanto porque ahí se guardaba la computadora cuántica “Muhhuki”, que ejercía el control sobre todos los sistemas de la nave; como la navegación espacial, la navegación por el híper espacio, los sistemas de supervivencia, de la defensa, de las comunicaciones, de las prospecciones planetarias y de la investigaciones científicas, y porque ahí también estaba el comandante con toda la tripulación necesaria para hacerse cargo de cada uno de esos sistemas en caso de fallas.

La cabina tenía la forma de una pirámide, con nueve niveles. En el nivel superior se encontraba la cabina de mando propiamente tal, la que tenía una base cuadrada de 12 metros por lado. En el centro de la cabina había 7 butacas que estaban destinadas al comandante de la nave, a las visitas ilustres o invitados especiales y a quienes el comandante decidiera compartir el honor de sentarse en ellas. En 3 de los 4 costados, se encontraban las estaciones de comando y control de todos los diferentes sistemas de la nave, que eran monitoreados y controlados por tripulantes dromkitas. En el costado de la cabina que enfrentaba a las butacas reservadas al comandante y a sus invitados, había una enorme pantalla que ocupaba todo ese espacio, en la que podían proyectarse las diferentes vistas de la nave, ya fuera hacia delante, hacia atrás, arriba, abajo y hacia los costados derecho e izquierdo, así como también, las comunicaciones visuales, ya fuera con otras naves, con Dromk o cualquiera otro planeta en la que hubiera tecnología dromkita o no, además de presentar información que pudiera ser requerida por el comando de la nave.

Y ahí, en esas butacas se encontraban Kusit, Ansk y el comandante de la nave, Nebotak, acompañado también por Nabuk, su edecán, mirando hacia la gran pantalla que les permitía ver como la nave iba acercándose a Ki.     

Era el año terrestre 2.137 DC. Hacía ya un poco más de 2.600 años que los dromkitas se habían marchado del planeta Tierra, llamado Ki por Anuk, rey de Dromk. Ansk y Kusit, habían prometido a los humanos que regresarían. Y aquí estaban de vuelta.

-Miren dijo el comandante, ya puede verse Ki y su luna. Dentro de una hora ya estaremos lo suficientemente cerca para poder ver el planeta con todo detalle.

-Muhhuki, comienza hacer los escaneos de rutina, pidió Nebotak a la computadora central.

-¡Si mi señor, enseguida! contestó la computadora, con voz de mujer en un tono amable y musical muy agradable al oído.

Muhhuki, inició el procedimiento de escaneo y comenzó a informar…

-Recibo fuertes alteraciones en el campo magnético del planeta. Esto debe estar causando un importante deterioro de la protección que tenía este mundo contra la energía electromagnética proveniente de su estrella, el sol, con probables resultados catastróficos para la vida.

-¿Qué estás diciendo Muhhuki? Exclamó Anks, visiblemente alterado y sorprendido.

-Calma, le dijo Kusit a su hermano.

-Que recibo fuertes alteraciones en el campo magnético del planeta, mi señor, respondió Muhhuki.

-Si, ya lo escuche, ¿Puedes medir los niveles de rayos infrarrojos y ultravioleta que están llegando al planeta?

-Si mi señor, como prácticamente en este momento la potencia del campo magnético es muy escasa, los niveles de rayos Infrarrojos y de rayos ultravioleta son tan altos que hacen imposible la vida, mi señor. Toda la superficie del planeta debe estar completamente calcinada.

-¡No puede ser Kusit! dijo en tono desesperado Anks, ¿Cómo es posible que haya sucedido esto en tan poco tiempo? – Muhhuki, ¿Puedes determinar si habido un cambio de los polos magnéticos del plantea que pudiera explicar la magnitud de esta anomalía?

-Si mi señor, efectivamente puedo decirle que en base a la comparación de los datos actuales con los que tenemos en nuestras bases datos, los polos magnéticos del planeta Ki se han invertido.

-Kusit, Kusit, le gritó a su hermanastra Ansk angustiado, ¿Cómo ha sido esto posible? Nosotros habíamos calculado que esto no ocurriría hasta en unos 300 mil años de KI en el futuro, de acuerdo a todas las evidencias recogidas por nuestros estudios de sus ciclos geomagnéticos. Esto no debió haber sucedido en este tiempo. ¿Esto es un desastre espantoso Kusit! Toda la vida del planeta debe estar completamente destruída. ¡Es una calamidad!

-Muhhiki ¿Cuánto falta para que podamos llegar al planeta como para orbitarlo y eventualmente bajar a la superficie? Preguntó Ansk ansioso.

-32 minutos y 54 segundos, mi señor.

-Bien, dijo Ansk visiblemente preocupado.

Aunque Kusit también estaba inquieta por la información entregada por Muhhuki, ella mantenía la calma y se mostraba serena.

-Mi señor, interrumpió Muhhuki, puedo detectar en la órbita del planeta que hay una pequeña nave que tiene un período orbital de 92,91 min, con una Inclinación orbital de 51,66 grados, desplazándose a una velocidad de 27.600 km/h​ y se encuentra a una altura sobre la superficie de 300 kilómetros.

-¿Una Nave? Exclamaron sorprendidos Anks y Kusit al unísono. -¿Puedes comprobar su procedencia?

-No se parece a ninguna nave de las nuestras, ni a ninguna otra de las que tenemos registradas en nuestras bases de datos, señor Ansk.

-Intenta comunicarte con ella.

-Eso hago mi señor, pero no hay respuesta. He activado mis sensores y no logro detectar vida en su interior.

-Colócala en pantalla Muhhuki.

Nebotak, el comandante de la Aldebarak se levantó de su butaca y le pidió a Muhhuki que hiciera un acercamiento a un punto específico de la nave detectada.

-Miren esas cosas que parecen alas o paneles, algunas están destruidas y otras están muy deterioradas. Creo que se trata de una nave abandonada hace ya tiempo e intuyo que se encuentra estacionaria en la órbita, como si fuera una estación espacial parecida a la que tuvimos nosotros cuando hacíamos el control espacial de entrada y salida a este planeta.

-Observen, dijo nuevamente Nebotak, ahí se puede ver una exclusa de entrada, probablemente utilizada para la entrega de suministros e intercambio de tripulaciones provenientes desde la superficie de KI.

-Sí, es cierto, reafirmó Ansk. ¿Pero de donde salió esa nave? ¿Te parece Kusit que podría haber sido fabricada por los humanos?. Cuando abandonamos el planeta, ellos seguían peleando con espadas y lanzas, y estaban muy lejos de poder desarrollar una tecnología como ésta.

-De acuerdo, señalo Kusit, pero ten en cuenta que en sus genes había un tremendo potencial para el desarrollo de su inteligencia al cruzar sus genes con los nuestros, los cuales pudieron haberse activado de forma repentina por condiciones culturales o medio ambientales. 2.600 años es mucho tiempo para los humanos. Ve tu a saber. No tengo una respuesta clara para esto.

-Sí, yo tampoco la tengo Kusit. Pero me preocupa mucho más el hecho que en el planeta no haya condiciones para la vida. Eso significaría que ellos habrían muerto y esta nueva especie, creada por nosotros habría desaparecido para siempre.

-Mi señor, interrumpió Muhhuki, ya estoy próxima a poner a la Aldebarak en órbita sobre el planeta y podremos ver con mucho detalle la superficie.

-Muy bien Muhhuki.

La nave se colocó en una órbita a 80 kilómetros de KI. En la pantalla de la cabina de mando, que cubría todo un lado de la misma, podía verse con toda claridad la devastación que había en su superficie. La configuración geográfica que los Dromkitas habían conocido del planeta, con sus 5 continentes, era ahora completamente diferente a la del pasado, debido a los grandes terremotos y maremotos que la habían afectado. Aunque aún existían los mares, la tierra que permanecía al descubierto estaba toda seca, sin vida. Aún se podía ver las ruinas de algunas de las grandes ciudades humanas que habían sido construidas durante su ausencia. Ciudades que probablemente estuvieron llenas del bullicio y el trajín, tan característico de los humanos y que tanto había molestado Anskut, el medio hermano de Ansk y Kusit, en su época, que los intentó destruir 4 veces en el pasado, pero sin éxito, gracias a las intervenciones de Ansk.

A Anskut no le gustaban los humanos. Encontraba que eran una abominación, una creación nacida del descontento, de la rabia, de la frustración de aquellos dromkitas que se negaron a cumplir con sus deberes. Nunca estuvo de acuerdo con que hubieran sido creados.

La primera vez que quiso destruirlos, desencadenó una plaga para aniquilarlos, pero Anskut desarrolló un medicamento que permitió su supervicencia. Una vez que lograron superar esa prueba, Anskut decretó que hubiera una escasez de alimentos para que los humanos murieran de hambre, donde nuevamente Ansk intervino para que los humanos no desparecieran. Pasado el tiempo y recuperada la gran prole humana, Anskut en acuerdo con otros dromkitas leales a él, generaron una sequía, de tal magnitud, que fue muy difícil para Ansk resolverla, pero lo logró.

Finalmente, y como último recurso, Anskut reunió a todo el consejo dromkita que gobernaba en KI y les dio un ultimátum:

-Generaré un diluvio que cubrirá todas las tierras de KI para que de esa forma, todos los humanos desparezcan de una vez y terminar así con esta abominación. Y todos y cada uno de ustedes deben jurarme que permitirán que esto ocurra y que ningún LU.LUK será salvado. ¿Quedo claro para todos? Preguntó Anskut mirando fijamente a Ansk.

Y así todos juraron, incluido Ansk. Pero Ansk era un dios muy inteligente, así que para no romper su juramento y proteger a los humanos, ideo una artimaña. Se dirigió donde uno de sus favoritos humanos, Ziusudra que estaba en su casa y Anks comenzó hablarle a una de sus paredes, haciéndole saber de la determinación que había tomado el consejo de los dioses y acerca de qué acciones debía ejecutar Ziusudra para lograr salvar a la raza humana y a todas las criaturas del planeta. Así que nuevamente por la intervención de Ansk, los humanos y demás criaturas sobrevivieron al diluvio decretado y ejecutado por Anskut.

A pesar de la tremenda devastación que podía observarse desde la Aldebarak, Ansk quería bajar al planeta y buscar supervivientes. A lo mejor habría algunos, pensó Ansk. Si los humanos pudieron crear una estación espacial, quizás habrían ideado la forma de sobrevivir. Tengo que estar seguro se dijo para sí.

-Muhhuki, prepara una nave de exploración, ordenó Ansk. Kusit y yo bajaremos a la superficie del plantea y haremos un recorrido. Nabuk, su edecán y quien también se encontraba en la cabina de comando, dijo de inmediato…

-Mi señor Ansk, permítame acompañarlos con una pequeña escolta para su seguridad mis majestades.

-No es necesario Nabuk, prefiero que ustedes exploren la luna de este planeta y vean si los humanos lograron llegar a ella. También quiero que revisen si aún existen las instalaciones que construimos y habilitamos en ella, por si en algún momento decidimos volver en el futuro para poder ocuparlas.

-Muy bien, dijo Nabuk.

Muhhuki, en tanto, seguía escaneando todo el planeta mientras lo orbitaban, buscando sobrevivientes o algún vestigio de vida. Y a pesar que sus sistemas de escaneo le permitían sondear hasta unos 800 metros de profundidad desde la superficie, no lograba hacer ningún hallazgo.

-Ansk y Kusit, se trasladaron por medió de un transporte parecido a un cubo hermético que se movía de manera vertical y horizontal por toda la astronave, hasta llegar a la plataforma de carga y despegue de naves aeroespaciales dromkitas.

Para cuando llegaron a la plataforma, Muhhuki ya les tenía lista la pequeña nave de exploración para recorrer la destruida KI.  Ansk y Kusit, se embarcaron y le pidieron a la computadora de la nave, que era una extensión de Muhhuki, que los llevara a ver la primera ciudad levantada por Anks, cuando llegaron al planeta hace aproximadamente 450 mil años atrás, ERIDUK.

La nave se puso en movimiento y en menos de una abrir y cerrar de ojos se encontraban en la zona de lo que alguna vez había sido el Golfo Pérsico y la parte sur de la antigua Mesopotamia, justo en el lugar en el que debía encontrarse ERIDUK. Pero no había nada, sólo agua y algunos vestigios de ruinas submarinas de alguna ciudad que fue construida en esa localización en el pasado.

Visiblemente decepcionado, Anks le pidió a la computadora que hiciera un recorrido por toda la ruta de las ciudades que habían construido los dromkitas en el pasado en la región de Mesopotamia. Y así la nave se dirigió a las ciudades de Kur, Kuruk, Lagaski, Shurruppaki, Kippur y Kippar, ciudades que ya no existían, aunque si encontraron sobre ellas las ruinas de ciudades mucho más modernas que habían sido erigidas sobre las construidas por los dromkitas. De ahí decidieron partir a Egipto, el reino de su hijo Mardukit. Cuál sería su sorpresa que ni siquiera las pirámides estaban en pie y lugares que habían sido tierra firme en la época de Anks y Kusit, ahora estaban completamente tapados por el mar. En vista de que no encontraron ningún signo de vida, Anks puso el curso a su amado ABZUKIT, el lugar donde había construido su refugio al sur del continente africano, pero también estaba bajo las aguas del mar.

Kusit, pidió a la pequeña nave recorrer toda la extensión de lo que había sido el continente americano de sur a norte. Sólo encontraron destrucción y tierra calcinada por los rayos infrarrojos y ultravioletas que emanaban del sol. No había vida, no había nada. En una de las ciudades recorridas, encontraron una entrada a un refugio subterráneo. Una vez que penetraron, bajaron por lo que habían sido unas escaleras a unos 60 metros de profundidad, y sólo encontraron esqueletos de lo que alguna vez fueron personas humanas.

Cuando regresaron a la Aldebarak completamente decepcionados, Nabuk procedió a informar a sus majestades, que después de una revisión detallada de la superficie lunar, pudieron encontrar vestigios de que los humanos habían visitado su satélite natural, ya que encontraron pequeñas plataformas de despegue, algunos vehículos rudimentarios y otros objetos que eran una clara prueba de ello. En cuanto a las instalaciones lunares construidas por los dromkitas, Nabuk informó que éstas aún existían y, que a pesar del tiempo transcurrido, podrían ser reutilizadas en el futuro, si así lo disponían sus majestades.

Para los dromkitas, era claro que en la tierra, todo era desolación y muerte. Ya no había nada para ellos. El planeta era incapaz de sostener la vida y tendrían que pasar muchos años para que éste pudiera restablecer su campo magnético e iniciar nuevamente el proceso de la vida y de la inteligencia, proceso que los dromkitas apresuraron, creando al ser humano y dotándolo de inteligencia y consciencia de sí mismo, mediante la manipulación genética y el cruce con sus propios genes alienígenas.

Ahora, todo parecía perdido. Después de recorrer el planeta entero buscando algún vestigio de vida, sin encontrar nada de nada, Ansk y Kusit apesadumbrados, decidieron volver a Dromk. Por ahora, ya nada podía hacerse. Todo lo que los Dromkitas habían hecho durante tantos años de permanencia en la Tierra, se había perdido. Cuando abandonaron KI la primera vez, ni siquiera se llevaron el legado genético de los humanos que crearon como para haberlos recreado y comenzar todo nuevamente. Ansk y Kusit estaban devastados, hundidos en la pena y también en la culpa, por la ambivalencia con la que habían tratado los dromkitas a su creación. No obstante, Ansk, en lo más profundo de su corazón, sentía un cierto orgullo al ver que el LU.LUK, que habían creado él y Kusit, había logrado prosperar y alcanzar el cielo, un de los grandes anhelos humanos: ser como los dioses y poder vivir en el cielo y bajar a la tierra a voluntad.

Los motores electromagnéticos de la Aldebarak se encendieron y una gran abertura se abrió en el espacio creando un agujero de gusano. Y así los dromkitas dejaron Ki, la Tierra, en dirección a su planeta Dromk.

Ansk y Kusit, mientras observaban por última vez ese maravilloso planeta que les había dado asilo por tanto tiempo, desaparecieron en un instante, cerrando definitivamente el ciclo de su experiencia terrestre.

Atlantis 2551 – Capítulo II

Capítulo II, El Regreso

No hay sueño más grande en la vida que el Sueño del Regreso.

Alejandro Dolina

-Mi señor, quería informarle que dentro de unos minutos saldremos del hiperespacio.

-Gracias Nabuk, y por favor despierta a mi hermana Kusit y dile que nos vemos en la cabina de mando… Y… a propósito ¿A qué distancia de KI, saldremos del agujero de gusano?

-Exactamente a 4,2 millones de kilómetros, mi señor. Y estaremos orbitando el planeta en 10,5 horas más.

De pronto, un gran curvatura del espacio comenzó a producirse hasta culminar en una abertura desde donde surgía la poderosa nave, el Aldebarak.

Ansk, recostado en su recámara real de la nave espacial dromkita, se puso de pie, arregló un poco su apariencia y se encaminó hacia la cabina de mando, mientras Nabuk iba en busca de Kusit.

La Aldebarák, era una nave interestelar construida especialmente para la exploración y colonización de planetas, la que podía hacer viajes por toda la galaxia abriendo agujeros de gusano con sus poderosos generadores electromagnéticos. Con una tripulación de 34 dromkitas, podía llevar hasta 300 pasajeros, más todo el equipamiento que fuera necesario para cumplir con sus misiones. En esta oportunidad sólo traía a 2.

La nave estaba conformada por 3 grandes triángulos equiláteros unidos; el primero por su base con la punta del segundo y éste a su vez, estaba unido por su base a la punta del tercero, como formando un árbol de tres secciones triangulares. Desde el vértice que une a 2 de sus lados hasta su base, cada triángulo medía 100 metros de largo y, de lado, cada uno medía 90 metros, siendo una nave de 300 metros de largo en total, con 9 pisos de altura y un ancho variable dependiendo en que sección de los triángulos equiláteros uno se encontrara.

En su camino hacia la cabina de mando, Ansk se detuvo en una de las claraboyas de la nave, a través de la cual se podía admirar la vasta profundidad del espacio tapizada de estrellas. Y mientras observaba, ansioso, recordó con nostalgia su estancia de casi 435 mil años en Ki, rememorando todas sus peripecias, todos los desafíos enfrentados, la íntima relación que había construido con los seres del planeta y las penurias sufridas, más los constantes desacuerdos con su hermano Anskut y los miembros del consejo de los dioses. Se encontraba sumido en esos pensamientos cuando apareció Kusit.

-Ansk ¿Y qué haces aquí hermano mío? Por tu semblante puedo ver que estás ansioso por llegar a Ki…¿Verdad?

-Si kusit, fue duró para mí tener que dejar el planeta y abandonar a sus habitantes.

-También lo fue para mí Ansk, pero era necesario. De no haberlo hecho habríamos sucumbido a los profundos cambios que se estaban produciendo en nuestro ADN debido a nuestra tan prolongada permanencia en una planeta cuyos ciclos vitales son tan distintos a los de nuestro amado Dromk.

Sí, lo sé…Y ambos se dirigieron hacia la cabina de mando.

Novela Atlantis 2551

¡Hola! ¿Cómo están? Hoy les compartiré algo completamente diferente. Se trata de una historia que comencé a desarrollar hace algunos años atrás y que nació como un intento creativo de probar como era esto de escribir acerca de algo ficticio, de inventar una trama, crear personajes, darles vida e intentar enseñar algo a los lectores a través del relato.

La temática tiene que ver con el fin del mundo actual y el futuro desarrollo de una nueva civilización basada en el uso de la mente. La inspiración nace durante los años 2012, 2013, producto del constante bombardeo televisivo sobre programas del fin del mundo transmitidos en canales de TV cable como History channel, Discovery channel, entre otros, y a películas, libros y revistas que se hicieron parte de este fenómeno por esas fechas. Inicialmente sería un pequeño cuento, pero que de a poco se fue convirtiendo en una novela. Vamos entonces con el Capítulo Nº 1 – Atlantis 2551 Capítulo 1

Atlantis 2551 – Capítulo X

Capítulo X, Los Dromkitas

“No se puede descubrir nuevos océanos a menos que tengas el coraje de perder de vista la orilla”
André Gide

Era una tarde especialmente hermosa y templada en el jardín de la meditación de Atlantis. Las flores multicolores, esparcidas por todo el lugar, lo llenaban de fragancias exquisitas y radiaban alegría y paz. El verdor del césped, de los arbustos y de los árboles, con sus múltiples tonalidades, contrastaba con el color de las flores, dándole a todo ese espacio unas características mágicas, donde uno quisiera estar por siempre, gozando de tan magnífica visión y sintiéndose conectado y en plena armonía con el cosmos.

