La palabra Gestión, sugiere orden, método, indicadores, predictibilidad, mientras que la palabra Innovación parece implicar justo lo contrario; lo inesperado, aquello que rompe el orden imperante, cambio, transformación. Entonces, ¿cómo es posible hablar de gestión de la innovación, si pareciera que ambos conceptos están en conflicto?

Muy simple, para hacerla más manejable y predecible mediante la generación de prácticas que permitan administrar efectiva y eficientemente las innovaciones continuas, deliberadas, participativas y alineadas con los objetivos estratégicos de una organización.

Así, un sistema de gestión de la innovación debiera contener los siguientes elementos:

  • El modelo de innovación que será utilizado por una organización.
  • Las distintas fases del proceso de innovación que se gestionarán.
  • Las herramientas y metodologías que se usarán.
  • La definición y operación de la estructura organizacional.
  • Los procesos internos que la sustentarán.
  • La estrategia, los objetivos y las políticas de innovación.
  • La provisión de los recursos para llevarla a cabo.
  • Los métodos de evaluación y seguimiento del sistema de gestión de la innovación.
  1. Modelo de innovación

De acuerdo a la definición de la Real Academia Española, un modelo es un arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo. Por tanto, un modelo de innovación es una pauta a seguir de cómo deberíamos innovar y por tanto tiene asociado un método.

A este respecto hoy día existen muchos modelos de innovación, los cuales han sido desarrollados en el tiempo por estudiosos, autodidactas, miembros de empresas y/o universidades, los cuales, difieren entre sí por los diferentes enfoques o énfasis que les han dado aquellos que los han ideado y desarrollado.

Es difícil en el momento presente determinar cuál es el mejor modelo de innovación, puesto que su desarrollo es de data reciente (35 años aproximadamente) y todos pueden acreditar resultados positivos. Además depende del enfoque con que fueron creados. Algunos están orientados al diseño de productos, a los procesos de negocio, otros, a temas ingenieriles, etc., pero lo importante es que, la decisión que se tome, esté centrada en los resultados que se desea lograr más que en el modelo en sí mismo.

En mi experiencia, creo que hay que conocerlos todos, trabajar con ellos y ser ecléctico, es decir; sacar lo mejor de ellos a la hora de hacer innovación.

Entre los modelos de innovación se pueden citar los siguientes:

  • Design Thinking, creado por David Kelley, quien lideró la creación del d.schoolat Stanford University y dueño de una de las empresas de diseño más importantes del mundo – IDEO. (https://www.designthinking.services/2017/07/que-es-el-design-thinking-historia-fases-del-design-thinking-proceso/)
  • Stage Gate, creado por Scott J. Edgett y Robert G. Cooper, expertos en el campo de la gestión de innovación de productos (stage-gate.com/our-founders/)
  • Lean Startup, desarrollado por Eric Ries, está especialmente orientado a emprendedores. Puede ser aplicado a cualquier persona, grupo o empresa que esté buscando introducir nuevos productos o servicios al mercado. El modelo punta a acortar el ciclo de desarrollo de los productos mediante la experimentación, el lanzamientos de productos iterativos y los aprendizajes que se obtienen del feedback que entregan los clientes. (https://leanstartup.co/)
  • Managing Innovation, está basado en la investigación realizada por David Francis, Ph.D. en el Centro de Investigación en Gestión de la Innovación de la Universidad de Brighton en el Reino Unido. Está orientado al desarrollo de habilidades y procesos esenciales para la gestión y el liderazgo de la innovación. (http://about.brighton.ac.uk/staff/details.php?uid=dlf)
  • Outcome driven innovation (ODI) hoy conocida como “Jobs to be done”, fue desarrollada Anthony W. Ulwick y popularizada por Clayton M. Christensen, profesor de Harvard Business School. El modelo y su metodología se centra en la comprensión del “proceso subyacente” (o trabajo) que un cliente está tratando de ejecutar cuando está usando un producto o servicio y, no centrarse en el producto y el cliente. Muy interesante para emprendedores. (Libro: Jobs to be Done: Theory to Practice de Anthony Ulwick)
  • Productive Thinking, desarrollada en su versión actual por Tim Hurson. Es una disciplina de pensamiento y de resolución de problemas, basada en la teoría de pensamiento productivo desarrollada por Max Wertheimer, padre de la Gestalt, en la metodología Creative problem Solving, desarrollada por Osborn y Parnes y en la metodología Integrate Definition (IDEF0). Tim es actualmente director fundador de Facilitators Without Borders, miembro de la facultad de la conferencia de Creativity European Associationy cofundador de Mindcamp (thinkxic.com).
  • Triz, Teoría para Resolver Problemas de Inventiva, fue desarrollada por el inventor Genrich Altshuller. Según Wikipedia, la teoría se desarrolló sobre una amplia investigación que cubrió cientos de miles de boletines Soviéticos de patentes de muchos campos técnicos diferentes para definir patrones generales en el proceso de invención. Incluye una metodología práctica, herramientas, una base de conocimientos y una tecnología basada en modelos abstractos para generar nuevas ideas y soluciones para la resolución de problemas. (https://www.neuronilla.com/triz/)
  1. Fases del proceso de innovación

Cada modelo de innovación y su metodología propone fases o etapas para el proceso de innovación. A continuación algunos ejemplos:

  • Design Thinking propone 5 etapas elementales:
    • Empatía (comprender)
    • Definir
    • Idear
    • Prototipar
    • Evaluar
  • Stage gate propone un mínimo de 3 etapas y un máximo de 5, precedidas de puertas, menos la primera etapa. Las etapas dividen el desarrollo del nuevo producto en fases o pasos que son simples y manejables y que van aumentando los requerimientos de recursos entre una y otra. Las puertas son puntos de control del proyecto donde se toman decisiones de continuar y pasar a la siguiente etapa o bien, de no pasar a la siguiente etapa y cancelar el proyecto.
  • Lean Startup propone 3 etapas: aprender, crear y medir.
  • Managing Innovation plantea 5 fases: búsqueda, exploración, compromiso, realización y optimización.
  • Productive Thinking, propone 6 etapas: ¿Qué está pasando? ¿Cómo es el éxito? ¿Cuál es la pregunta? Generar respuestas, Forjar la solución y Alinear recursos.
  1. Herramientas y metodologías

Cada modelo de innovación posee su metodología de trabajo asociada y existe mucha variedad de herramientas y métodos específicos para detectar oportunidades de innovación, generar ideas, experimentar, prototipar, desarrollar modelos de negocio, materializar ideas, medir resultados, etc.

Algunos ejemplos de herramientas:

  