Zoltan, sentado en una banca especialmente diseñada, se encontraba terminando su período de meditación de la tarde cuando de pronto, Lauren, le pidió permiso telepáticamente para visitarlo con sus compañeros y hacerle las preguntas que les habían quedado pendientes acerca del relato de la historia de Atlantis. Zoltan, entusiasta como siempre, le dijo inmediatamente que sí y que los esperaba en el jardín de la meditación. Al cabo de unos minutos, todos los chicos llegaban volando, haciendo uso del poder de la levitación a donde se encontraba Zoltan.

-¡Hola Zoltan!, dijeron todos.

-¡Hola, que bueno que vinieron!. Por favor, siéntense haciendo un círculo a partir de mí para que sigamos conversando y pueda yo responder todas sus preguntas.

-Gracias Zoltan dijeron todos al unísono y se sentaron de la forma que él pidió. Lauren que se ubicó justo en frente de Zoltan, fue la primera en tomar la palabra.

-Zoltan, me gustaría que pudieras responder la pregunta que te hice antes de irnos a la clase de Henri, ¿Recuerdas?

-Sí, perfectamente. Tu pregunta fue acerca de los alienígenas, del por qué nos crearon y para qué lo hicieron. Y cómo me imagino que todos deben tener preguntas en relación al tema, voy a comenzar por el principio.

-Hace unos 450.000 años atrás, llegó procedente de la constelación de Orión, esas tres estrellas que se ven alineadas, relativamente juntas en el cielo, un grupo de avanzada, compuesto por 70 extraterrestres en una misión de extracción minera. Ellos recorrieron físicamente una distancia aproximada de 1.500 millones de años luz a través de un agujero de gusano, desde su planeta “Dromk”.

-Zoltan… ¿Qué es un agujero de gusano? Preguntó Koken entre ansioso y sorprendido.

-Verás Koken, es un pliegue espacio temporal que te permite conectar dos puntos distantes entre en si en el universo, permitiendo viajar entre ellos en un tiempo mucho más pequeño de lo que sería, si tuvieras que recorrer el espacio normal que existe entre ellos.

Zoltan miró a sus expectantes alumnos y dijo…

-¡Hmm!, por la cara de todos Uds., veo que no fui muy claro. Quizás con un ejemplo sea más fácil.

-Miren, ¿Ven esta hoja de gomero?

-Sí, asintieron todos con un movimiento de cabeza.

-Pues bien, si yo quisiera viajar desde la punta de esta hoja hacia el extremo opuesto de la misma, tendría que recorrer toda la distancia que existe entre el punto inicial (la punta de la hoja) y el punto de destino final (el extremo opuesto)… ¿Correcto?

-Sí, correcto.

-Bien, sigamos adelante. Si curvamos la hoja por la mitad, de tal manera que los extremos de la misma, es decir la punta, con el extremo opuesto, casi se toquen, veríamos que la distancia entre esos dos puntos sería muchísimo menor que la distancia que existía cuando la hoja se encontraba extendida, ¿Correcto?

-Sí, Zoltan.

-¡Fantástico!… entonces… el agujero de gusano nos permite curvar el espacio, de la misma manera que lo hicimos con la hoja de gomero para poder conectar los dos puntos, como por una especie de túnel, por el cual se puede viajar de un punto a otro, en muy poco tiempo.

-¿Y por qué hicieron el viaje físico en vez de utilizar el método de la proyección de la consciencia, tal y como lo hacemos nosotros? Preguntó Wrem.

-Bueno, porque ellos necesitaban extraer físicamente los minerales que vinieron a buscar aquí, respondió Zoltan.

-La cuestión es que llegaron al planeta Tierra, concretamente a una región denominada el “Oriente Medio” o “Asia Menor” o también conocida como “Mesopotamia”, donde confluían, en ese tiempo, en su desembocadura a un mar llamado El Golfo Pérsico, 4 ríos: El Éufrates, el Tigris, el Pisón y el Gihón. Toda esa zona, que tenía una extensión de unos 500.000 KM cuadrados, era extremadamente fértil y muy rica en flora y fauna, que la convertían en un verdadero paraíso.

-El encargado de la misión Dromkita, era Ansk, el que sería conocido más tarde por los hombres como el dios Enki o Ea en lengua Sumeria. Y antes que me pregunten, Sumeria o Sumer, sería el nombre y la civilización humana que surgiría en esa zona, miles de años después que llegaron los Dromkitas y, a su vez, sería la civilización más antigua de las que tendríamos vestigios físicos de su existencia. Estamos hablando de unos 7.000 años atrás.

-El objetivo inicial de la misión era extraer el oro que se encontraba en el agua del mar. Sé que esto les puede sonar raro, pero sepan que en el mar de nuestro planeta hay disueltos una gran cantidad de materiales sólidos. Por tanto, el mar es una inmensa mina donde podemos encontrar casi todos los elementos químicos conocidos, tales como: Oro, cloro, sodio, magnesio, azufre, calcio, potasio, yodo, bromo, plata, aluminio, uranio, cobre y una gran cantidad de otros elementos. Y a todo esto, debemos agregarle además, las grandes concentraciones de oro que se acumulan en el fondo marino.

-Los Dromkitas no tenían un interés comercial o de hacer riqueza con el oro, a diferencia de lo que le ocurriría a los humanos en el futuro. Ellos lo necesitaban con urgencia para ser utilizado como materia prima en la elaboración de nanopartículas para combatir serios problemas de contaminación ambiental en Dromk, tanto en su atmósfera como en sus fuentes de agua, así como también, para el desarrollo de otras tecnologías avanzadas, necesarias para su progreso, dadas las características tan especiales que posee ese metal.

-Ansk, era un científico, docto en variadas disciplinas. Con él vino también su hermanastra Kusit que era hija de Anuk y de una concubina de éste, la que sería conocida con posterioridad como Ninti, Ninmah, Ninki o Ninharsag respectivamente en la lengua sumeria, a la que ya me referí anteriormente. Kusit era la oficial médico de la misión y tenía además conocimientos muy avanzados en biología y genética. Aunque no era casada, había tenido un hijo con su hermanastro Anskut, de nombre Ninurtk, el que vivía con su padre. El resto de los integrantes, poseía variadas especialidades, las que eran necesarias para cumplir con el objetivo de la misión y con la supervivencia de todo el equipo en el planeta.

-Pero… ¿Saben? vamos a dejar que sea el propio Ansk el que nos cuente la historia, para ello, los llevaré a que miremos directamente en los archivos Akashicos, así que por favor, tómense todos de las manos y armonicen sus mentes con la mía y síganme, con calma. Observen los acontecimientos a través de mí, ya que es muy fácil perderse y quiero que tengan una correcta percepción de los hechos.

-Zoltan, pero… ¿Estás seguro que debemos? Cuándo nos hablaste de los archivos Akashicos nos dijiste que todavía no estábamos preparados…

-Si Josh, es cierto que les dije eso, pero en el contexto de que no están preparados para hacerlo solos, pero esta visita será guiada por mi y verán a través de mi, así que pierdan cuidado, sigan mis instrucciones y todo saldrá bien, ¿De acuerdo?

-Si Zoltan, dijeron todos entusiasmados por la propuesta.

-Vamos Zoltan, empecemos ya, apuró Lauren, que estoy ansiosa.

-Bien, hagan lo que les dije, tómense de las manos, cierren sus ojos, relájense y armonicen sus mentes con la mía… así, muy bien… Ahora síganme… muy bien, vamos todos juntos… ven ese santuario… Ese lugar es una de las entradas a los archivos… le llamamos Santuario Celestial… Aquí vienen muchos seres de diferentes lugares a estudiar la historia del universo… sean respetuosos…

-Wou… que lugar tan fantástico dijo Wren… Es extraordinario…

-Sí, es increíble dijeron los demás…

-Silencio muchachos… Vengan por aquí… Y entraron en una especie de habitación que parecía estar a media luz, donde todas sus paredes, el techo y el piso eran cristalinas, como de cuarzo transparente. Zoltan pidió silencio y dijo en voz alta…

-Queremos conocer la historia de Ansk el Dromkita, justo desde el momento en que su padre Anuk le asigno la misión de ir a la Tierra a buscar oro… Y de pronto, la habitación recobró vida y todos pudieron sentir y ver como espectadores directos el palacio real de Dromk, donde el rey Anuk decía…

-Ansk, tú eres mi hijo primogénito y uno de los Dromkitas más notables del planeta. Tu inteligencia, tu ingenio y conocimiento te destacan por sobre todos tus hermanos. Es por eso que he decidido que seas tú quien comande esta misión de prospección minera a ese pequeño planeta acuático que nuestros astrónomos han encontrado en la galaxia, al final de uno de los brazos de nuestra constelación de Orión, que al parecer tiene reservas importantes de oro. Sé que te pido algo que requiere muchos sacrificios y que no está exenta de riesgos. Pero como sabes hijo mío, esta misión es de vital importancia para la continuidad de la vida en nuestro planeta. El oro ya no existe aquí y en general es muy escaso en la galaxia y lo necesitamos para revertir el colapso medioambiental que estamos sufriendo.

-Si padre, tengo absoluta claridad de la magnitud del problema y no te defraudaré, dijo Ansk.

-Bueno hijo, dame un abrazo de despedida y vete ya… Te esperan en la rampa de lanzamiento para que abordes el Alnitak que los llevará hasta allá. Ansk lo abrazo y le dijo…

-Bien padre, adiós, te amo mucho en verdad y espero que nos veamos pronto. Ansk salió del palacio, donde lo esperaba un pequeño vehículo volador que lo llevó a la rampa del espaciopuerto para tomar la nave de enlace que lo llevaría al enorme Alnitak que se encontraba en órbita alrededor de Dromk, en el que viajarían finalmente a ese lejano planeta.

-Zoltan, Zoltan, dijo Lauren, estos Dromkitas son prácticamente iguales a nosotros, sólo que más altos, más fuertes y más bellos. ¡Y qué ojos! Son de un azul intenso, nunca había vistos ojos así.

-Si Lauren, respondió Zoltan, recuerda que ellos nos hicieron a su imagen y semejanza. Y ahora presta atención a lo que nos dicen los archivos Akashicos.

-Bien Zoltan, discúlpame por favor.

Mientras cubría el corto trayecto desde el espaciopuerto al Alnitak, Ansk miraba por la enorme ventanilla de la nave, su hermoso planeta. Y pensó para sí ¡Qué grandeza! Y ahora me voy a un lejano mundo, enano comparado con Dromk que se encuentra al borde de la galaxia, casi cayéndose de ella. Mientras tanto, mi hermano Anskut, Enlil en lengua sumeria, se quedará con mi padre y, si alguna vez tuve una remota opción a ser el heredero al trono, éste se encargará de que no lo sea nunca.

En Dromk, hacía mucho tiempo que el poder se concentraba en una sola persona, el Rey, quien tenía poderes absolutos sobre toda la población del planeta. Su sistema de sucesión al poder era complejo, por cuanto podían acceder a él, en primer lugar, el hijo varón, fuera primogénito o no, nacido de hermana o hermanastra del soberano la que era su esposa oficial, pero siempre en orden descendente. Si no había un candidato por esa vía, debía acceder el hijo primogénito nacido de una concubina. Y este era el caso Ansk. Él era el primogénito, pero su madre era una concubina del rey y no su esposa, título al que sólo podía acceder la hermana o la hermanastra de éste. Aunque su padre sentía un gran amor por él y una profunda admiración por su inteligencia y genio, no podía saltarse la reglas, así como así. Anskut, en cambio, era el hijo de la esposa del rey, conocida como la gran señora, Katania.  

-Comandante, interrumpió Zenika, ya nos hemos acoplado al Alnitak, puede Ud. abordar.

-Gracias Zenika.

Por su parte, en el Alnitak le aguardaba su primer oficial, Kanit quien le dio la bienvenida y le dijo…

-Comandante, estamos listos para iniciar el viaje. Su hermana Kusit ya se encuentran a bordo y todos están en sus puestos.

-Bien Kanit, vámonos ya.

-El Alnitak encendió sus motores electromagnéticos y al cabo de un par de minutos, un pliegue espacio temporal comenzó a generarse hasta que la abertura de un agujero de gusano era completamente visible en las pantallas de la cabina de comando de la astronave. De pronto el Alnitak fue absorbido por el agujero a una velocidad vertiginosa, pero esto no parecía afectar a ninguno de los tripulantes de la nave mientras ésta viajaba hacia su destino. Al cabo de unas 12 horas terrestres, la abertura de salida del agujero de gusano se hizo visible y la nave salió de éste, disminuyendo su velocidad.

-Comandante, ya estamos muy próximos al sistema planetario de destino.

-Kanit reduzca la velocidad, quiero que hagamos una exploración inicial de todo este sistema para cartografiarlo y hacer un levantamiento detallado de cada uno de sus planetas. Además quiero que deje aquí la primera sonda de comunicaciones que nos permita establecer contacto con Dromk y repita esta maniobra en cada planeta para ir creando toda la red de comunicaciones que necesitaremos para comunicarnos desde ese planeta, al que creo que llamaré Akua, con el nuestro.

-Bien mi Comandante, dijo Kanit.

Y Así, a medida que avanzaban, se encontraron al primer planeta exterior del sistema solar, conocido actualmente como Plutón, que más que un planeta parecía un gran peñasco redondeado, pero era el primer cuerpo celeste de proporciones que se encontraron una vez que salieron del agujero de gusano, el que además poseía 4 satélites naturales, tan pequeños como el mismo. Y lo catalogaron cómo el planeta exterior N° 1.

El siguiente planeta que se encontraron fue Neptuno y sus 13 lunas, al que catalogaron como el planeta exterior N° 2, y luego fue Urano con el número de planeta exterior N° 3 el que tenía 27 satélites naturales girando en torno a él. Con Saturno como el N° 4, fastuoso, con sus enormes anillos y sus 200 lunas a su alrededor y, finalmente, Júpiter como el N° 5 con sus tenues anillos, sus 64 lunas y catalogado como el último de los planetas exteriores. Al pasar Júpiter en dirección al sol se encontraron con el cinturón de asteroides, quizás un antiguo planeta destruido por una colisión celestial que separa a los planetas exteriores de los planetas interiores, siendo el primero de éstos últimos, Marte que cuenta con 2 lunas y fue catalogado como el planeta N° 6, hasta que por último, apareció el planeta N° 7, la Tierra con su enorme luna o mejor dicho Akua, como la llamó Ansk, su destino final. En cuanto al resto de los planetas más cercanos al sol, Venus y Mercurio, ya habría tiempo para estudiarlos más de cerca. Ahora había que concentrarse en la misión.

El Alnitak quedó en órbita alrededor de la Tierra y Ansk ordenó desplegar una estación espacial modular para 5 ocupantes, desde donde se controlaría en el futuro, todo el tráfico áereo-espacial hacia y desde Akua de las naves de carga y abastecimiento Dromkitas.

Una vez terminado todo el levantamiento cartográfico de Akua, Ansk, Kusit y el resto del equipo decidieron asentarse en el lugar que ofrecía las mejores condiciones para hacer de su estancia una agradable experiencia y, que además, estuviera cerca de donde se harían las extracciones del oro. El lugar elegido fue la región de Oriente Medio, donde 4 grandes ríos se unían en un solo brazo que desembocaba en el mar. El lugar era perfecto y Ansk lo bautizó como “Idikina” que significa 4 ríos.

-Kanit, ordenó Ansk, dirige el Alnitak a la región que hemos elegido y hazlo descender hasta que se asiente en tierra firme.

-Si mi comandante, de inmediato.

Una vez que el enorme Alnitak se encontraba ya en tierra firme, Ansk y su equipo, comenzaron con las labores de descarga, actividad que duro varios días. Lo más pesado fue el armado de la máquina que se utilizaría para la extracción del oro en el mar, la que había sido diseñada por el mismo Ansk. Al cabo de 2 semanas todo estaba dispuesto y Ansk, dirigiéndose a todos sus compañeros astronautas, les dijo en tono solemne:

-Dromkitas, el futuro de nuestro planeta está en nuestras manos. El esfuerzo, la preparación y el sacrifico que hemos hecho para estar hoy aquí, tan lejos de nuestro planeta y de nuestros seres queridos, serán recompensados en el futuro con el placer de saber que hemos salvado a los nuestros, de que hemos hecho algo que muy pocos son capaces de hacer, de que en realidad somos verdaderos héroes que estamos dispuestos a darlo todo para que otros puedan sobrevivir. Mis queridos hermanos, es para mí un orgullo y un privilegio estar aquí con ustedes, compartiendo tan grande misión. Pido al Dios creador de todo lo existente que nos bendiga, nos proteja y nos ayude a tener éxito en esta empresa. Y por este acto, en el que están puestas todas las esperanzas de Dromk y las nuestras, doy inicio a las labores de extracción de tan vital elemento, ¡¡el Oro de Akua!!.

Y acto seguido, apretó el botón que ponía a funcionar su extraordinaria invención. El encendido produjo un enorme ruido al comenzar a absorber el agua de mar que debía pasar por unas enormes toberas que la canalizaban hacia unos estanques centrales donde se producía, mediante procesos químicos y eléctricos, la separación de toda esa agua en los elementos primarios contenidos en ella. Así, miles de miles de millones de litros de agua comenzaron a pasar por su artilugio y los primeros gramos de varios metales, entre ellos, el tan ansiado oro, comenzaron a aparecer. La felicidad y la satisfacción estaban dibujadas en las caras de todos. La máquina de Ansk, requería el trabajo coordinado de 7 trabajadores para hacerla funcionar y lograr el máximo de eficiencia y lo hacían en turnos de 8 horas, dejándose la noche para descansar.

Si bien la máquina diseñada por Ansk funcionaba a las mil maravillas, al cabo de 75 días de trabajo, la cantidad de oro recogida no superaba los 271,2 manás (137 Kilos) y esta situación tenía muy preocupados a todos, especialmente a Ansk, quien decidió subir a la estación espacial en órbita y comunicarse con su padre, Anuk.

Una vez establecida la comunicación mediante la abertura de un mini agujero de gusano, utilizando las sondas espaciales esparcidas en los distintos planetas del sistema planetario de Akua, Ansk le contó a su padre todos los pormenores del viaje y que después de un tiempo, 75 días de Akua no habían logrado mucho. Ansk pidió a su padre que se iniciara la construcción en Dromk de otra máquina de extracción y que enviaría al Alnitak para recogerla y traerla de vuelta a Akua. También le pidió materiales, equipos y más personal para poder extender su permanencia en el planeta y aumentar los turnos de extracción del mineral. A todos sus pedidos accedió su padre, el rey de Dromk.

-Comandante Ansk, el Alnitak está preparado y listo para partir. En el vuelven 5 de nuestros compañeros y llevan un cargamento de 475,2 Manás de oro. El equivalente a 240 kilos.

-Gracias Kanit. Da la orden de despegue.

-Si Comandante y quiero aprovechar de recordarle mi señor, que la nave no podrá regresar hasta por lo menos dentro de unos 2.500 años de Akua aproximadamente, ni podremos comunicarnos con Dromk.

-Sí, lo sé Kanit. Nuestro sol, Mintaka, hace una fuerte interferencia en la generación de agujeros de gusanos cuando nuestro planeta se acerca a él en esta época. Pero Kanit ¿Qué son 2.500 años de Akua comparados con el tiempo de Dromk?

-El equivalente a 8,5 meses de nuestro planeta, mi señor.

-Así es y, mientras tanto, tenemos mucho que hacer

Efectivamente el tiempo en Dromk era muy diferente al tiempo en Akua. Un día en Dromk era equivalente a 60 días akuarianos. Los Dromkitas eran de por sí muy longevos ya que su ciclo vital en su planeta era muy largo. Además en su planeta crecía un árbol que daba un fruto, de cuyo jugo, se hacía un elixir que los mantenía jóvenes. Y aunque no eran inmortales, su ciclo vital era tan largo, que comparado con el de los humanos, que es mucho más corto, parecía que lo fueran.

Durante los siguientes 2.500 años, 5 meses y 6 días, Ansk y su equipo se dedicaron a la extracción del precioso metal, el oro y realizaron prospecciones mineras en todo el planeta Akua. Construyeron un asentamiento que bautizaron como Eriku, el que sería conocido en lengua sumeria como Eridu, “Hogar en la lejanía”. También desarrollaron cultivos agrícolas con semillas obtenidas en Akua y con algunas otras traídas desde Dromk e hicieron un levantamiento detallado de toda la flora y la fauna planetaria, tanto terrestre como marina. Ansk que era un excelente ingeniero, se dedicó a construir canales y fuentes de agua utilizando los diferentes afluentes de los 4 ríos que había en la región, haciéndolos navegables y creando lugares para el cultivo de aves y peces. Por último, cartografiaron la inmensidad de los cielos vistos desde Akua, con todas sus estrellas y constelaciones. Especial impacto les causó ver desde Akua el esplendor de la constelación de Orión, donde se encontraba su planeta Dromk, con sus hermosas estrellas: Alnitak, Almilan y Mintaka, las que formaban un cinturón celestial, que uniéndolas imaginariamente con otras estrellas de la constelación, se podía dibujar claramente en los cielos la figura de un guerrero en posición de combate.

Los Dromkitas, en su búsqueda constante de oro, encontraron grandes yacimientos en tierra firme, los que debían ser explotados de una manera totalmente diferente a como lo estaban haciendo en el mar. El oro se encontraba bajo tierra, mezclado con otros minerales y, por tanto, era necesario desarrollar una nueva tecnología para extraerlo, tecnología en la que Ansk ya estaba trabajando. Entre los yacimientos que encontraron, destacaban los de África del sur, los de Sud América en lugares que se conocieron como Colombia, Perú y Bolivia y en América del Norte, en un lugar conocido posteriormente como México. Hasta ese momento habían logrado obtener la cantidad de 8.294.260 manás, el equivalente a 4.188.600 kilos de oro.

-Zoltan, interrumpió nuevamente Lauren, llévanos a Dromk para saber que está sucediendo en el planeta, con el rey y el Alnitak. ¿Por qué no han vuelto aún a Akua?

-Está bien Lauren, pero déjame preguntarle al resto de tus compañeros… ¿Están todos de acuerdo muchachos? preguntó Zoltan

-Sí, preguntemos por lo que está pasando allá, contestaron.

-De acuerdo. Y Zoltan transmitió la solicitud de los muchachos a los archivos Akashicos e inmediatamente se encontraron en el palacio del rey de Dromk, donde se estaba desarrollando una reunión con sus ministros y consejeros.

-Mi señor, decía uno de sus ministros, en representación de todos los miembros del consejo, queremos sugerirle que la misión de búsqueda y extracción de oro, en ese lejano planeta, sea comandada por su hijo Anskut que es el legítimo heredero al trono, además de ser un excelente administrador. Ansk, si bien es un dromkita brillante, no se ve bien a los ojos del pueblo de Dromk que sea él quien dirija tan importante empresa.

-Zoltan, ¿Qué está pasando? Preguntó Koken

-Están presionando al rey Anuk para que haga un cambio en la conducción del proyecto en Akua. Quieren que sea Anskut y no Ansk quien dirija la misión.

Al término de la reunión, el rey se retiró a sus habitaciones a reflexionar para tomar una decisión con respecto a la sugerencia que le diera el consejo. Mientras estaba en ello, su esposa Katania se acercó y le preguntó…

-Dime mi rey, ¿Qué te tiene tan pensativo y preocupado? Y el rey le contó lo sucedido. Katania en un tono persuasivo y sugerente le dijo…

-Mi amado Anuk, creo que tu consejo de ministros tiene razón. Sería muy acertado tomar su sugerencia. Ten en cuenta que el pueblo está muy inquieto con toda esta situación medio ambiental que nos aqueja y necesita resultados. Anskut es muy querido y admirado y los progresos de Ansk han sido, hasta aquí, bastante pobres. 475,2 manás de ese mineral no es mucho ¿Verdad?… Recuerda que el prometió oro en abundancia y en muy poco tiempo. Tus adversarios están deseosos de verte caer y fracasar. Anskut en tanto, posee la fuerza y la confianza necesarias para darle un giro mucho más favorable a ésta empresa y darle prestigio y solvencia a tu reinado.

-Así es mi querida Katania. Una vez más tienes razón. Tu lucidez, como siempre, me impresiona. Seguiré tu consejo.

-Anuk sabía que su esposa y el consejo tenían razón, pero él sentía un profundo amor por su hijo Ansk y hacer el cambio propuesto no iba a ser aceptado de buena gana por éste. Anuk no quería defraudarlo. Así que urdió un plan que le permitiera salvar la situación y fuera equitativo para todos.

-Ikmin, llamó Anuk… Y su chambelán apareció de inmediato.

-Si mi señor Anuk…

-Ikmin, ¿Se han restablecido ya las comunicaciones con mi hijo Ansk?

-Sí me señor, así me lo han confirmado del centro de comando estelar.

-Entonces Ikmin, consigue que me comuniquen con él a la brevedad.

-Lo que Ud. ordene mi señor.

-Comandante, las comunicaciones con Dromk ya se encuentran operativas y el rey, su padre, le ha enviado un mensaje, le indicó Kanit.

-Gracias Kanit, pásame el mensaje.

Ansk se dirigió a sus aposentos donde tenía un pequeño centro de comunicaciones que le permitía enlazarse con la estación espacial que orbitaba Akua, la que a su vez le hacía el puente por el mini agujero de gusano que generaban utilizando las sondas espaciales dejadas en el camino para comunicar ambos planetas.

El mensaje de su padre era escueto y decía que muy pronto vendría él y su hermano Anskut a traerle los materiales, equipos y el personal que le había solicitado para facilitar las extracciones de oro.

-Qué raro que venga mi padre y mi hermano se dijo a sí mismo… Eso no es habitual… El rey no suele dejar su reinado… Y mi hermano… ¿A qué viene?… El es un príncipe y además el heredero al trono… Aquí pasa algo extraño… esto es inusual… Me temo que algo está pasando.

Y Ansk contestó a su padre Anuk, agradeciéndole por la visita y que le estarían esperando para recibirlo con todos los honores que un rey de Dromk merece y que tenían un buen cargamento de oro para enviar a casa.

Al cabo de unos días, el Alnitak se posaba en Eriku. El rey, el príncipe Anskut y todos los que los acompañaban recibieron una calurosa bienvenida de parte de sus súbditos en las tierras lejanas de Akua. Después de los honores y del banquete de recepción, Anuk se retiró con sus hijos a un pequeño jardín construido por Ansk, donde la belleza, la armonía y el buen gusto se hacían presentes en la combinación de flores, cursos de agua, árboles, arbustos y aves de variados colores.

-¡Bonito lugar te has hecho aquí, Ansk! ¡Realmente hermoso! exclamó su padre.

-Así es, hemos hecho lo posible por hacernos la vida más agradable, respondió Kusit adelantándose a Ansk.

-Y dime hijo… ¿Cómo va la extracción del oro?

-Pues no ha sido fácil. La tarea ha sido mucho más difícil de lo que pensaba. Aún cuando existe mucho oro disuelto en las aguas del mar de Akua, su concentración es baja y requiere mucho trabajo obtener tan preciado mineral. Hemos hecho prospección minera en tierra firme y hemos encontrado algunos yacimientos bastante prometedores, sobre todo en el hemisferio sur del planeta, en la región que hemos denominado abzukit (conocida como el Abzu en legua sumeria), ya que se encuentra muy al sur, casi al final de un gran continente que se encuentra al sur oeste de aquí. Y debo confesarte que he estado pensando y diseñando la tecnología necesaria para poder extraerlo. La ventaja de estos yacimientos es que el oro se encuentra muy concentrado y puedes acceder a grandes cantidades en muy poco espacio, las desventajas son que se encuentran bajo tierra, para lo cual se requerirá de maquinaria especializada y está combinado con otros materiales, por lo que también se necesitará de plantas especiales de procesamiento. Pero como te dije en mi comunicación, hemos logrado extraer 8.294.260 manás para que puedas llevar a Dromk. Sé que es casi nada comparado con lo que se necesita, pero hasta hace poco no teníamos nada… Y a propósito… ¿Trajiste la nueva máquina de extracción marina que te pedí?

-No, no la construimos… Y de eso precisamente quiero hablarles, dijo muy serio Anuk, haciendo sentir su posición de rey de Dromk donde su mandato y su poder llega a todos, incluidos sus hijos… El hubiera querido hablar a solas con Ansk, pero eso lo hubiera hecho aparecer como un soberano débil que tiene que dar explicaciones acerca de sus decisiones y acciones. No, eso no era posible, de hecho era intransable.

-Ansk, Anskut, Kusit, quiero comunicarles que he tomado las siguientes decisiones:

-Las necesidades de Dromk son urgentes y no podemos perder tiempo ni recursos. Debemos actuar y acelerar la extracción del oro, elemento vital para nuestra sobrevivencia. Los dromkitas están temerosos de lo que esta crisis ambiental les pueda traer y necesitan resultados. Para ello montaremos una operación a gran escala, para lo cual será necesario complementar las habilidades de administración de Anskut, las del científico brillante que eres tu Ansk y el gran aporte de Kusit, que será la encargada de poner mesura en las discusiones y buscar los puntos de encuentro en los desencuentros que seguro tendrán uds. dos durante el desarrollo de esta empresa.

Anskut, será el responsable frente a mí, de llevar a cabo con éxito este proyecto y delego el poder en él sobre todos los dromkitas y asuntos de este planeta y serás conocido como el Señor de la Potestad. Ansk, tendrá absoluto poder en todos los asuntos concernientes a las cuestiones mineras y científicas de la misión y será conocido como el señor de Ki, y Kusit, seguirá en sus funciones de oficial médico y formará parte del consejo que regirá los destinos de este planeta y de la misión encomendada.

-Ansk… He dispuesto que en el próximo viaje se vengan tu esposa Damkinat y tu hijo Mardukit.

-Anskut, Kusit, vuestro hijo Ninurtk también se vendrá a este planeta que a partir de ahora será llamado KI que significa Tierra, porque es en esta tierra que cambiaremos los destinos de nuestro mundo.

-También he traído conmigo a 1.130 dromkitas que se quedarán con Uds. para desarrollar todas las labores requeridas, además de maquinarias, equipos, alimentos, insumos médicos y demás elementos necesarios para su estancia. ¡Y por supuesto! les he traído también varios ejemplares de nuestro árbol de la vida para que puedan preparar el elixir de la juventud.

-Eriku, será el poblado de Ansk por siempre ya que fue el primer asentamiento dromkita en este planeta. También le será dado, bajo su dominio, todo ese continente del cual nos ha dicho que existe al sur oeste de aquí y se hará cargo de desarrollar la nueva tecnología minera para extraer el oro desde las entrañas de esta tierra y será el encargado de controlar todas las actividades relacionadas con esta función.

-Anskut, se encargará de toda la logística necesaria para llevar los cargamentos de oro a Dromk, construirá la infraestructura para controlar los vuelos espaciales, las comunicaciones y tendrá el poder absoluto sobre todas las entradas y salidas de naves de Dromk desde y hacia Ki. También será el encargado de los cultivos para la provisión de comida y de la construcción de nuevos poblados.

-A Anskut y su descendencia le será asignado todo el territorio de Idikina, con excepción de Eriku que es por derecho propio de Ansk y tendrá potestad en el resto de los territorios de Ki, salvo el continente que ya le asigné a Ansk y su prole.

-Y con este último dictamen doy por terminada la reunión… Y ahora quiero que me lleven a ver este planeta y me muestres tus hallazgos mineros, Ansk.

-Si padre, contestaron Ansk y Kusit su hermanastra.

Anuk pensaba que con esta repartición hecha del planeta y con el nuevo título entregado a Ansk, como señor de Ki, daría a éste una retribución que tranquilizaría su espíritu, pero se equivocó. Esta decisión no hizo más que provocar aún más, la rabia y la envidia que Ansk sentía por su hermano Anskut.

Mientras se preparaban para llevar a su padre a la gira cultural que les había solicitado, Ansk se decía para sus adentros…

-¿Por qué padre mío le has dado a Anskut el liderazgo de esta misión? Yo que soy el primogénito, yo que soy mucho más inteligente, yo que tengo la audacia para llevar adelante difíciles empresas, yo que tengo mucha más preparación, yo que en tu corazón soy el más amado… ¿Por qué?… ¿Por qué has hecho esto?..

Y así fue que dos clanes se establecieron en el planeta Tierra y la rivalidad quedó sellada para siempre entre ellos, rivalidad que sería traspasada en el futuro a los humanos y que marcaría la historia del hombre en la Tierra, rivalidad que se manifestaría en guerras permanentes entre dioses y entre hombres, rivalidad que estaría marcada por ideologías aparentemente antagónicas, pero que han sido siempre complementarias.

Atlantis 2551 – Capítulo IX

Capítulo IX, El Refugio

«Cuando algo malo nos sucede, tenemos tres opciones: dejar que nos marque, dejar que nos destruya o dejar que nos fortalezca».

Anónimo

El refugio de Turtmann o más bien, la base aérea subterránea de Turtmann había sido construida a principios de los años 70 a los pies del monte Barrhorn, con el objetivo de albergar y esconder aviones y helicópteros de combate para repeler al enemigo en caso de ataque. Inicialmente se excavaron en la montaña dos túneles en dirección norte-sur, de 1.350 mts. de largo cada uno, por 28 mts. de ancho y 20 mts. de altura, separados entre sí por una distancia de 60 mts. Los túneles principales, estaban a su vez unidos por dos túneles secundarios, perpendiculares a éstos. El primero de ellos se encontraba a unos 150 mts. de la entrada y, el otro, al final de ambos y se utilizaban como dependencias para alojar al personal militar y cómo zonas de mantención de aeronaves y otros vehículos.

En 1986, y como parte de la nueva política de defensa, El general Etienne de la Croix ordenó la construcción de un tercer túnel principal y un tercer túnel secundario de las mismas características de los anteriores para guardar armas, tanques y vehículos de transporte terrestre, los que deberían también unirse a la red de túneles ya construidos. Cuando los obreros se encontraban trabajando en la construcción del tercer túnel secundario, encontraron una galería natural que salía en dirección norte-sur y se extendía hacia abajo, a las profundidades de la tierra. Al dar cuenta del hallazgo, los militares decidieron explorarla, así que dispusieron de un equipo de las fuerzas especiales del ejército para que la explorara.

Cuando los militares ingresaron a la galería, pudieron comprobar que ésta era amplia y se podía caminar cómodamente por ella. Su pendiente era suave a veces y abrupta otras, pero les permitía ir bajando sin mayores contratiempos. Cuando ya habían recorrido una distancia de 1.300 metros. hacia abajo, encontraron una cavidad enorme que tenía unos 2 km de largo, por 1,7 km en su parte más ancha y 70 mts de altura a la que llamaron “La Catedral”, la que además era francamente, muy, muy linda, por sus formas y por sus estalactitas y estalagmitas. A medida que avanzaban en la exploración de la catedral, encontraron 3 galerías más, una que salía por el costado oeste de la gran cavidad, otro que lo hacía por el este y otro por el sur. Todas las galerías comunicaban a la nave central con nuevas cavidades de proporciones muy similares a la primera, las que a su vez se conectaban a otras cavernas un poco más pequeñas. A cada una de estas cavidades más pequeñas las bautizaron con nombres de catedrales famosas. Así, a la primera encontrada, le pusieron “San Pedro”, a la segunda “Notre Dame”, a la tercera “Milán”, y a la cuarta “San Basileo”. Por su parte, a las naves o cavernas más pequeñas les dieron nombres de palacios famosos: como: Versalles, Buckingham, Mirabell, Ducal y Belvedere.

Cuando se encontraban investigando la caverna bautizada como “Ducal” encontraron una nueva galería que salía en dirección noreste por unos 370 mts aproximadamente, en una ruta plana la que terminaba en una cavidad que tenía una abertura de 9,6 mts de diámetro que bajaba en línea recta, unos 230 mts, como si fuera un enorme pozo y terminaba en otra caverna enorme, en la que había un lago subterráneo de grandes proporciones, muy hermoso, con lugares que podían asimilarse a playas, que aunque no eran de arena, sino de roca, eran amplias y suaves. De acuerdo a las mediciones efectuadas por el personal militar, el lago medía 3,6 Km de largo, por 870 mts. de ancho y una profundidad promedio estimada de más de 175 mts. Era realmente inmenso, de aguas puras y cristalinas que había ido acumulando el río Ródano a lo largo de los tiempos. Este enorme lago fue bautizado como el lago “Lindenbrock” en honor al personaje del mismo nombre de la Novela de Julio Verne, “Viaje al Centro de la Tierra”.

Todos estos hallazgos, una vez investigados y cartografiados, quedaron en el olvido. La ampliación de la base aérea Turtmann concluyó y continuó con sus operaciones hasta que en 1995 se le asignó al General Etienne de la Croix el diseño y ejecución de la operación Ziusudra. Cuando el equipo de la Croix buscaba el mejor lugar para emplazar el refugio que debía construirse para los “Elegidos”, éste recordó los descubrimientos hechos en Turtmann y ordenó que se realizara un estudio de factibilidad, estudio que le brindó la máxima puntuación al lugar, optándose finalmente por éste para levantar ahí una de las obras de construcción cívico-militares más secretas y monumentales de Europa.

“La Cueva” se diseñó como una pequeña ciudad para albergar cómodamente a 250.000 personas. La energía se obtenía por medio de 2 reactores nucleares y por paneles solares que salían desde las profundidades de la tierra a la superficie y se desplegaban para captar la energía solar y convertirla en energía eléctrica. Todas las frutas, verduras y legumbres se obtenían de invernaderos especiales, utilizando técnicas hidropónicas. Las fuentes de proteínas provenían del cultivo de un alga denominada Spirulina y de fuentes animales producto de la producción de ganado que se hacía en el mismo refugio. En cuanto a los servicios básicos ésta disponía de todos los que provee una ciudad: Salud, educación, administración, aseo, policía y seguridad, servicios de emergencia, provisión de agua, energía, calefacción, además fábricas de ropa, zapatos, equipos, Instalaciones deportivas y un largo etc., etc., etc. Y lo más importante… Había sido diseñada para que todos sus habitantes pudieran vivir en ella por tiempo indefinido.

A este lugar fue traslada la familia Oversen el 12-Dic-2012 – 12:43:09 PM.

El movimiento de naves y personas en el aeropuerto de Turtmann era equivalente al movimiento de tropas hecha por los aliados cuando realizaron el desembarco en Normandía durante la segunda guerra mundial en 1945, sólo que en este caso, no había balas que mataran a la gente, pero si se experimentaba el miedo equivalente al que sentían los soldados durante el desembarco, al enfrentar la muerte que les infringían los alemanes desde sus bunkers apostados en las playas de la costa de Francia, al disparar sus ametralladoras y cañones.

Aviones, helicópteros y transportes terrestres, iban y venían trasladando personas hacia el refugio de Turtmann, “la Cueva” como le llamaban los militares. A pesar del inmenso movimiento, el orden tan característico de los suizos, se hacía presente y hacía que todo funcionara como reloj.

La lluvia arreciaba, la temperatura bajaba rápidamente y el agua nieve ya comenzaba hacer su aparición. Ulrich y su familia bajaron del Super Puma siguiendo las instrucciones del personal militar que estaba en tierra. La fila de personas en la que se encontraban, corría ordenadamente hacia una de las enormes puertas del refugio que se levantaba en la falda de la montaña. A medida que entraban, se internaban en un enorme túnel, de gran longitud, quizás tendría un poco más de 1 kilómetro de largo, por unos 25 metros de ancho y unos 15 metros de alto, calculo Ulrich y estaba muy bien iluminado. En el techo del túnel había unos rieles desde los cuales colgaban aviones cazas F35. Helga llevaba en sus brazos a Christel y Andreas iba de la mano de su padre. Como a unos 300 metros de la entrada, se encontraba un grupo de militares que eran los encargados de comprobar las identidades de los refugiados y de confirmar su ingreso al refugio. Una vez hecho el trámite, a cada uno de ellos se le entregó un brazalete electrónico que contenía toda la información que permitía identificar a su dueño y los niveles de autorización de acceso para moverse por el interior del refugio y, también, un tarjetón para colgarlo del cuello que tenía impresa una letra y un número.

-Mami, mami, tengo mucho miedo dijo Christel llorando… Hay mucha gente aquí… ¿A dónde vamos, mamá?

-Calma mi niña, calma, todo se va arreglar, tranquila mi amor… le decía Helga intentando calmarla.

Una vez que pasaron el puesto de control y registro, siguieron la fila que se adentraba en un nuevo túnel, que salía del primero en forma perpendicular a éste, hacia la izquierda. Era un poco más pequeño que el túnel por el que habían entrado y al final del mismo, se conectaba con otro túnel, igual al primero, por dónde circulaba más gente. Cuando llegaron al centro del túnel por el que iban caminando, los militares les pidieron abordar un ascensor enorme, al que entraron como 70 personas. Una vez adentro, éste comenzó a bajar, rápidamente. Su destino estaba a 1.367 metros más abajo. El ambiente era tenso, nadie tenía claridad hacia donde iban ni qué estaba pasando realmente. El señor Nuemann y su familia, que habían compartido el helicóptero de rescate con la familia Oversen, también venía en el mismo ascensor. Éste se acercó a Ulrich y le dijo…

-Señor, no se preocupe, estamos bajando al refugio mejor construido de Suiza. Sé de muy buena fuente, que está preparado para resistir cualquier calamidad y en el podremos vivir toda nuestra vida si es necesario. Fue construido de tal manera, que puede producir sus propios alimentos, su propia energía y sus fuentes de agua pura y limpia son casi inagotables.

Mientras la familia Oversen bajaba por el ascensor a las profundidades de la tierra, el General Etienne de la Croix se encontraba en el exterior supervisando en persona las operaciones de rescate… mientras impartía órdenes al personal, de pronto, apareció el Coronel Linz Meyer.

-Mi general… Traigo muy malas noticias… La situación atmosférica causada por los volcanes en erupción en diferentes países de Europa está haciendo imposible el vuelo de los aviones y helicópteros de rescate. El material particulado que emana de estas erupciones está afectando el funcionamiento de las turbinas y los está echando a tierra. Ya ha habido varios accidentes con consecuencias fatales. Por tanto mi general, ya no llegarán más naves a Turtmann. Hasta ahora Suiza ha sido el lugar menos afectado por toda esta calamidad señor y por eso no hemos sentido los estragos que se están sufriendo en otras regiones.

-¡¡Mierda Max!!, ¡¡Mieeeerda!!… Gritó de la Croix… ¡¡Dios mío, por favor… ayúdanos un poquito!!… ¿Cuánta gente ha llegado ya al refugio Max?

-De acuerdo al último cómputo de hace 2 horas… eran 113.253 personas mi General, pero han llegado muchas más desde entonces, señor. ¿Pido que me actualicen el número?

-No, no importa Max. Ya habrá tiempo para eso después. No recarguemos a los muchachos con tareas que a esta altura ya no tienen mucha importancia… Así que si ya no vendrán más aviones desde los otros países de Europa, entonces dediquémonos a salvar a nuestra propia gente. A esta altura me importa un bledo si son o no parte de los elegidos. Envía transportes terrestres al poblado de Turtmann y recorran todos los alrededores y tráiganse a toda la gente que puedan. Lo mismo pídele al personal de los helicópteros.

-Si mi general.

Mientras tanto, Justo al momento en que acababan de descender del ascensor, otro movimiento sísmico se produjo. La gente se puso a gritar, algunos intentaron correr sin saber a dónde. Uno de los militares que estaba con ellos, gritó…

¡¡Calma por favor!! Aquí estamos seguros, nada nos va a pasar.

El terremoto movía todo el lugar con gran violencia, las luces bajaron su intensidad por un momento, pero todo parecía estar intacto. Los gritos de angustia y el llanto de muchos de los que ahí se encontraban, enfrentados por primera vez a hechos como estos, le daban mayor dramatismo aún a la situación que estaban viviendo….. Al cabo de unos 50 segundos, el movimiento cesó. No obstante, los gemidos y los llantos continuaban, todos estaban en Shock. Uno de los militares preguntó en voz alta, casi gritando…

-¿Están todos bien?… Entre sollozos y lamentos contestaron que sí.

-Mami, tengo mucho miedo, me quiero ir de aquí… Mami… por favor… Imploraba Christel…

-Calma mi amor… Decía Helga… Muy afectada por el nuevo terremoto. Ulrich en tanto, mantenía abrazada a su familia…. Intentando transmitirles seguridad y confianza, pero también se sentía muy afectado. El pequeño Andreas, por su parte, estaba temblando de miedo e intentaba hacerse el valiente, pero el pobrecito no pudo evitar algunas lágrimas que le caían por sus mejillas.

-Por favor, préstenme un momento de atención pidió el militar a cargo… Por favor les pido a todos que respiremos profundamente… por favor… Sigan mis instrucciones… Vamos hacer unos ejercicios de respiración para recobrar la calma y el ánimo… Inspiren profundamente por la nariz, …eso muy bien… Retengan el aire por unos segundos… Bien, ahora exhalemos por la nariz, lentamente…. Muy bien, repitamos nuevamente el ejercicio…

Al cabo de unos minutos todos estaban ya mucho más calmados.

El militar a cargo les dijo a todos que hicieran una fila de acuerdo a la letra y el número que les habían entregado al momento de su registro, información que estaba en esa tarjeta que llevaban colgando de su cuello. Y así, todavía en shock, muy lentamente comenzaron a ordenarse. Una vez listos, el militar les dio nuevas instrucciones…

-A ver.. ¿Cuántas letras diferentes tenemos aquí? Tenemos la F y la G… De acuerdo… todos los que tienen la letra F, sigan a este señor, el es cabo Berlinger. Por cierto, yo soy el sargento mayor Martelli.

-Y los que tienen la letra G, sigan al sargento Conue… Ellos los llevaran a sus habitaciones. Les pedimos que frente a cualquier situación de emergencia, como la que acabamos de sufrir, permanezcan en sus cuartos y esperen las instrucciones que se les darán por los altavoces. Por favor hagan lo imposible para mantener la calma. Este refugio está preparado para resistir los más duros embates de la naturaleza. Sabemos que no están acostumbrados a sufrir este tipo de fenómenos, pero deben permanecer calmados… Es la única manera de sobrevivir.

-En sus habitaciones encontrarán un manual con toda la información necesaria acerca de las instalaciones de este refugio e instrucciones sobre qué hacer en casos de emergencia. Léanlo con calma. En la medida que las cosas se vayan normalizando y estén un poco más ambientados, les iremos entregando más instrucciones y más información.

-¡Ha!, se me olvidaba… también encontrarán en sus habitaciones un refrigerador con variados alimentos, agua y una alacena con alimentos no perecibles para que puedan servirse o prepararse, en caso que tengan hambre. También, en el baño hay un botiquín de primeros auxilios en caso de necesidad. Si tienen una emergencia, pulsen el botón de pánico que se encuentra al lado de la puerta de entrada… Alguno de los monitores a cargo de la sección en la que encuentren los auxiliará… Las habitaciones son bastante cómodas… Disfrútenlas.

-Y por último… como la situación es todavía un poco confusa y hay mucha gente llegando al refugio, todo el personal estará muy ocupado en acomodar a los recién llegados, por lo que les pedimos tengan paciencia… ¿Si?, Bueno Muchas gracias.

La familia Oversen, que tenía la letra G, junto con otras familias, siguieron al sargento Conue. Y así, una a una fueron acomodándose en los nuevos cuartos que les habían asignado.

Por otra parte y al momento de ocurrir el nuevo terremoto, un último avión militar 737 procedente Hungría, se disponía a aterrizar…

-Vuelo 142, tiene permiso para aterrizar… le indicó el controlador de vuelo de la base Turtmann.

-Gracias torre de control, procederemos con la maniobra …

El avión se encontraba ya a pocos metros de la pista, cuando de pronto comenzó el terremoto y de la torre de control les gritan por la radio…

-¡¡Aborten, aborten…Terremoto, terremoto en proceso, aborten!!…

El capitán de la nave sabía que no podía abortar ya el aterrizaje, era demasiado tarde, ya estaban en ese momento límite en que el retorno no es posible… Así que el Capitán Szabo Bence gritó a su Copiloto…

-¡¡Jani!… ¡¡Ayúdame con los controles¡¡…

Los dos pilotos tomaron los controles del avión firmemente, mientras éste caía a la pista con violencia. El suelo se movía cómo si un gran número de olas pasaran por ella a mucha velocidad, una tras otra. Era el efecto del movimiento sísmico que arrugaba literalmente el suelo dándole esa forma de olas. El avión se zarandeaba de un lado para el otro y el griterío de los pasajeros era terrorífico. Sin embargo, los pilotos se mantuvieron firmes en sus puestos y lograron disminuir la velocidad, hasta que finalmente detuvieron el avión, cruzado en medio de la pista de aterrizaje, la que aún se movía, pero ya más lentamente porque el terremoto estaba disminuyendo su intensidad.

-¡¡Pero qué carajo!! Grito el general de la Croix… otro maldito terremoto Max… Y ese avión que está aterrizando… se van a matar… ¡¡mierda, mierda… mierda!!

Pasado el impacto inicial producido por el nuevo movimiento sísmico, De la Croix, comenzó a dar órdenes a todos los militares que se encontraban a su alrededor…

-¡¡Vamos vayan en ayuda de los pasajeros de ese avión!!, ¡¡Vamos, dense prisa!!… ¡¡Schnell, schnell, schnell,!! 12-Dic-2012 – 13:10:35 PM.

A parte del susto y algunos cabezazos entre los mismos pasajeros, todos los ocupantes del avión húngaro se encontraban bien. Al abrir las puertas, ya habían llegado al lugar un buen número de militares que venía a socorrerlos, enviados por De la Croix, quienes rápidamente los evacuaron y enviaron al refugio, salvo a los 2 pilotos que primero debían mover el avión a otro lugar para despejar la pista y permitir el aterrizaje del alguna otra aeronave que todavía pudiera llegar.

De la Croix en tanto, proseguía con la supervisión de las operaciones en terreno. Linz Meyer, que se mantenía a su lado, recibía información del centro de comando central ubicado en la “Cueva” la que su vez le transmitía para tenerlo al tanto de los acontecimientos.

En el refugio, la familia Oversen ya estaba acomodándose en sus nuevas habitaciones. El lugar era en verdad bastante cómodo, tal cual como les había dicho el Sargento Mayor Martelli. Era el equivalente a un departamento de 3 dormitorios amplios, más una sala, un comedor, una cocina grande y dos baños. Todo completamente equipado. Había sido diseñado para que sus ocupantes estuvieran muy cómodos y por largo tiempo.

A pesar del nerviosismo y del estado de shock en el que todavía estaban, tuvieron el ánimo para recorrer su nueva casa y disponer de ella.

-¡Ulrich! Exclamo Helga al abrir uno de los armarios… Mira, hay ropa aquí… Parecen ser…. No, de hecho son ¡Overoles de una pieza!… y qué rica es la tela de la que están hechos… Niños… Ulrich… miren.

-Si es verdad, dijo Ulrich…

-¿A ver mamá? ¡¡O si qué rica se siente!!, exclamó Andreas.

-Yo también quiero tocarla mamí… dijo Christel.

De repente Andreas grita…

-¡¡Esta será mi habitación!!…

-Mami… no… yo quería esa… Dijo Christel haciendo un puchero.

-¡Vamos, calma Christel! Si las dos habitaciones son iguales… además la que Andreas está dejando para ti está más cerca de la nuestra… ¿Qué dices?

-Bueno está bien, me quedo con esta. Dijo poco convencida Christel.

-Helga, dijo Ulrich, les propongo que se acomoden mientras yo reviso el manual de informaciones que nos indicó el Sargento Martelli que leyéramos… ¿Les parece?

-Bien, dale. Yo acomodaré a los chicos y luego prepararemos algo de comer.

-Ok amor y se sentó en el salón del departamento a leer el manual…

En el intertanto, afuera, De la Croix le pregunta a Linz Meyer…

-Max, ¿sabes ya de qué magnitud fue el terremoto?

-Si mi general, fue 8.2 grados Richter.

-Fue mucho más violento que el primero, pero más corto, dijo de la Croix.

-Sí mi general y de seguro vendrán más réplicas. Me indican que el epicentro fue en Italia, en las cercanías de la ciudad de Torino. La información del satélite indica que la ciudad está prácticamente en ruinas. Ginebra, también se vio seriamente afectada, con una gran cantidad de edificios derrumbados. Se desconoce el número de muertos y heridos, pero personalmente creo que son muy pocos, ya que muchos de los ginebrenses se encuentran albergados en los refugios atómicos.

-Si, espero que tengas razón, Max.

El tráfico de helicópteros y transportes terrestres que traían refugiados a la cueva desde distintos lugares de Suiza, seguía en todo su apogeo. De la Croix, a pesar de todo, estaba satisfecho porque estaban haciendo todo lo posible para salvar a la mayor cantidad de gente posible. No obstante, sabía en su interior que no lograría salvar a 250.000. La situación se había tornado muy grave en poco tiempo y eso no les había permitido reaccionar con la velocidad requerida.

12-Dic-2012 – 14:07:16 PM. El agua nieve había dejado el paso a la copiosa nieve que caía con fuerza. Un viento del Este comenzaba a levantarse con intensidad. Pronto, los Helicópteros tendrían que dejar de volar y quizás los camiones y los mowacs y los hummers, también deberían dejar de transitar. La nieve que ya cubría todo, impedía ver con claridad los caminos y hacía muy difíciles y peligrosas las labores de rescate.

-De la Croix, estaba con Linz Meyer en una de las puertas de acceso a la “Cueva” revisando la situación, cuando un nuevo terremoto hizo su aparición. Primero fue un ruido subterráneo como un fuerte ronquido y de pronto, una violenta sacudida, para luego continuar con un movimiento de vaivén en dirección Norte-sur durante 3,7 minutos. Prácticamente todos los que se encontraban de pie, cayeron al piso y no lograban levantarse producto de la fuerza del movimiento. Al interior de la “Cueva”, los gritos de angustia y de miedo de las miles de personas que se encontraban en su interior, eran aterradores. Nada se podía hacer excepto rezar y esperar a que ese suplicio terminara. Los rieles del techo de los túneles de entrada a la “Cueva”, de los cuales colgaban los caza F35, se movían con tal violencia, que en algunos sectores comenzaron a ceder y algunos aviones se tambaleaban peligrosamente, próximos a su desprendimiento y caída al interior de los túneles. La angustia, la impotencia y el miedo paralizante eran las únicas emociones presentes en esos momentos.

De la montaña en la que se encontraba el refugio, comenzaron a caer enormes rocas y grandes masas de barro y nieve. La pista de aterrizaje se lleno de grietas que se abrieron como quien corta mantequilla dejándola totalmente inutilizada para el uso de aviones. Algunos helicópteros que se encontraban en tierra cayeron en algunas de las aberturas hechas en tierra, lo mismo que algunos vehículos de transporte.

Los ocupantes del refugio que se encontraban a más de 1.300 mts. de profundidad, acomodados ya en sus habitaciones, estaban al borde del colapso emocional. La violencia del movimiento era de tal magnitud que la energía se había cortado y se encontraban absolutamente a obscuras, ya que tampoco las luces de emergencia funcionaban.

Mientras el terremoto arreciaba con toda su fuerza, Ulrich abrazaba a su familia debajo de la mesa del comedor, sin palabras, con sus ojos completamente cerrados, pidiendo protección divina. Helga, tiritando de miedo, rezaba en voz alta, los niños lloraban y pedían a gritos que por favor todo terminara.

Cuando por fin el terremoto acabó, a los 30 segundos, las luces de emergencia de su departamento se encendieron, Helga desesperada corrió al baño y vomitó una y otra vez. Ulrich, con fuertes retorcijones de tripa, intentaba calmar a sus hijos y a él mismo mientras seguían debajo de la mesa. Los pasillos del refugio se encontraban atestados de gente que intentó escapar del terremoto, toda golpeada e histérica producto del miedo, llorando, gimiendo. Fue entonces cuando los altavoces se encendieron y una voz grave y calmada comenzó a hablar…

-Habitantes del refugio de Turtmann, el terremoto ya ha pasado. La energía eléctrica comienza restablecerse. Salvo el susto y algunas magulladuras menores, nada más ha ocurrido en estas instalaciones. Les pedimos volver tranquilamente a sus departamentos y permanecer en ellos. En caso de otro movimiento sísmico, mantengan la calma y no salgan a los pasillos. Sabemos que la angustia y el miedo que este fenómeno produce son enormes, pero el mejor lugar para no sufrir ningún accidente está en sus habitaciones. Para los que necesiten un tranquilizante, los pueden encontrar en los botiquines de emergencia que se encuentran en los baños. Gracias.

Y así, poco a poco volvió la calma, pero la tensión era aún muy grande. En tanto afuera, De la Croix, Linz Meyer, varios militares y una centena de rescatados intentaban también reponerse de lo sucedido.

-¡Linz Meyer!, dijo con voz firme De la Croix. ¿Tenemos información de daños en el refugio?

-Sí mi general. Sólo cosas menores. Lo más grave son algunos F35 que cuelgan peligrosamente del techo en los túneles de entrada, producto de algunos rieles desprendidos por la fuerza del terremoto señor. Me informan que ya han tomado medidas para que los refugiados que recién llegan estén seguros.

-Bien Coronel… Y dígame ¿De cuántos grados fue este terremoto?

-Me indican que de 8.5 grados Richter, mi General.

-Mayor Peres, hágase cargo. Yo estaré en el comando central. Hagan que despejen todas estas rocas que han caído para limpiar la entrada al refugio y hagan entrar a todos, sólo deje algunos pelotones para recibir a los refugiados que faltan.

-Sí señor, a la orden.

-Linz Meyer… ¿Cuántos helicópteros tenemos en el aire?

-11, señor… Y además tenemos 9 camiones y 12 hummer, trayendo gente de los alrededores.

¿Tenemos comunicación por radio con ellos?

-Si mi general.

-Bien, ponlos a todos en línea para que puedan oírme…

-Soldados de Turtmann, les habla el General de la Croix… Acabamos de ser sacudidos por un terremoto de 8.5 grados Richter el más fuerte que hayamos tenido en la historia de Suiza. Es muy probable que los caminos estén muy dañados. La nieve está cayendo con mucha fuerza y la visibilidad es escasa. Les pido a todos volver cuanto antes al refugio con la mayor cantidad de sobrevivientes posibles. Mantengan comunicación permanente con el comando central y vayan entregando su posición cada 5 minutos. No quiero perder a nadie… Y repito… vuelvan cuanto antes… Y ¡cuídense y regresen sanos y salvos! Cambio y fuera.

Ya en el comando central de Turtmann, De la Croix se reúne con el comité científico militar…

-Señores cuál es el estado de toda esta calamidad.

-Mi general, es realmente grave. Los terremotos y maremotos han prácticamente barrido todo el hemisferio sur. En el hemisferio norte la situación no es mucho mejor. El menos afectado es nuestro país, pero los terremotos de las últimas horas han destruidos prácticamente todas nuestras ciudades. Las cifras de muertos y heridos a nivel mundial son desconocidas pero se presume que son cientos de millones. En los EEUU, toda la región de California ha desaparecido literalmente tragada por el mar. En Europa, Inglaterra, Escocia, Irlanda, Italia, Grecia, el sur de Francia, Portugal y gran parte de España se encuentran bajo el mar. En china, producto de los terremotos, se han producido una serie de explosiones atómicas, de las que desconocemos sus causas. Pero más de medio país fue afectado por esto. Bangladesh fue tragado por el mar, lo mismo que la isla de Sumatra. Todos los países de centro América están bajo el mar y también todo el sur de México. Las Islas del Caribe, están bajo el agua y muchas zonas del Sur y Este de EEUU también lo están. En cuanto a los polos magnéticos, estos están experimentando un rápido cambio de posición, El polo Sur, se encuentra a la altura de Sierra Leona y el polo norte, está en el norte del Perú. Los satélites que aún funcionan reportan destrucción, desolación y caos en todo el mundo. Todas las islas de la Polinesia han desparecido… Y la tensión en la placa antártica hará que muy pronto se produzca un maremoto de dimensiones nunca antes vistas… Es solo cuestión de horas…

-Como ya sabe, para las 20:00 hrs. de hoy, el ESA anunció otra tormenta solar y, de acuerdo a los datos que hemos recogido, esta será mucho más severa que la de esta mañana por cuanto será la más grande producida y porque el campo magnético del planeta ha disminuido en un 60%, lo que nos dejará indefensos frente a la lluvia de rayos X y Gamma, la que será extremadamente destructiva. La vida en la superficie después de eso será imposible y los que logren sobrevivir, tendrán una agonía horrible para la cual no existe tratamiento. Sólo lograrán sobrevivir aquellos que se encuentran a más 600 metros bajo tierra.

-Señor, señor… Uno de nuestros satélites ha detectado una explosión de inmensas proporciones en la región central de los EEUU que ha afectado desde el parque Yellowstone en el Oeste, hasta prácticamente la ciudad de Washington por el Este, señor… Aparentemente un volcán subterráneo a hecho erupción, mi general.

El silencio de los presentes inundó la sala del comando central de Turtmann… Un sonido que parecía provenir del centro de la Tierra comenzaba a escucharse… Semejaba al rugido de un león…. Y la tierra empezó a moverse nuevamente con un suave vaivén al principio para luego transformarse en un movimiento de locura. Todos los presentes cayeron al piso entre gritos y palabrotas, mientras la tierra se agitaba una vez más como desquitándose por todo lo que el hombre la había explotado durante tanto tiempo. Al cabo de algo más de 2 minutos, todo acabó. La oscuridad era total… Entre quejidos e imprecaciones los ocupantes de la sala se ponían de pie. De la Croix, preguntó…

-¿Están todos bien?…

-Sí, contestaron algunos…

-Que bien por todos Uds. porque yo casi me he cagado del susto, dijo De la Croix…..Y…¿Qué pasa con la luces de emergencia?

-Por algún motivo, con estos movimientos tan fuertes, tardan un poco en encenderse señor, dijo uno de los oficiales, en el momento justo en que las luces volvían a encenderse.

-¡Gracias a Dios que ya tenemos luz!… Linz Meyer, haz revisar todo el alumbrado de emergencia. Esto no debe volver a pasar…

-Sí señor, lo haré.

Al interior del refugio, nuevamente el caos era total. Los refugiados estaban desperdigados por todas partes, maltrechos, agotados por la tensión y el stress producidos por los movimientos sísmicos.

Ulrich y su familia había permanecido en su departamento, pero estaban también agotados física y emocionalmente. Nuevamente los altavoces se encendieron y la misma voz de la vez anterior dio inició a su cantinela que ya casi nadie escuchaba.

Ulrich…dijo Helga con la angustia reflejada en su voz… ¿Qué haremos? ¿Qué nos ocurrirá? Creo que no podré aguantarlo más… Ulrich… Por favor…

-Si papi… yo no quiero estar más aquí…no quiero más terremotos, papi… por favor… Decía Christel sollozando.

-Si papá, yo tampoco, dijo también Andreas. Tengo demasiado miedo… Vámonos, prefiero estar afuera.

-Lo sé, pero es lo único que tenemos… Y mírense… estamos bien, estamos vivos, estamos sanos… sólo asustados, muy asustados, pero bien… Este refugio parece estar muy bien construido, nada se ha caído… A pesar del fuerte movimiento, todo está en su sitio…

-Pero Ulrich… Pero ¿Cuándo acabará esto?

-No lo sé mi amor… En verdad no tengo ni la menor idea. Lo que está pasando supera todo lo vivido por el ser humano en los últimos 5.000 años… eso es seguro.

-Les propongo que descansemos… Vengan, vamos todos a intentar dormir un poco en la cama de la habitación de papá y mamá… vamos.. ¿Si?… Venga acompáñenme.

-No creo que pueda dormir, exclamo Helga… Tengo demasiado miedo.

-Calma mi amor… Ven relájate junto a nosotros, así abrazados… Ven.

Así fue como los Oversen se acostaron, bien abrazados intentando descansar y conciliar el sueño… Ulrich entonó una canción que solía cantarles a sus hijos para dormir… y poco a poco fueron dándole espacio al sueño, hasta que se durmieron… Helga también.

Ulrich, en un estado entre despierto y dormido recordó su sueño del fin del mundo que había tenido durante la noche anterior al desastre… Pensó por un momento en Zoltan, el narrador de la historia y maestro de telepatía de Atlantis y, en el futuro de la raza humana… y con esos pensamientos, se durmió. 12-Dic-2012 – 15:38:43 PM.

Atlantis 2551 – Capítulo VIII

Capítulo VIII, El Rescate

“Cuando todo se va al infierno, la gente que está a tu lado sin vacilar es tu familia”.
Jim Butcher

12-Dic-2012 – 09:40.20 AM. Cuando Ulrich y su esposa Helga se disponían a entrar a la Escuela de Secheron, Ulrich la sujetó por el brazo y le dijo:

-Helga, espera un momento, antes que entremos a ver a nuestros hijos, quiero que decidamos lo que vamos a hacer. Hagamos primero un plan para que no vayamos a titubear frente a ellos, eso podría generarles inseguridad.

-De acuerdo Ulrich, me parece bien.

-Mira, hace unos meses traje a casa un estuche de color azul oscuro que tenía en su cubierta las siglas del CERN… ¿Recuerdas haberlo visto?

-Si, por supuesto, me acuerdo perfectamente porque lo dejaste tirado en el mueble de la entrada donde está el teléfono y dejamos las llaves de los autos y la correspondencia.

-¿Y qué hiciste con él?

-Pues miré su contenido. En su interior había una credencial con tu foto, tu nombre y una banda magnética, un aparato parecido a un teléfono móvil y, si no recuerdo mal, creo que también había un mapa.

-Está bien amor, pero no me refería a eso… ¿Lo guardaste en alguna parte?

-Sí, como me pareció algo importante, lo puse en la caja fuerte que tenemos en el armario de nuestra habitación… ¿Por qué preguntas?

-Porque ese estuche me lo dieron los de seguridad del CERN y creo que ellos sabían de todo esto que está pasando. Debemos recuperarlo y activar el localizador que tú dices que era como un teléfono móvil.

-¿Pero cómo piensas activarlo si todo lo eléctrico está estropeado?

-Te puedo asegurar que funcionará. He atado todos los cabos y estoy seguro que nos los dieron porque sabían de esto.

-Está bien Ulrich, eso significa entonces que debemos ir a casa a buscarlo y está un poco lejos para ir caminando. ¿Cuántos kilómetros son desde aquí hasta casa?

-Son casi 4, pero no queda más remedio que ir Helga. Escúchame, tenemos sólo dos alternativas. Una de ellas es que yo vaya sólo a casa y active el localizador para que me contacten y luego vengo a buscarlos a ti y a los niños a Secheron… y la otra es que vayamos los cuatro juntos.

-Pues solo no irás. No estoy dispuesta a perderte. O vamos todos juntos o no nos movemos de aquí. ¿Cuánto tardaremos?

-Con los niños, creo que 1 hora y media.

-Bien, vamos por los muchachos dijo Helga.

Ulrich y Helga entraron a la escuela de sus hijos y la Directora, la Sra. Agnes tenía a todos los padres que habían logrado llegar y a todos los alumnos reunidos en el patio central, a pesar del frió y de las amenazas de lluvia, informándoles de las medidas que habían tomado las autoridades de la ciudad para enfrentar la emergencia. Les decía que la recomendación del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, a dónde había ido el profesor Klauss a pedir instrucciones, era que todos volvieran a sus casas tranquilamente y que a partir de las 11:00 AM se comenzaría a abrir los refugios atómicos disponibles para que fueran usados por la población. Fundamentalmente porque habría otra tormenta solar por la tarde y era mejor estar protegidos, Mientras Agnes hablaba, Ulrich y Helga se ubicaron en una de las terrazas elevadas que enfrentaban al patio, para ubicar a sus hijos. Estaban en eso cuando Christel, gritó…

-Mami, estamos aquí.

Helga y Ulrich miraron hacia lugar de donde provenía la voz de su hija hasta que sus miradas lograron fundirse con las miradas de Christel y Andreas. Helga no pudo contener su emoción y se le escaparon algunas lágrimas mientras ambos bajaban a reunirse con sus dos pequeños.

A los pocos minutos, Agnes terminaba de entregar la información e impartir instrucciones y, tanto padres como hijos, ya más tranquilos, volvían a sus salas de clases para preparar su vuelta a casa.

Por su parte, Helga, junto a sus hijos se dirigieron también a sus salas de clases a recoger sus pertenencias, mientras, Ulrich, conversaba con Agnes acerca de la información que le había proporcionado el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional. Cuando Helga volvió con los chicos para irse del colegio, ésta llamó aparte a Ulrich y le dijo:

-Mi amor, ¿Valdrá la pena hacer el viaje hasta nuestra casa? ¿No será mejor irnos a uno de los refugios que están por aquí?

-Helga, yo creo que no. Como te decía hace un rato, yo tengo la sospecha que los de seguridad del CERN sabían que este problema se iba a producir, por eso nos dieron el estuche con el localizador y nos indicaron que debíamos ir a un refugio específico que tenía un nombre como Urtmann, Surtmann o algo así. Ese refugio debe tener condiciones especiales para poder sobrevivir a este desastre que, por lo que alcancé a escuchar por el radio del auto, es global. Así que vamos a casa, activemos el localizador y esperemos a ver qué pasa. Si no, nos vamos al refugio más cercano que haya en nuestro barrio de Chambesy… ¿Te parece?

-Está bien Ulrich, hagamos lo que dices

Y así fue como toda la familia Oversen se despidió de todos y cada uno de los profesores que aún quedaban en el colegio y su Directora, la Sra, Agnes, con fuertes abrazos y manifestaciones de cariño que hacían que el duro momento que estaban viviendo se hiciera más llevadero. Y finalmente partieron rumbo a su hogar por Dejean hacia la Avenida Lausenne y por ésta al norte, a Chambesy. 12-Dic-2012 – 9:57:09 AM.

El trayecto fue bastante pesado y tortuoso para toda la familia porque los niños no estaban acostumbrados a caminar tanta distancia, por lo que Ulrich tuvo que turnarse para llevar en sus hombros, tanto a Christel como a Andreas, gran parte del camino. Mientras caminaban vieron escenas muy dramáticas de grupos de personas que lloraban, que gritaban y reclamaban contra las autoridades, augurando el fin del mundo, que esto era el castigo de Dios, otras que simplemente rezaban y otros que peleaban a puñetazos o que se insultaban unos a otros, situaciones que impactaron y asustaron mucho a los pequeños que, por momentos, no pudieron evitar echar sus lagrimones. Era claro que la emergencia ya estaba produciendo estragos en los comportamientos de las personas. Lo positivo fue que cada tantos minutos pasaban helicópteros de la fuerza área Suiza pidiendo calma a través de sus altavoces a toda la gente que se encontraba en tierra, a quienes les indicaban que debían dirigirse a los refugios atómicos más cercanos porque éstos ya estaban habilitados y disponibles para ser ocupados mientras durara la emergencia. Lo mismo ocurría con el personal de los servicios de emergencia, incluido la policía, que aunque estaban sin transporte motorizado y se movilizaban a pie o en bicicleta, hacían uso de sus megáfonos para informar a la población y entregarles instrucciones acerca de lo que debían hacer y a dónde dirigirse, lo que afortunadamente fue calmando los ánimos de todos.

Cuando por fin, la familia Oversen logró llegar a su casa en calle la Fontaine, en Chambesy, la angustia, la tensión y el cansancio que traían todos se desvaneció por una rato y la tranquilidad parecía llegar a sus vidas nuevamente, al menos por unos momentos. Entraron a la cocina y todos bebieron agua con la ansiedad propia del que ya empieza a deshidratarse después de un esfuerzo físico importante. Ulrich, con la botella de agua mineral en la mano se fue a su habitación, corrió las cortinas para permitir que entrara la luz y abrió el armario donde se encontraba la caja fuerte, y por supuesto, estaba cerrada ya que todo su circuito electrónico estaba dañado y entonces grito desesperado,

-¡Mierda! y comenzó a llamar Helga que estaba con los chicos aún en la cocina preparándoles algo de comer.

-Helga, Helga, por favor ven… dime dónde están las llaves de la caja fuerte, grito con tono ansioso.

Helga apareció en la habitación y le dijo…

-Calma Ulrich, calma por favor, con esa actitud sólo les provocas miedo y angustia a los niños, ten, aquí están las llaves.

-Perdón Helga, tienes razón. Y abrió la caja fuerte. Buscó el estuche del CERN y sacó el comunicador. Lo revisó por un momento para buscar el interruptor de encendido, lo presionó y una luz de color verde comenzó a parpadear. Y el alma le volvió al cuerpo.

-Bien Helga, ya estamos y ahora, a esperar. ¿Ves? Yo sabía que esto funcionaría.

-¿Y aparte de esperar qué hacemos? Dijo Helga.

-¡Maletas!, hagamos las maletas o más bien preparemos unas mochilas, ya que de seguro nos llevarán al refugio del que nos hablaron los de seguridad del CERN. ¿Cómo se llamaba? Antes te dije algo así como Urtmann, pero creo que es Turtmann, si es Turtmann. ¿Lo conoces Helga?

-¿El refugio? No, no lo conozco, pero sí, he estado en un poblado llamado Turtmann, y si es el mismo lugar, está como 200 KM de aquí, hacia el este, en la zona de Valais, casi a orillas del Ródano y a los pies del Barrhorn, uno de los montes más altos de Suiza, dónde además está el glaciar de Turtmann. Cuando adolescente fui con un grupo de amigos de excursión. Es un lugar muy hermoso. Se va por la A40.

-Mira tú, le dijo Ulrich, quien lo diría. Yo ni siquiera sabía que existía hasta hace poco.

-Bueno, eso no es muy extraño si te la pasas todo el tiempo en el CERN trabajando desde que te conozco, contestó Helga con una sonrisa picarona.

-Ulrich miró a su esposa con ternura y tomándola por la cintura la atrajo hacia él. Helga no pudo más que entregarse al beso apasionado y amoroso que los labios de Ulrich le ofrecían. Estaban en ese momento de tiempo eterno, con sus bocas entrelazadas y sus cuerpos en una fusión ardiente, disfrutando de ese pequeño espacio de intimidad, donde la tensión ya no existía y el sosiego se hacía sentir en sus corazones, cuando de repente, comenzaron a experimentar una extraña sensación; el piso comenzaba a moverse, lentamente, con un pequeño vaivén al principio, mientras que un ruido sordo y profundo iba creciendo a su alrededor. De pronto escuchan el grito de Christel…

-¡¡Mamáaaaaaa!!, ¿Dónde estás? ¿Qué está pasando?

-¡¡Christel!! gritó Helga. Y como lanzados por un cohete, Helga y Ulrich corrieron hacia la cocina donde estaban sus hijos. Al encontrarse, Ulrich grita:

-Vengan aquí, métanse debajo de la mesa de la cocina. Y los cuatro se acurrucaron bajo la mesa, bien abrazados y medio muertos de miedo. Helga pedía a Dios que nada les pasara, Christel estaba paralizada y sin habla, Andreas abrazado a su padre, asustado pero expectante y Ulrich muy atento a todo lo que estaba pasando y diciéndose mentalmente…

…-Ulrich, calma, tranquilo, debes conservar la calma. Tú familia depende de ti. No puedes darte licencia para sentir miedo. Debes transmitirles tranquilidad.

El movimiento sísmico seguía su curso e iba aumentando en intensidad y el ruido subterráneo se hacía más y más ensordecedor. De pronto, la violencia del sismo aumento y comenzaron a caerse las cosas desde las alacenas al piso, haciéndose todo añicos. El miedo crecía, haciendo cada vez más intenso y el terremoto parecía no terminar nunca, el suelo se movía cada más fuerte y daba la sensación como si estuvieran revolviendo el suelo igual que cuando se revuelve el café o el chocolate en una taza. Helga y Ulrich, ya al borde de la crisis de pánico y de salir en estampida de ahí, comenzaron a levantar la voz diciendo:

-¡Qué pare, que pare, Dios mió! ¡Dios mío, haz que pare por favor, que pare, te lo suplico, que pare…!

Al cabo de 2 minutos, la intensidad comenzó a bajar, lo mismo que el ruido y, al cabo de unos segundos más, el movimiento cesó. Christel, Andreas y Helga sollozaban entrecortadamente, intentando calmarse. Ulrich los abrazó a los tres y los consoló por un rato, luego salió del escondite y cerró la llave del gas y ayudó a su familia a salir de debajo de la mesa. Un poco más calmados, miraron a su alrededor y prácticamente todos los utensilios y la loza estaban regados por el piso echo añicos. Salieron fuera de la casa, donde todo era una caos. Las sirenas de los refugios atómicos sonaban a todo dar. Los vecinos y los transeúntes que pasaban por ahí estaban parados, petrificados por el miedo, varias personas se arrodillaron en la calle y se pusieron a orar, algunas casas estaban medio derrumbadas, otras habían perdido gran parte de sus tejas. Al mirar su propia casa, ésta estaba en pie, pero una de las paredes del salón principal que deba al jardín estaba toda partida y a punto de caerse. Muchas de la tejas habían caído también y estaban desperdigadas por todo el jardín.

Ulrich… dime ¿Cuándo va a terminar esto? ¿Qué está pasando mi amor? En verdad estoy muy asustada, ¿Qué vamos hacer? Suiza no es un país sísmico… ¿Por qué se ha producido un terremoto? ¿Dime, por qué? Esto es espantoso. No sé si podré soportarlo Ulrich.

-Helga, cálmate por favor. En verdad no tengo idea del por qué está ocurriendo todo esto. Sólo sé que está pasando en todas partes de mundo, eso fue lo que escuche esta mañana antes de quedarme sin energía en el auto, mi amor. Yo también estoy asustado, pero ahora más que nunca debemos ser valientes y hacer lo imposible para sobrevivir e infundirles valor y esperanza a nuestros hijos.

-Está bien, tienes razón, dame un momento por favor.

-Si mi amorcito… Y ahora te pido que por favor te quedes unos minutos a solas con los niños y permíteme ir a ver cómo están nuestros vecinos, Paolo y Ester. Mira su casa, parece estar bastante dañada y nos lo veo aquí fuera. Déjame asegurarme que están bien.

-Bien, pero date prisa por favor No quiero estar sola.

Ulrich se acercó a la casa de sus vecinos llamándolos en voz alta y como nadie respondía, decidió abrir la puerta y, al entrar, en el salón de la casa se encontraban Paolo y Ester sentados en uno de los sofás. Ester tenía la mano de su marido tomada acariciándosela. Paolo, que era varios años mayor que ella, lucía quieto, demasiado quieto, con sus ojos abiertos, con la mirada perdida y con un rictus en su cara que reflejaba un terror abrumador.

-Ester, Paolo, dijo Ulrich, vengan, vamos, salgamos de aquí, déjenme ayudarles. Vengan por favor, Helga y los chicos están afuera.

-Ester miró a Ulrich con una profunda pena, tan profunda que Ulrich sintió como esa mirada, que lo penetraba hasta lo más profundo de su ser, le desgarraba el alma. Nunca se había sentido tan desvalido, tan solo, con el corazón tan dolido. La mirada de Ester lo había aniquilado emocionalmente.

-No Ulrich, déjame aquí, junto a mi hombre, mi compañero, mi amigo, mi amante, mi marido. Hoy estábamos de aniversario… Y después de todo parece que el mundo llega también hoy a su fin… No Ulrich, no voy a ir contigo a ningún lado, No tengo deseos de vivir sin él. Por favor vete y déjanos en paz, te lo pido desde lo más profundo de mi ser.

-Pero Ester, por favor… Ulrich se acercó a Paolo para verlo más de cerca y pudo comprobar que éste había fallecido.

-No, dijo nuevamente Ester, déjanos, soy yo quien te lo pide por favor.

-Está bien Ester, perdóname, ¿Pero te das cuenta lo difícil que se hace para mí no poder ayudarte? ¿Dejarte aquí sola? Sin saber lo que va ser de ti, si hay otro terremoto u otra situación de peligro…

-Si lo sé, pero es mi decisión. Para mí el mundo ya se acabó… y ahora, permíteme estar con mi esposo. Tú vete con tu familia que te necesita mucho más que yo.

-Entiendo Ester y respeto tu decisión, despidiéndose de ella con un beso en la frente.

Y Ulrich salió de la casa y se encaminó hacia donde estaba Helga con su hijo Andreas y su hija Christel en brazos, hablando con otras personas acerca de los sucesos que estaban ocurriendo. Al acercarse, Ulrich saludó a los presentes con un movimiento de cabeza y tomando de la mano a Helga y a Andreas se fueron a su casa. Mientras caminaban, Helga le preguntó por los vecinos y Ulrich le respondió con un escueto, no estaban en casa.

La familia Oversen entró nuevamente a su casa, con mucho cuidado, sorteando todos los obstáculos que había a su paso y juntos comenzaron a preparar sus mochilas y esperar su rescate. Al cabo de unos minutos, un enorme helicóptero militar Súper Puma AS 532 aterrizaba en la calle, frente a su hogar.

Dos militares bajaron y se dirigieron a la casa de los Oversen a toda carrera. Ulrich ya estaba en la puerta. Uno de los militares preguntó:

-¿Es Ud. Ulrich Oversen?

-Sí, soy yo.

-Venimos a buscarlo a Ud. y a su familia señor. Debemos llevarlo urgentemente al refugio en Turtmann.

-Bien estamos listos, dijo Ulrich. Helga, niños, vamos.

Una vez que ya estaban todos reunidos en la puerta con sus mochilas en la espalda, los militares les indicaron que los siguieran hasta el helicóptero, al cual les ayudaron a subir. Una vez arriba, le pusieron a Ulrich unos audífonos para que pudiera comunicarse más fácilmente con los militares que los acompañaban, ya que el ruido del helicóptero apenas permitía oír lo que hablaban. Al tomar ya plena consciencia de lo que ocurría al interior del aparato, grande fue su sorpresa, al ver a otras personas que como ellos, habían sido también rescatadas. Helga y Ulrich las saludaron con un movimiento de cabeza. El helicóptero inició su ascenso y después de dar unas vueltas por el vecindario, emprendió el vuelo hacia el este, a toda velocidad, cruzando por encima del lago Léman, hacia Turtmann. Era ya medio día y comenzaba a llover.

Mientras tanto y al mismo tiempo que el helicóptero se elevaba, en tierra, algunos de los vecinos que aún se encontraban en sus casas, salieron a la calle a ver lo que pasaba. El miedo se veía reflejado en sus caras y agitaban sus manos pidiendo ayuda a los militares, pero éstos sólo se limitaron a hacer un llamado a la calma por los altavoces del helicóptero y decirles que se dirigieran lo más pronto posible a los refugios habilitados en la zona.

-Ulrich, que había visto caer un avión comercial en la mañana, preguntó a uno de los militares…

-¿Oiga, cómo podemos estar seguros que no nos llegarán los efectos de otra tormenta solar que haga caer a este Helicóptero?

-En verdad no lo sabemos señor, pero según el pronóstico, no habrá otra hasta las 20:00 hrs. de esta noche.

-¿A dónde vamos papá? interrumpió Andreas, gritando para hacerse oír ¿Por qué nos llevan en helicóptero estos militares? ¿Has hecho algo malo papá?

-No, por supuesto que no Andreas. Sólo nos están ayudando y nos llevan a un refugio donde estaremos a salvo.

-¿Y qué pasará con nuestra casa, preguntó Christel, haciendo un enorme esfuerzo para ser oída?

-Nada Christel, seguirá donde está, le gritó Helga.

-Pero es que yo quiero irme a mi casa, mamá, dijo casi llorando Christel.

-Si mi amor lo sé, contestó Helga… y volveremos, pero no todavía. Ahora pasaremos unas vacaciones en un lugar nuevo y diferente. ¿A caso no te gusta viajar en este helicóptero?

-No porque hace mucho ruido.

-A mí sí me gusta, gritó Andreas

En el Súper Puma viajaban los dos pilotos, 3 militares y 20 civiles, entre ellos, la familia Oversen. Se dirigían rumbo a Turtmann a unos 250 Km por hora.

-Uno de los civiles que también tenía unos audífonos, pregunto…..

-¿A qué hora llegaremos al refugio?

-En 40 minutos Sr. Neumann, eso será a la una menos veinte..

-¿Hay mucha gente ya en el refugio de Turtnamm?

-Hasta ayer había unas 53 mil personas.

-¿Y a cuantos refugiados puede albergar?

-A unos 250 mil, Señor.

-¿Entonces debe ser enorme?

-Sí señor, lo es.

-¿Sintieron el terremoto? Preguntó Ulrich

-No, contestó el militar, estábamos en el aire, pero nos enteramos por la radio, desde la base nos lo informaron. Desde aquí arriba sólo se veía como que se levantaba una nube de polvo, pero nada más. Dijeron que fue de una magnitud de 6.2 Richter. Nunca antes habíamos sufrido un sismo aquí en Suiza.

-¿Y Ustedes? dirigiéndose al Sr. Neumann

-No, tampoco lo sentimos, ya que también estábamos en vuelo, en este mismo helicóptero.

-Pues fue muy fuerte, eternamente largo, parecía no acabar nunca, una sensación espantosa.

-Señores nos informan desde la base que un nuevo terremoto se está produciendo allá abajo, dicen que se trata de un réplica… un momento, hay algo de interferencia… Fue de 5.1 Richter…

Mientras volaban hacia Turtmann, Ulrich, Neumann y el resto de los militares continuaron comentando los acontecimientos de la mañana y compartiendo información. Helga y los niños, ya mucho más tranquilos, miraban por una de las ventanillas y el resto de los ocupantes lo hacían por las otras. La lluvia, por su parte, arreciaba.

Al cabo de unos 15 minutos, los pilotos anunciaron que ya estaban próximos a llegar. Efectivamente a lo lejos se podía divisar, a pesar de la lluvia, una pista de aterrizaje para aviones, con orientación este/oeste, donde en ese mismo instante, estaba aterrizando un avión Boing 737 de bandera española. También existía a los costados norte y sur de la pista, lugares delimitados para el aterrizaje y despegue de helicópteros. El movimiento de naves era enorme. Los helicópteros iban y venían y más aviones se veían prontos a aterrizar. Era claro que se estaban haciendo grandes esfuerzos para salvar a la mayor parte de los elegidos.

Poco a poco los pilotos fueron haciendo la maniobra de acercamiento hasta que finalmente el Súper Puma se posó en la pista.

Todos los civiles de abordo aplaudieron, rieron y se abrazaron entre ellos y a los militares que los habían traído, como una manera de agradecer y botar la tensión acumulada por los duros acontecimientos vividos. Ahora se sentían a salvo.

Christel y Andreas, en tanto, se aferraron firmemente a las manos de su madre, expectantes… La puerta del Helicóptero se abrió y comenzaron a bajar. 12-Dic-2012 – 12:43:09 PM.

Atlantis 2551 – Capítulo VII

Capítulo VII, La Preparación

 «El éxito depende de la preparación previa, y sin dicha preparación seguramente habrá fracaso».

Confucio

A las 8:02 de la mañana. Etienne de la Croix, Comandante en jefe de la base subterránea de Turtmann y de la operación Ziusudra, se encontraba en su despacho revisando informes acerca de los acontecimientos mundiales de las últimas horas y a la espera, para dar inicio a la reunión que sostendría con su Estado Mayor a las 8:30, donde analizarían la situación mundial y tomarían decisiones sobre la activación final de los planes de evacuación de las personas que serían albergadas en la “cueva”, nombre que le daban los militares al refugio construido en Turtmann.

El general De la Croix, era un hombre de 62 años, con un sólido curriculum militar aún en servicio activo, de hecho, muy activo. Nacido en Ginebra e hijo de padres franceses radicados en Suiza, inició su carrera en la Academia Militar de Suiza, en Zurich en 1967. En 1972 se graduó con el grado de Capitán y en el 73 entró a formar parte de la Guardia de Seguridad Papal en el Vaticano donde permaneció por 4 años. El 78 se integró a la unidad antiterrorista de élite “Enzien”, en Zurich. En Septiembre del 82 participó en la liberación de 14 rehenes en la embajada de Polonia en Berna y en el 84, en una operación conjunta con la unidad antiterrorista “Stern”, lideró la liberación de 62 rehenes del avión 737 de Air France secuestrado en 1984. Entre 1985 y 1995 pasó a formar parte del servicio de inteligencia Suizo (SRS) al que le hizo profundos cambios estructurales para enfrentar, por una parte, el recrudecimiento de la Guerra Fría, sobre todo en los años 85 al 88, con la aplicación de una estricta política defensiva y, por la otra, evitar la sustracción de información bancaria confidencial que era vital para la solvencia del país. Para cumplir con el primero de sus cometidos, De la Croix, aumentó considerablemente el número de refugios atómicos para proteger a la población en caso de guerra y de bases secretas en el país donde guardar armamento de última generación para repeler al enemigo en caso de ataque. Su lema era: “Somos suizos pacíficos, pero siempre preparados para el combate”. A finales de 1995 fue designado como Comandante Supremo de la operación de nombre clave, “Ziusudra”, nombre tomado de la historia sumeria del Diluvio, donde Ziusudra era el equivalente al Noé bíblico, a quien el dios Enki le habría dado las instrucciones para construir el arca.

Mientras revisaba los informes en su oficina, De la Croix pensaba…

–increíble, se decía así mismo, después de 15 años que llevamos preparándonos para esto, finalmente aquí estamos, ad portas de la destrucción total de la vida en el planeta. ¿Cómo fue posible que llegáramos a éste punto?… Todavía recuerdo, como si fuera ayer, cuando me llamó el Canciller de la Confederación del país, a mediados del 95, Francois Couchepin para hablarme de un tema extremadamente confidencial, no sólo para Suiza, sino para el mundo entero.

-Etienne, me dijo, tengo que confidenciarte algo que es de vital importancia. Quiero pedirte que me escuches atentamente y no me interrumpas hasta que termine. Necesito que estés con la mente abierta porque lo que te diré y pediré atenta contra todo lo establecido y contra todas nuestras leyes y sistema de gobierno que tanto hemos respetado y del cual nos sentimos tan orgullosos.

-Hace dos semanas, a petición de los gobiernos de EEUU y Rusia, los miembros del Consejo Federal y yo, sostuvimos una reunión a puertas cerradas con dos enviados especiales de esos gobiernos, más el Presidente del Parlamento Europeo, Jacques Santer. En esa reunión se nos informó acerca de la ocurrencia de ciertos acontecimientos futuros que afectarían seriamente la sobrevivencia de la raza humana en el planeta.

Esta información ha sido corroborada por dos fuentes distintas. Una por parte de una comisión científica terrestre organizada por la ONU y por dos grupos científicos de EEUU y Rusia que operaron en forma independiente y, la otra,…

Francois hizo una pausa larga que me mantuvo en vilo por varios segundos, y yo le decía mentalmente…

-Dale Francois, dilo de una vez. ¿Qué pasa?

-Y la otra fuente es… Respiró profundamente… EXTRATERRESTRE.

-¿Qué? ¿extraterrestre Señor Canciller? ¿Pero cómo es eso posible? Le dije yo.

-Bueno Etienne, nosotros estábamos tan sorprendidos como tu… Pero por favor, recuerda que te pedí no interrumpirme.

-Está bien, continúa por favor.

-Bien. Cuando nos comentaron lo de los extraterrestres, nosotros obviamente preguntamos a qué se referían y lo que nos dijeron fue lo siguiente:

-A finales del 87, los rusos lograron capturar un platillo volador en Siberia con 5 ocupantes en su interior. Esto originó que las… por así decirlo, “autoridades extraterrestres” decidieran contactar oficialmente al gobierno ruso para exigir la liberación de los 5 alienígenas capturados. La reunión se habría realizado en la base militar de Kasputin-Yar, un equivalente al área 51 de EEUU. Pues bien, en esa reunión de negociación, los extraterrestres, a los que llaman “Grises” producto de su color grisáceo, le confidenciaron a los rusos que el planeta se vería, a finales del año 2012, muy afectado por fenómenos naturales de gran magnitud que son parte de los ciclos geológicos del planeta, del sol y de nuestro sistema solar, precipitados en parte por la intervención directa del hombre, como resultado de los abusos sistemáticamente cometidos en contra del medio ambiente durante los últimos 300 años y, que por tanto, debíamos prepararnos para lo peor.

-Dicho esto, los rusos les preguntaron si ellos estarían dispuestos a ayudar al hombre a superar la situación, a lo que contestaron tajantemente que no. Al preguntar por qué no, los “Grises” dijeron que ellos no podían intervenir porque el hombre tenía lecciones que aprender que eran absolutamente necesarias para su crecimiento y evolución como seres vivientes de la galaxia.

-Los rusos que son poco dados a las cuestiones espirituales y son extremadamente prácticos preguntaron directamente por qué dejarían que millones de personas murieran cuando ellos tenían los medios para ayudar al hombre, a lo que los “Grises” contestaron que la muerte no era un problema, ya que la vida es un continuo de energía que se va transformando permanentemente y que por tanto, la muerte, no es más que un cambio de estado de esa energía, lo cual a ellos, por tanto, no les generaba ningún cargo de consciencia. Al contrario, ayudar al hombre directamente sería intervenir negativamente en su desarrollo. Por eso, la mayor ayuda que podían darnos era sólo advertirnos del inminente peligro, ya que era al hombre al que le tocaría enfrentar y decidir cómo resolver su problema. Textualmente dijeron que el dramatismo que le asignaba el hombre a la cuestión de la muerte no era más que producto de su ignorancia.

-Cuando los rusos preguntaron desde cuándo y por qué visitaban la Tierra, lo “Grises” dijeron que lo hacían desde los años 20 y era por una cuestión de carácter puramente científico. Ellos estaban interesados en conocer a otras especies y otros mundos y que sus intenciones eran pacíficas. Les indicaron además, que ellos tenían una base en Marte dedicada a dos labores específicas; una arqueológica, puesto que algunos miles de años atrás, se habría desarrollado una cultura marciana y, la otra, dedicada a labores de extracción minera.

-Luego los rusos preguntaron acerca de los raptos, de los cuales existía evidencia en todo el mundo que los habían estado haciendo de manera esporádica, pero sistemática desde los años 50. A lo que respondieron que sí, que lo habían estado haciendo, pero reiteraron que lo habían hecho sólo por una razón de carácter científico.

-Los rusos les manifestaron que las abducciones eran inaceptables, ya que lo estaban haciendo en contra de la voluntad de los afectados y menos aceptable aún eran los sufrimientos que les habían inflingido. Por tanto, les exigieron cesar de inmediato con los raptos y los experimentos genéticos que seguro estaban desarrollando con los humanos, según los rusos.

-Frente al planteamiento de los rusos, los “Grises” accedieron a terminar con las abducciones y en cuanto a los experimentos genéticos, los negaron rotunda y completamente y dijeron que eso ya había sido hecho en otra época con el hombre, por otros extraterrestres, con resultados pocos favorables y que las pruebas estaban a la vista.

-Los rusos Intentaron indagar más acerca de esa afirmación, pero no obtuvieron respuesta.

-Francois, ¿Y les dieron estos enviados especiales de EEUU y Rusia alguna prueba acerca de la celebración de esa reunión? Pregunté yo.

-Si por supuesto Etienne, nos mostraron videos y fotografías del platillo volador y de sus ocupantes y la filmación de toda la reunión sostenida entre los “Grises” y los rusos.

-¿Y cómo son esos “Grises” Francois?

-Ya lo verás cuanto te haga llegar todo el material al cual tuvimos acceso, pero te daré un adelanto… Son tal cual como los describe la tradición popular de los cultores de los Ovnis. Muchos de los abducidos los han descrito, pero como han sido objeto de una campaña mundial de desacreditación por parte de las autoridades en todo el mundo, nadie se lo cree, pero son de una estatura media de 1,1 metro, de color grisáceo, con ojos negros, grandes y aceitunados, muy cabezones, boca pequeña, casi sin nariz y con aspecto de viejos, ya que tienen sus extremidades delgadas y son medio gordinflones. Es difícil distinguir a unos de otros porque se parecen mucho entre ellos o al menos, así me lo pareció a mí.

– Y bueno… ¿Cómo termino todo? Pregunté nuevamente.

-Los rusos devolvieron a los 5 alienígenas capturados.

-¿Cómo, así nada más?

-Eso es lo que cuentan ellos.

-¿Y tú les creíste?

-Por supuesto que no. Estoy seguro que negociaron algo más.

-Pero como sea, los rusos tampoco se tragaron toda la historia que les habían contado los “Grises” Así que decidieron enviar unos satélites a Marte para constatar en terreno lo dicho por los alienígenas.

-Fue así, que en el 88 enviaron dos naves que debían llegar durante el 89 a Marte, ¿Te recuerdas? la Phobos I y la Phobos II. La Phobos I la enviaron a investigar la luna Fobos y la Phobos II la enviaron a sondear Marte directamente. Pues bien, ambas fueron destruidas.

La versión oficial fue que por desperfectos en los satélites se había perdido toda comunicación con ellos y no era posible dirigirlas y accionarlas desde la Tierra.

-Si Francois, me recuerdo perfectamente porque además el ESA y la NASA colaboraron con esas misiones y cómo Comandante del SRS, recibí todos los informes de lo que estaban haciendo los rusos.

-En efecto, así fue.

-Pues bien, dada la gravedad de los hechos y puesto que la NASA y el ESA habían participado de la misión a Marte, Mikhail Gorbachev, que era el Jefe de Estado de la nación rusa en esa época tomó la decisión de poner en antecedentes de la situación a Ronald Reagan, Presidente de los Estados Unidos, al Presidente del Parlamento Europeo, Enrique Barón y al líder del Partido Comunista Chino, Deng Xiaoping, dado que las acciones de los alienígenas en contra de las naves soviéticas se constituían en un acto de guerra y, frente a esa situación, no quedaba más remedio que responder a esa agresión unidos, ya que se entendía que serían todos los seres humanos los que se verían afectados en caso de guerra con los “Grises”.

-Efectivamente le dije yo a Francois, ahora entiendo… eso fue lo que provocó abruptamente el término de la guerra fría con la caída del muro de Berlín y el surgimiento de una férrea cooperación espacial que existiría, a partir de ahí, entre EEUU y Rusia y, más secretamente, con China – para guardar las apariencias – ¿correcto?, Sí, y esa fue también la razón para construir la Estación Espacial Internacional. Y por supuesto, las grandes potencias no podían ya permitirse más disputas entre ellas dada la amenaza extraterrestre.

-Así es mi querido Etienne.

-Pero déjame continuar… En 1972 se dio a conocer el primer informe del llamado Club de Roma acerca del cambio climático producto del calentamiento global. A este informe le siguieron en los años siguientes otros informes que auguraban también catástrofes futuras por causa de estos hechos, lo cual coincidía con lo vaticinado por los “Grises” y por las profecías de los Mayas, los indios Hopis, el Apocalipsis de la Biblia, de Nostradamus y otros varios más agoreros. Fue así que tanto los rusos como los norteamericanos, bajo el principio de mejor prevenir que curar, decidieron en el 88 encomendar a equipos de científicos destacados de sus respectivos países, la misión de confirmar o desmentir los vaticinios de fin del mundo para los años siguientes. Los equipos desarrollaron su trabajo de estudio y llegaron a la conclusión de que era absolutamente posible y altamente probable que a finales de la primera década del siglo XXI ocurrieran hechos cataclísmicos, de carácter global, que podrían acabar con toda la vida del planeta.

-Y como parte de las conclusiones de esos informes, se entregaron recomendaciones de posibles lugares en el mundo, donde se podrían construir refugios que pudieran resistir, por un lado y albergar por otro, a una buena cantidad de seres humanos por un espacio de tiempo prolongado.

-No me digas más Francois, uno de esos lugares es Suiza.

-Correcto, así es, y esa es la razón por la cual estamos teniendo esta conversación. El Consejo Federal quiere pedirte que te hagas cargo de toda la operación; la construcción del refugio, sistema de alertas, plan de evacuación, selección de los futuros ocupantes y de todo lo necesario para que cuando ocurran los hechos estemos listos para albergar al grupo de personas elegidas para continuar con la existencia de la raza humana después que hayan ocurrido los hechos vaticinados.

-¿Y éste será un refugio sólo para los Suizos?

-En realidad será para todos los países de la Comunidad Económica Europea.

-Pero Francois, eso es mucha gente y además Suiza no es parte de la Comunidad.

-Lo sé Etienne, pero te aseguro que en el futuro lo será. Por eso te dije al principio que toda esta confidencia iba a atentar contra todo lo establecido y contra todas nuestras leyes y sistema de gobierno. Haremos algo que tendremos que mantener en secreto y por muchos años y todo lo que haremos será bajo estrictas medidas de seguridad y bajo las narices de todo el mundo, sin que se den cuenta. Estamos claros que muy pocos suizos podrán salvarse, de hecho muy pocas personas en el mundo podrán hacerlo. Pero no tenemos más remedio.

-Francois, le dije, tengo muchas dudas con respecto a lo que planteas. Entiendo que no podamos decir esto a todo el mundo porque las consecuencias sociales serían nefastas y de seguro estaríamos adelantando el desastre, pero debemos hacer algo, estamos hablando de 6.000 a 7.000 millones de personas que podrían perder la vida. Además, recuerda que nosotros, como autoridades de éste país, tenemos la responsabilidad por el cumplimiento de los artículos 45 y 46 de la Ley federal para la protección de toda la población Suiza.

-Sí, y de hecho así será, la mayoría de la población mundial morirá y lo mismo sucederá con los ciudadanos suizos y, en cuanto a los artículos de la ley federal que señalas, los tengo muy claros. Pero quiero decirte que sí se está haciendo algo. La ONU a sugerencia de EEUU y Rusia, encargaron un informe a científicos independientes como una estrategia para poner en alerta al resto de los países del mundo. Claro está que esos países tendrán sí, que rascarse con sus propias uñas. Según nos confidenciaron, Brasil sería una de las naciones que ya está ocupándose del tema y piensa construir un refugio en la zona de Mato Grosso do Sul, al centro del país. Con respecto a Suiza, tú mismo has construido más 100.000 refugios atómicos, en prácticamente todos los edificios nuevos que se han levantado desde el 85 a la fecha, más todos los que ya se hicieron en la década del 70. Todo eso me suma casi 300.000 refugios, lo cual nos permitiría albergar a casi todos los 7,5 millones de suizos.

-Si Francois, tienes razón en eso, pero esos refugios están preparados para vivir en ellos como máximo 15 años y el impacto de la catástrofe que me anuncias será de varias décadas. No van a sobrevivir.

-Si Etienne, y por eso espero que en esta nueva asignación puedas hacer lo necesario para mejorar las posibilidades de sobrevivencia de nuestra población. Y en cuanto a la estimación de pérdidas humanas que hiciste, tienes razón, en realidad es horroroso, pero en verdad no hay muchas opciones, ya que estamos hablando de un cataclismo global de repercusiones insospechadas y que ni siquiera tenemos certeza de que la gente que se albergará en estos refugios especiales que se construirán, se logren salvar. En verdad no sabemos nada. Lo que sí sé, es que todo esto es muy difícil de digerir, puesto que para mí también lo ha sido. Creo que la situación te quedará mucho más clara una vez que hayas analizado toda la información que te haré llegar y hayas asimilado y reflexionado acerca de todo lo que se nos viene.

-Y esa fue mi conversación con la autoridad máxima del país. Y aquí estoy, aún a cargo de la operación Ziusudra, con varios cancilleres ya, políticamente enterrados… ¡Hmm! Y los Grises no nos atacaron, en verdad no tenían para qué hacerlo, ya estábamos jodidos… Hubiera sido un gasto de energía inútil.

-¡Qué carajo! Y lo que más me jode y me resulta más decepcionante de todo esto, es que en estos 15 años no hicimos nada para cambiar al mundo, sólo nos dedicamos a prepararnos para que unos pocos puedan salvarse, sin tener en cuenta la capacidad del hombre para cambiar. ¡Qué estúpidos engreídos! Pero bueno Etienne, no debes llorar sobre la leche derramada. En parte, tú también eres responsable. Ahora tu deber es concentrarte en cumplir tu misión con toda tu energía. De ti depende en parte, el futuro de la raza humana y de la vida en la Tierra. No puedes titubear ahora. Te has preparado todos estos años para enfrentar este momento y tendrás que tomar difíciles decisiones. Tendrás potestad sobre la vida y la muerte de las personas… Es una tremenda responsabilidad…

-Mi general… interrumpió su mano derecha sacándolo de sus pensamientos.

-Si Max, dígame.

De pronto, la luz eléctrica comenzó a bajar de intensidad, lentamente hasta apagarse completamente. De la Croix y el Coronel Max Linz Meyer se quedaron expectantes. Pocos segundos después volvía la energía y las luces fueron recobrando su fuerza. 12-Dic-2012 – 08:16:07 AM

-Esto venía a informarle mi General. Nos informaron desde el Centro Espacial Europeo ESA que la tormenta solar que estaba pronosticada para ocurrir al medio día de hoy, se adelantó y como puede ver, sus efectos ya se han producido.

-Si, y mucha gente debe estar muy asustada, así que haga un rápido levantamiento de la situación y nos reunimos con todo el equipo en 10 minutos.

-Muy bien mi General.

De la Croix en tanto, se dirigió a la sala de reuniones y se preparó un chocolate caliente, mientras pensaba en todo lo que estaba por venir. Se acordó de su esposa Stephanie, quien había muerto en un accidente automovilístico unos 4 años antes y se dijo para sí mismo…

-Mi querida y amada Stephanie, no sabes lo que te echo de menos, cuánto me gustaría que estuvieras aquí conmigo, conteniéndome en estos momentos, pero ¿sabes? también estoy feliz por ti, ya que no tendrás que vivir todo el caos que se está produciendo en nuestro hermoso país y en el mundo entero…

Se encontraba sumido en esos pensamientos, cuando todo su estado mayor comenzó a irrumpir en la sala.

-Buenos días mi General, saludaron sus subalternos.

-Buenos días muchachos, tomen asiento y comencemos.

Max encendió la pantalla de televisión LCD que cubría toda una pared de la sala y comenzó a dar su informe, mientras en la pantalla que se subdividía en 4 secciones se proyectaban imágenes de video de los desastres mundiales, las noticias de CNN, cifras de muertos y heridos e imágenes de video de lo que estaba aconteciendo en las diferentes ciudades de Suiza.

-La situación mundial es caótica y la de nuestros país, si bien es un poco mejor que la de otros, puesto que aún no se han producido desastres naturales, no deja de ser extremadamente preocupante debido al corte de las comunicaciones y de la energía eléctrica. Pero iré por orden.

-Con respecto a la tormenta solar que hace unos pocos minutos azotó a nuestro planeta puedo informarles lo siguiente:

-Todos los satélites comerciales de comunicaciones, de investigación científica y los satélites militares no preparados para este tipo de contingencias fueron inutilizados. Sólo 7 satélites estadounidenses, 2 canadienses, 5 rusos, 4 chinos, 2 ingleses y 5 de la comunidad económica europea están en funcionamiento, ya que fueron diseñados y fabricados para resistir los niveles de radiación solar sufridos. Es con estos satélites que estamos pudiendo comunicarnos con los países mencionados y monitorear los acontecimientos del momento en todo el mundo. Cabe señalar que no tenemos certeza que éstos puedan resistir otra tormenta solar de la magnitud de la de esta mañana y menos aún, una de mayor envergadura. Todas las comunicaciones, de prácticamente toda la población, ya sea telefonía fija, celular, por microondas, radial o televisa están cortadas, salvo en el continente americano que lo estarán antes de 24 horas, una vez que se produzca la próxima tormenta solar que está pronosticada para las 20:00 hrs. de Suiza.

-Todos los países de Europa, Asia, África y Oceanía sufrieron severos daños en su infraestructura eléctrica, quedando prácticamente inutilizados todos sus sistemas. Lo mismo les ocurrió a todos los sistemas eléctricos del transporte, tanto público como privado. Por ahora, y sólo es una cuestión de tiempo, América del Norte, Centro y Sudamérica se han salvado de esta situación.

-De los 1.893 aviones que se encontraban en vuelo en los momentos en que llegó la radiación solar a nuestro planeta, más de 1.650 cayeron a tierra producto de la inutilización de sus sistemas eléctricos. Se calcula que se han producido más de 300.000 víctimas humanas, tanto por las muertes de los pasajeros que viajaban en ellas, como de las personas que se encontraban en tierra al momento de sus caídas.

-Todas las calles y carreteras de todos los países de los continentes anteriormente aludidos se encuentran atestadas de vehículos detenidos en las vías con sus sistemas eléctricos descompuestos. Lo mismo pasa con los vehículos policiales, de servicios básicos, como bomberos, salud, etc. y el transporte militar, tanto terrestre como aéreo. Sólo se encuentran operativos los vehículos militares de los refugios preparados para esta catástrofe.

-No hay ningún ferrocarril operativo. Los servicios de metro están parados lo mismo que los ferrocarriles interurbanos. En el mar, prácticamente todos los barcos han quedado a la deriva. La situación del transporte mundial es caótica.

Mientras el Coronel Max Linz Meyer iba entregando su informe, en la pantalla de la sala se desplegaban las imágenes satelitales de diferentes lugares del planeta donde se podía ver con todo detalle el tamaño de la catástrofe mundial. Todos los presentes contemplaban con sus caras demudadas el caos y la desolación desatada a nivel global, sintiéndose impotentes frente a tamaña tragedia.

Linz Meyer prosiguió.

-En nuestro país, Suiza, la situación de las comunicaciones, de la electricidad y del transporte es también totalmente caótica y se han precipitado a tierra 11 aviones en todo el país, 3 de ellos en Ginebra o sus cercanías.

Con respecto a la capa de ozono, la abertura que tradicionalmente se viene produciendo todos los años desde los años 80 en el hemisferio sur, concretamente en la Antártida ha llegado a niveles nunca antes registrados. Está abertura ha sobrepasado el trópico de Capricornio, dejando severamente desprotegidas de la radiación ultravioleta a casi la totalidad de los países que señalo a continuación: Chile, Argentina, Paraguay y Brasil. El País del Uruguay está completamente expuesto a esta radiación, lo mismo que en África, los países de Sud África, Lesoto y Suazilandia y parte del sur de Mozambique, Namibia, Botsuana y la isla de Madagascar. Nueva Zelanda está totalmente expuesta y prácticamente casi la totalidad de Australia.

-Pero lo que resulta inédito, es que se ha abierto un nuevo agujero en la capa de ozono, en el hemisferio norte, concretamente en el Ártico, que ha dejado expuestos a todo el polo norte, parte de Canadá, Alaska, Islandia, Inglaterra, Irlanda, Noruega, Suecia, Finlandia, parte de Alemania, Dinamarca, Bélgica, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Beliorrusia, Ucrania, como también, parte de Rusia, Kazijistan, Mongolia y el norte de China. Este fenómeno causará severos daños a toda la flora y fauna de estos países y a la población humana, afectando también la producción de alimentos.

-En relación con el campo magnético de la Tierra, éste ha disminuido en las últimas horas en un 41% y las brújulas no están funcionando correctamente, lo que ha permitido concluir a nuestros científicos de la “Cueva”, que el cambio de los polos magnéticos de nuestro planeta ya se ha iniciado, lo cual explicaría los grandes terremotos, maremotos y erupciones volcánicas que se han producido en las últimas horas en varios países del mundo, con grandes daños y pérdida de vidas humanas y que siguen produciéndose mientras entrego este informe.

-Es así que en América del Sur:

-Argentina, ha sufrido un sismo grado 8.2 Richter, un maremoto con olas sobre los 15 metros, con un estimado de víctimas fatales de 3,5 millones y un estimado de heridos sobre los 7 millones.

-Uruguay, sufrió un sismo grado 8.2 Richter, un maremoto con olas sobre los 20 metros, con un estimado de víctimas fatales de 1,2 millones y los heridos se estiman sobre los 350 mil.

-En Chile se produjo un sismo grado 9.1 Richter, con un maremoto con olas sobre los 20 metros. El estimado de víctimas fatales es de 1,2 millones y la estimación de heridos supera los 750 mil.

-Perú, tuvo un sismo grado 8.7 Richter, con un maremoto con olas sobre los 15 metros. Su estimado de víctimas fatales alcanza 1,5 millones y los heridos se estiman en 950 mil.

-Ecuador, tuvo un sismo grado 8.8 Richter, un maremoto con olas sobre los 15 metros. El estimado de víctimas fatales alcanza a 1,3 millones y los heridos se estiman sobre los 500 mil.

-Por su parte, en Brasil, se produjo un sismo grado 8.6 Richter, con maremoto de olas sobre los 15 metros. Las víctimas fatales se estiman en 6,4 millones y los heridos sobre los 5 millones.

-Colombia, sufrió un sismo grado 7.6 Richter, un maremoto con olas sobre los 10 metros y su estimado de víctimas fatales se calcula en 1,1 millones y los heridos en los 350 mil.

-También han entrado en erupción varios volcanes del cordón de los Andes desde la Patagonia hasta México, causando mucha devastación, se desconoce el número de víctimas originados por estos hechos, pero se estiman en más 2,5 millones.

-En Centro América y Norte América…. perdonen pero iré dando el informe lo más resumido posible, ya que hay demasiada información…..

-Nicaragua, sismo grado 8.4 Richter, maremoto con olas sobre los 15 metros, estimado de víctimas fatales 1,5 millones, heridos estimados sobre los 250 mil. Han entrado en erupción los volcanes, Concepción, Cerro Negro, Las Lajas, Masaya, Telica y San Cristóbal.

-Costa Rica, sismo grado 8.2 Richter, maremoto con olas sobre los 15 metros, estimado de víctimas fatales 1,1 millones, heridos sobre los 250 mil. Han entrado en erupción los volcanes, Arenal, Irazú, Miravalles, Poas y Rincón de la Vieja.

-Panamá sismo grado 8.1 Richter, maremoto con olas sobre los 20 metros, estimado de víctimas fatales 1,1 millones, heridos sobre los 350 mil. Han entrado en erupción los volcanes, Barú y el Valle.

-El Salvador, sismo grado 8.0 Richter, maremoto con olas sobre los 15 metros, estimado de víctimas fatales 900 mil, heridos sobre los 150 mil. Han entrado en erupción los volcanes, Izalco y Chinchontepec.

-Guatemala grado 8.5 Richter, maremoto con olas sobre los 20 metros, estimado de víctimas fatales 1,1 millones, heridos sobre los 400 mil. Han entrado en erupción los volcanes, Tacaná, Santa María, Santiaguito, Atitlan, Acatenango.

-México, sismo grado 8.6 Richter, maremoto con olas sobre los 20 metros, estimado de víctimas fatales 7 millones, heridos sobre los 5 millones. Han entrado en erupción varios volcanes, Popocatépetl, Cerro Chino y el San Andrés.

-USA, sismo grado 8.9 Richter en la costa oeste, falla de San Andrés, maremoto con olas sobre los 20 metros, estimado de víctimas fatales 9 millones, heridos sobre los 6 millones. Han entrado en erupción varios volcanes Monte Hood, Rainier y Santa Helena. Se ha detectado aumento de la actividad sísmica en Yellowstone producto de un Volcán subterráneo que se encuentra en esa zona.

-En Europa, Se han producido terremotos en Islandia, en Italia, en Grecia, en Portugal y España, en Rusia y en Georgia, todos de grandes magnitudes (sobre lo 8 grados Richter) con maremotos que han afectado a toda la costa atlántica, especialmente Inglaterra, Holanda y Dinamarca con una estimación de muertos y heridos en más de 15 millones. Además, Han entrado en erupción los volcanes; Laki, Eldfell y Eyjafjallajökull en Islandia, Skomer en Gran Bretaña, Estrómboli, Etna y Vesubio en Italia…..

Mientras Linz Meyer continuaba entregando su fatídico informe y la moral de prácticamente todos los presentes decaía vertiginosamente, el General De la Croix, exclamo con fuerza:

-Max, ya es suficiente, no sigas. Es claro que la situación es extremadamente delicada en todo el mundo y, por lo mismo, debemos actuar a la brevedad y con suma urgencia. Los hechos se han precipitado mucho más rápido de lo que habíamos previsto. Llegó el momento de actuar ya, ahora mismo. Por tanto, la operación Ziusudra entra en ejecución total e inmediata.

-Cada uno de Uds. sabe lo que tiene que hacer. Comiencen a ubicar y traer a todas las personas que fueron elegidas en Suiza y que aún no se encuentran en el refugio de la” Cueva”.

-Comuníquense con el resto de los países de la comunidad para que pongan el acelerador y transporten a la “Cueva” a toda su gente seleccionada. Esto debe hacerse en el más breve plazo.

-Por último, activen todas las medidas de contingencia para darle algo de tranquilidad y consuelo a la población civil de las ciudades y campos. Activen la red de comunicaciones de emergencia del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional para que la policía y el personal de bomberos y servicios civiles habiliten los refugios atómicos para recibir a nuestros compatriotas. Vayan haciéndolo paulatinamente para no causar pánico ¡Vamos, manos a la obra muchachos! ¡Rápido!

-Mi General, interrumpió Linz Meyer,

-Si Max ¿Qué ocurre?

-Acaba de llegar otro comunicado del ESA, donde nos informan que una fuerte actividad sísmica se está produciendo en el continente Antártico con el más oscuro de los pronósticos. Dice aquí que podría producirse una fisura en sus hielos de tan grandes proporciones, que podría generar un mega maremoto sumergiendo gran parte de los continentes de América del Sur, África, Oceanía y todas la islas del hemisferio Sur, causando también graves daños en el hemisferio Norte.

-Pues por lo mismo Max, no hay tiempo que perder, a trabajar, ¡Ale, Alé!. 12-Dic-2012 – 9:00:07 AM

Atlantis 2551 – Capítulo VI

Capítulo VI, El Comienzo

«Cuando menos lo esperamos, la vida nos pone delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad».

Anónimo

-Ulrich, despierta, mi amor, despierta que se te hace tarde para llegar al trabajo.

-Uf, ¿Qué hora es?

-Son las siete menos veinte.

-Helga, escúchame, tuve un sueño increíble, fue tan real… tan terrible y tan esperanzador a la vez…

-¿Qué soñaste?

-Con el fin del mundo y el desarrollo de una nueva sociedad quinientos años en el futuro. Fue realmente increíble Helga, fue…

-Vamos campeón, a la ducha que se hace tarde y hoy te toca a ti dejar a los chicos en el Colegio.

-Si amor, ya voy, ya voy… Es que mi sueño fue una experiencia extraordinaria.

-Bah, fue sólo un sueño. Todos los días lo hacemos. Vamos. Apúrate.

-Pero Helga, de verdad… Fue increíble, escúchame, déjame contarte… Helga, Helga…

-Mi amor, ahora no tenemos tiempo, quizás a la noche… ¿Te parece?

-Está bien, a la noche, en la cena o… ¿En la cama? dijo Ulrich esbozando una sonrisa maliciosa.

Era la mañana del 12 de Diciembre de 2012, estaba nublado, hacía frío y se había anunciado lluvia. El invierno había sido caluroso y seco, con muy poca lluvia y prácticamente no había nevado. Ulrich Oversen, recién había dejado a sus hijos; Andreas de 8 años y Christel de 6 en la escuela primaria de Secheron y se dirigía a la Universidad de Ginebra por la Avenida Lausenne hacia el sur. El se desempeñaba como investigador en el CERN – Organización Europea para la Investigación Nuclear – pero ese día debía dar una clase en la universidad de Ginebra, en la que tenía la cátedra de Física Nuclear aplicada.

Encendió el radio de su auto para sintonizar las noticias de la mañana y, después de pasar por varias emisoras, se percató que en todas ellas estaban repitiendo la misma noticia.

-“Informamos a Uds. que se han producido en las últimas horas, una serie de movimientos sísmicos de gran magnitud y maremotos en varios países del mundo, incluso en países donde este tipo de fenómenos no son habituales, con gran cantidad de muertos y heridos… También han entrado en erupción varios volcanes en todo el cordón sísmico y volcánico de la Tierra”.

-“En la ciudad de Buenos Aires, Argentina, y en el Uruguay, se produjo un sismo grado 8,2 en la Escala de Richter y un maremoto en el mar Atlántico que arrasó las costas de esos países, viéndose afectado como dijimos, desde el Uruguay, con la ciudad costera de Punta del Este que prácticamente desapareció, toda la provincia de Buenos Aires y hasta la Provincia de Río Negro. Se desconoce el número de muertos y heridos. Chile, país limítrofe con Argentina por el oeste, ha tenido un sismo grado 9.1 que afectó desde la ciudad de Puerto Montt, al sur del país y hasta la Ciudad de Antofagasta por el norte, en un tramo de dos mil quinientos kilómetros. También, en ese mismo país, se ha producido un maremoto de proporciones mucho mayores que a las sufridas durante el año 2010. Tampoco se conoce el número de fallecidos y heridos”.

-“Más terremotos se han producido en Japón, magnitud 8.9, en China de 9.0, en Irán de 8.3, en Rusia, en la región Siberia de 9.4, en Grecia con 8.1, en Turquía con 8.3, en México de 8.6, en Ciudad del Cabo en sud Africa, con magnitud 9.2, el Cairo, Egipto, con 8.8. Realmente todos estos movimientos sísmicos son de proporciones cataclísmicas… En estos momentos nos informan de un terremoto en Los Estados de Unidos de Norte América, en las ciudades de california, San Francisco y San Diego con una magnitud de 8.9. Hay alertas de maremotos en el todo el mundo. En Inglaterra se informa que están llegando olas de veinte metros de altura que están afectando a las ciudades sureñas del país. Se desconoce la magnitud de los daños, pero se presume que son cuantiosos en bienes materiales y pérdidas humanas”.

… “Interrumpimos este programa, para informar que el centro espacial europeo ESA acaba de comunicar que una fuerte tormenta solar se ha producido en el sol y el planeta será bombardeado en los próximos minutos por una fuerte radiación proveniente de esa estrella, la que provocará cortes prolongados en las telecomunicaciones y en la generación y distribución eléctrica. Le solicitamos a la población permanecer en sus casas o volver a ellas cuanto antes. El presidente del Parlamento Europeo y las autoridades de la OTAN… chiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii Dicho que …. chiiiiiiiiiiiiiii por esta… chiiiiiiiiiiiiiiii razón… chiiiiiiiiiiiiiiiii no…. chiiiiiiiiiiiiii entonces”… chiiiiiiiiiiiiiiiiiii más Interferencia radial, fin de la comunicación. 12-Dic-2012 – 08:15:51 AM

Una fuerte sensación de angustia apretó el pecho de Ulrich y se le hizo un nudo en la garganta. Pensó en sus hijos y en su esposa, en sus padres que vivían en Bonn, Alemania y en su hermano menor, Thomas… y un escalofrío recorrió todo su cuerpo. El miedo comenzó a apoderarse de él…. Un sudor frío emanaba de sus manos y pies… Ulrich se dijo a sí mismo, cálmate, tranquilo, estás bien y todas las personas que están a tu alrededor parecen también estarlo. Respiró profundo, una, dos, tres veces intentando recuperarse. Ulrich permanecía en su coche que estaba detenido en un semáforo apagado igual que el resto de los automovilistas en la calle Terreaux du Temple con Temple, a unos pocos metros antes de cruzar el río formado por la desembocadura del lago Léman, rumbo a la Universidad de Ginebra. Todos los autos parecían estar detenidos sin funcionar. De pronto se dio cuenta que el motor de su propio vehículo se había detenido e intentó ponerlo en marcha sin resultado, probó encender las luces, pero éstas no respondieron. Cogió su teléfono móvil para llamar a su esposa y éste estaba apagado y no podía encenderlo. Era claro que la radiación solar ya había azotado a la Tierra, y tal como decía el comunicado de las noticias, ésta había afectado a las comunicaciones y a los sistemas eléctricos, se dijo Ulrich… Pero es la primera vez que se produce un fenómeno de esta magnitud, tanto así, que hasta los sistemas eléctricos de los automóviles se han dañado… ¡Increíble!… esto no va ser fácil de resolver… Este bombardeo de radiación electromagnética debe haber inutilizado prácticamente todos los satélites que tenemos allá arriba… El mundo ha quedado incomunicado… Y esa pobre gente que está sufriendo ahora producto de las catástrofes, ha quedado mucho más desvalida… ¡Qué horror!… ¿Y a cuánta radiación de rayos x y gamma nos habremos expuesto? Se preguntó como buen físico e ingeniero que era… Y rápidamente cayó en la cuenta que ya era un poco tarde para eso, ya daba lo mismo… Si había daño, éste ya estaba hecho.

Ulrich miró por el parabrisas de su auto, hacia el cielo y éste seguía nublado, muy nublado, y la mañana parecía estar mucho más gris y oscura de lo normal. Parecía que pronto se pondría a llover. La gente de los otros autos se bajaba de ellos y se miraban unos a otros desconcertados e intercambiaban comentarios en relación a la situación que estaban experimentando. Algunas mujeres lloraban y otras personas corrían de un lado para otro, sin destino aparente… mis hijos pensó Ulrich ¿Cómo estarán mis hijos? Mi esposa… A esta hora ya debería haber llegado a su trabajo. ¿Qué hago? Todo parece estar detenido. No hay electricidad, no hay radios, ni teléfonos… Ulrich bajó de su auto y se acercó a otras personas que estaban en el lugar… Les preguntó si sus teléfonos móviles funcionaban. Le dijeron que no. Finalmente, después de hablar con varias otras que se encontraban en el mismo lugar intercambiando información, decidió acercarse a unas que estaban en un edificio. Tampoco tenían energía. Preguntó si los teléfonos funcionaban, pero recibió la misma respuesta negativa. En ese instante, todos los que se encontraban en ese lugar, vieron como un avión comercial se precipitaba a tierra. Éste venía con sus motores apagados, planeando y pasó por arriba de ellos a un 250 metros de altura, en dirección hacia al aeropuerto de Ginebra, pero era claro que no lo lograría y, en menos de un minuto, sintieron la fuerte explosión producto de su caída y pudieron ver la tremenda humareda que se levantaba. ¡Qué tragedia, qué tragedia! Gritaba la gente, y varios se arrodillaron y se pusieron a rezar, a implorar a Dios, otros simplemente abandonaron el lugar rápidamente.

-Ojalá haya caído en los terrenos del parque de Beaulieu, dijo Ulrich en voz baja, … por la dirección que traía y la altura es probable que así haya sido. ¡Pobre gente! Ya no hay mucho que al menos yo pueda hacer por ellos, pensó… ¡Oh Dios mío! Todos los aviones en vuelo deben haber corrido la misma suerte, ¡Qué espanto! ¿Cuántas muertes se habrán producido en el mundo por esta causa? ¡Qué tragedia, santo Dios!… Todos los aviones con sus sistemas eléctricos inutilizados. Y ya desesperado, lleno de angustia decidió entonces dirigirse al colegio de sus hijos que estaba a unas dieciocho cuadras de ahí, hacia el norte, por la misma calle en la que había quedado varado, Terreaux du Temple, cuya continuación hacia el norte era la avenida Lausanne. Pero… ¿Qué hacía con su auto? ¿Dejarlo tirado ahí, en ese lugar en mitad de la calle? Bueno, se dijo, esta situación no va arreglarse fácilmente, está toda la ciudad comprometida, en verdad, todo el mundo lo está. Tomó su decisión, cerró su vehículo y se encaminó hacia su nuevo destino, la escuela de Secheron. Mientras caminaba a paso veloz, veía el miedo y la preocupación reflejados en la cara de todos los transeúntes, en todas las calles había caos, autos detenidos, gente corriendo, asustada, sorprendida. Se imaginaba lo desesperada que estaría su esposa al no poder comunicarse con él y, sus hijos, cómo estarían. Se dijo a sí mismo, para calmarse, que debían estar bien y tranquilos puestos que estaban en el colegio, con otros niños, con sus profesores. Mientras caminaba pensó en las noticias, en las catástrofes a nivel mundial que se habían producido y se preguntó si Suiza estaría a salvo de ellas. Se preguntó qué harían si se producía un terremoto, dónde se podrían refugiar. Lo más cerca de un terremoto que él había estado fue en Italia, de vacaciones, 4 años antes, con su familia, en la región de Abruzzo, en la ciudad costera de Pescara, donde experimentaron en carne propia con un sismo grado 5.8 en la escala de Richter. Fue tal su impresión, recordó, que con su esposa Helga decidieron abandonar ese país al día siguiente, y así lo hicieron. Para tranquilizarse se dijo que Suiza no era un país sísmico y, por tanto, era muy poco probable que pudiera registrarse ese fenómeno en el país. Pero rápidamente recordó que en las noticias que había escuchado en el radio de su auto, habían dicho que se habían producido sismos en lugares que nunca antes los habían sufrido. El miedo nuevamente se hizo presa de él. En su camino a la escuela, pasó por una intersección de calles que estaba llena de gente que gritaba, “es el fin del mundo, es el fin del mundo” y recordó entonces todas las profecías de diferentes procedencias, repetidas una y otra vez en televisión acerca del fin del mundo para diciembre de 2012 y un nudo en la garganta casi le impidió respirar… ¡No, no puede ser verdad se gritaba en su interior! ¡Esas son tonterías! se repetía una y otra vez para tranquilizarse. Y no pudo dejar de recordar su propio sueño sobre el fin del mundo que había tenido durante la noche y que había vanamente intentado relatarle a su Helga querida en la mañana al levantarse. Si, su sueño, ese sueño tan real que había tenido… Qué seria… ¿Una premonición acaso? No, se dijo así mismo, eso no existe, no puede ser verdad.

De pronto vino a su mente lo que había sucedido un par de meses antes, en las oficinas del CERN; los gorilas de seguridad del centro donde trabajaba, habían reunido a unos cuantos científicos entre los que él se encontraba, en una sala de reuniones y les habían dado una extensa charla de seguridad en la que, entre otras cosas, les dijeron que si un evento extraño se producía, debían dirigirse con sus familias a un lugar en las montañas cerca del poblado de Turtmann, al noreste de Ginebra, a una antigua base militar área y les entregaron un estuche en cuyo interior había un mapa, una credencial especial y un aparato localizador, el cual podrían activar en caso de peligro y que siempre debían llevar consigo. En ese momento nadie preguntó a qué se referían con un “evento extraño”, puesto que ninguno de ellos prestaba mucha atención a los temas de seguridad. Ellos estaban interesados y concentrados en sus trabajos y en la seguridad asociada a sus labores, no en la paranoia del encargado de seguridad del CERN, un Coronel retirado de las fuerzas de la OTAN que pasaba la mayor parte del tiempo descubriendo conspiraciones inexistentes. ¿Estarían anticipándose a algo como esto? Se preguntó Ulrich. ¿Y dónde fue que dejé ese comunicador… ¿En mi oficina, en casa, en mi auto? ¡Qué diablos! ¿Cómo puedo ser tan despreocupado y olvidadizo con algunas cosas? Si ahora tuviera conmigo ese comunicador, podría activarlo y seguro que recibiría ayuda… ¡Estúpido! espero ahora que aprendas tu lección…

Estaba sumido en esos pensamientos mientras caminaba hacia el norte, rumbo a la escuela de sus hijos, cuando de pronto una anciana lo agarró bruscamente del brazo, lo miró a los ojos fijamente y le gritó… ¡El fin de los tiempos ha llegado señor, ha llegado y todos moriremos, Ud, yo, todos!, y comenzó a llorar desconsoladamente. Ulrich atónito, trataba de consolarla al mismo tiempo que intentaba zafarse de ella, ya que lo tenía fuertemente agarrado de su impermeable. Cuando finalmente lo logró, y producto de las fuertes emociones vividas, se puso a correr, a correr como un loco desesperado varios cientos de metros y, al dar vuelta en la esquina de la calle Dejan con avenida Lausanne, vio la entrada al colegio de sus hijos. Al llegar a la puerta se encontró con la Directora y algunos profesores que estaban comentando lo sucedido y decidiendo qué hacer.

Ulrich, jadeante por su loca carrera, desencajado y casi sin aliento, preguntó…

-Mis hijos, ¿Cómo están mis hijos? ¿Dónde están? ¿Les ha pasado algo?

Tanto la Directora como los profesores, sorprendidos por la reacción de Ulrich, un tanto exagerada para su gusto, le pidieron a éste calma y le manifestaron que sus hijos, así como el resto de todos los niños de la escuela, se encontraban bien y estaban en sus salas de clases desarrollando sus actividades con normalidad. Después de todo sólo se trataba de un corte de luz y de la pérdida de las comunicaciones telefónicas. Y así fue como Ulrich, que era el primer padre que había llegado a la escuela después de lo ocurrido, se percató que ellos no tenían ni la menor idea de lo que estaba pasando en el mundo, así que procedió a informarles acerca de todo lo que había escuchado en las noticias y de la situación que se vivía en las calles. 12-Dic-2012 – 9:00:07 AM.

Una vez que Ulrich terminó su historia, todos quedaron muy preocupados y sin tener una clara idea acerca de qué hacer. La Directora, doña Agnes, que era una mujer ya mayor, sobre los 55 años de edad, con mucha experiencia y acostumbrada a tomar decisiones, pidió calma y les dijo:

-Sea lo que sea que esté pasando en el mundo y aquí en la ciudad, los niños que están en este colegio son ahora nuestra responsabilidad, así que haremos todo lo necesario para que estén bien y entregárselos sanos y salvos a sus padres una vez que se vaya normalizando toda esta situación… ¿De acuerdo?

-De acuerdo dijeron todos.

-Bien dijo Agnes, esto es lo que haremos. A todos los profesores que tienen a sus hijos en otra escuela, les daré permiso para que vayan a buscarlos y se vayan a sus casas, o bien se vengan aquí, a refugiarse mientras las autoridades se hacen cargo de lo que está pasando. A los padres que lleguen les entregaremos a sus hijos y si están muy lejos de sus hogares les daremos asilo.

-¿De acuerdo?

-De acuerdo dijeron todos nuevamente.

Adrian, ve a la cocina y junto con el personal de esa dependencia hagan un catastro de la comida que hay, ya que seguro pasaremos un tiempo largo aquí hasta que la situación se normalice y le informas a Jean Paul.

-Si señora de inmediato.

-Jean Paul, con la información que le entregue Adrian, Ud vaya al supermercado de la calle Du Valais y vea qué puede comprar de comida y consiga linternas, pilas y cualquier otra cosa que sea necesaria para pasar esta emergencia.

-Si señora.

-Klauss, las sirenas del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, no han sonado todavía y no dependen de la energía eléctrica para hacerlo, ya que se pueden activar manualmente. Por favor vaya al centro más cercano y pida instrucciones. A lo mejor es necesario abandonar la escuela e irse a uno de los refugios atómicos más cercanos, que entiendo están preparados para apoyar a la población frente a cualquier tipo de emergencia.

-Muy bien señora Agnes. Por cierto, el refugio más cercano para que lo tenga en cuenta, es el que está en el ITC world Trade Center, al otro lado de la estación de trenes de Lausanne, en la calle de Montbrillant.

-Gracias Klauss.

Y así siguió ella dando instrucciones a su personal. En cuanto a Ulrich, éste pidió ver a sus hijos para constatar que estuvieran bien.

-¡Christel, Andreas! ¿Cómo están?

-Hola Papito, le dijo Christel y le dio un tierno beso en la mejilla. Ulrich la abrazo y la beso. Andreas estaba unos pasos más atrás que su hermana, como esperando su turno.

-Hola Papá dijo Andreas, estamos bien ¿Y qué estás haciendo aquí tan temprano si hace tan poco tiempo que nos dejaste en la escuela?

– Ulrich pensó por un momento en su respuesta y dijo:

–Andreas, he venido porque quería asegurarme que estuvieran bien. Eso es todo… Ginebra se ha quedado sin energía eléctrica y me preocupé por Uds.

-Pues si Papá, aquí también estamos sin luz, pero nos encontramos bien y hemos seguido en clases. Con la Sra. Erika abrimos las cortinas de la sala para tener luz natural.

-Qué alegría saber que están bien, así que… bueno no les quitó más tiempo, vuelvan a sus salas, ¿Sí?

-Si papi dijo Christel, pero me gustaría quedarme contigo, ¿Puedo? Ulrich nuevamente la abrazo y la beso, dándole un empujoncito en el trasero, diciéndole adiós con su mano.

Andreas también se acercó a su padre, lo abrazó, lo beso y se fue corriendo, junto con su hermana a sus respectivas salas de clase.

Y ya mucho más tranquilo decidió quedarse en el colegio, ya que por ahora era un lugar seguro y su casa estaba un poco lejos como para irse con ellos caminando hasta allí. Además, el lugar de trabajo de su esposa Helga, el museo de Ariana, estaba bastante cerca de Secheron y era muy probable que también ella intentara llegar a la escuela como primera opción. Así que la esperaría o bien, si no llegaba antes de una hora, el mismo iría a buscarla.

En el intertanto, más padres desesperados como Ulrich seguían llegando, unos más alterados, otros menos, pero lo cierto es que la Sra. Agnes hacía gala de su maestría para manejar situaciones difíciles y ya los tenía a todos sentados en la sala donde se reunían los profesores, pidiéndoles que no retiraran aún a sus hijos hasta que hubiera más información de los sucesos acontecidos y de las medidas que tomarían las autoridades de la ciudad. 12-Dic-2012 – 09:20:17 AM.

En el Museo de Ariana, conocido también como el Museo de la cerámica y del cristal, todo era tranquilidad. El público recién comenzaba a aparecer habitualmente después de las 10:30 de la mañana. Helga era siempre la primera en llegar, y como todos los días, aproximadamente a las 8:15 ya estaba cruzando la enorme puerta que daba acceso al Museo. Al entrar al gran lobby del edificio, le llamó la atención que todas las luces estuvieran apagadas. Harold, uno de los guardias de seguridad, la saludó y le comentó que hacía menos de un minuto que la energía eléctrica se había cortado y que Kurt estaba revisando por qué el generador de emergencia no había encendido. De inmediato Helga buscó su teléfono móvil en su cartera para llamar a Ulrich y grande fue su sorpresa al constatar que éste no funcionaba.

-Harold, qué raro, mi móvil está apagado y no enciende ¿Me presta el suyo un momento para llamar a mi marido?

-Claro, como no señora Helga.

Harold saco de uno de sus bolsillos su teléfono móvil y se lo pasó a Helga.

-Harold, su teléfono tampoco funciona.

-Pero que raro señora, si hace unos minutos hablé con uno de mis hijos… déjeme ver, pues si, tiene razón, no funciona.

De pronto apareció Kurt, ofuscado y dijo…

-Harold, nada parece funcionar. El generador no enciende, intenté avisarte por radio, pero mi aparato no opera, usé el teléfono que está en el subterráneo para llamarte y está muerto, nada anda… ¿Qué está pasando?… ¡Oh perdón señora Helga!, no la había visto, buenos días.

-Buenos días Kurt y no se preocupe, Harold y yo estamos tan sorprendidos como Ud.

En eso, Giuseppe Napolitano, Director de Ariana, entró con la cara desencajada al lobby del Museo en donde se encontraba Helga con los dos guardias de seguridad… Y les dijo en tono desesperado…

-¿Acaso no saben lo que está sucediendo en el mundo? Parece que las famosas profecías con las que nos han estado bombardeando en todo este último año, en el cine y la televisión, se están haciendo realidad.

Tanto Helga, como Harold y Kurt miraron desconcertados y estupecfactos a Don Giuseppe, y Helga exclamo…

-Bueno, pero díganos… ¿Qué está pasando?

Y Giuseppe comenzó a relatarles acerca de todo lo que había escuchado en las noticias cuando venía en su auto al museo y que también, al igual que otros muchos automovilistas, su coche se había detenido en la calle sin poder hacerlo funcionar y tuvo que recorrer el trecho faltante a pie, hasta llegar a Ariana.

Se encontraban escuchando atentamente a Giuseppe, cuando sintieron a lo lejos un fuerte estruendo, como si hubiera habido una explosión.

-Giuseppe, sobresaltado, preguntó…

¿Qué fue eso? Pareció ser una explosión. ¿Qué haremos? ¿Qué está pasando, Dios mío?

Al cabo de unos minutos, varios otros trabajadores del museo comenzaron a llegar. Muchos de ellos muy asustados y nerviosos, puesto que durante el trayecto se habían informado por las noticias de los acontecimientos cataclísmicos que estaban azotando al mundo entero.

Helga, por su parte, ya bastante asustada por las noticias recibidas, se dirigió a su auto para constatar si era cierto que éstos no funcionaban. Al intentar abrir la puerta con su control remoto, éste no respondió. No le quedó más remedio que abrirlo con la llave. Se subió he intentó encender el motor de su coche sin resultado. Se sintió indefensa… y un miedo paralizante comenzó a invadirla… Pensó en sus hijos, en Ulrich y un fuerte deseo de estar con ellos comenzó a crecer con fuerza en su interior. Ulrich, Ulrich, ¿Dónde estás amor mío? Como deseo que estés aquí ahora, se decía… por favor ven, ven a buscarme… Dios mío ayúdame, no me dejes y no permitas que algo malo le pase a mi familia, por favor, por favor y se puso a rezar… Al cabo de unos 10 minutos, Helga, un poco más tranquila, salió de su vehículo y volvió al lobby. Allí ya había varios de sus compañeros, muy alterados todos, con mucho miedo y ansiedad reflejados en sus rostros. Don Giuseppe hacía un llamado a conservar la calma y les dijo a todos que quedaban en libertad de volver a sus hogares hasta que todo se resolviera.

Rápidamente todos se retiraron juntos de las dependencias del Museo de Ariana. Helga pasó primero a su auto, para cambiar sus zapatos por zapatillas de deporte. Ella siempre traía un par en el porta maletas. Ya más cómoda se reunió con el grupo de compañeros que la esperaban para irse. Después de recorrer los 100 metros que cubrían la hermosa entrada al Museo desde la calle principal hasta su puerta de entrada, llegaron a la Av. de la Paix y efectivamente encontraron a todos los autos que habían estado circulando detenidos en diferentes puntos de la calle. Muchos ya estaban abandonados y a medida que avanzaban, veían gente arrodillada en las calles rezando, otros comentando lo sucedido y otros caminando muy apurados. Pero el factor común en todos ellos era el enorme miedo reflejado en sus caras. Era claro que lo que estaba aconteciendo los superaba a todos. Una vez que llegaron a la plaza de las Naciones, el grupo se dividió, así que todos se abrazaron y se despidieron deseándose la mejor de las suertes. Unos tomaron la calle Giuseppe Molta hacia el sur, otros por la ruta de Ferney al Oeste, y Helga con otra compañera tomaron la Av. Francia hacia el este. 12-Dic-2012 – 09:20:17 AM

Ulrich, inquieto y dado que todo estaba bien en la escuela de sus hijos, decidió ir en busca de su esposa, así que tomó Av. Blanc hacia el norte hasta llegar a la Av. Francia donde enfiló hacia al oeste y al llegar a la intersección con Eugene Rigot, pasado las líneas del ferrocarril, se encontró con su Helga querida. Al verse, corrieron el uno hacia el otro y se fundieron en un fuerte abrazo, ambos llorando de la emoción de encontrarse y saber que estaban bien. 12-Dic-2012 – 9:30:02 AM

-¿Cómo están nuestros hijos? Preguntó Helga.

-Bien mi amor, están muy bien… Están en la escuela… Agnes tiene todo controlado.

-Qué alivio, no sabes las cosas horribles que han pasado por mi cabeza en este último rato, Ulrich.

-¡Oh, perdón!, te presento a mi compañera Rosmarie… Ella y yo veníamos en esta dirección. Ella se dirige a su departamento en la calle De Butini, frente al parque Du Chateau Banquet, a unas pocas calles del colegio.

-Bien, mucho gusto en conocerte Rosmarie y lamento que sea en estas circunstancias.

-No te preocupes, el gusto es mío.

-Bueno apresuró Ulrich, ¿Continuamos?

-Sí continuemos dijo Helga, me muero por ver a mis niños.

-Sí, y yo por llegar a mi casa, dijo Rosmarie.

Y así siguieron viaje hacia la escuela primaria de Secheron, comentando todo lo ocurrido. Una vez que llegaron a su destino, Helga y Ulrich se despidieron de Rosmarie con un fuerte abrazo, deseándose lo mejor para enfrentar los momentos tan duros y difíciles por los que estaban pasando. 12-Dic-2012 – 9:40:06 AM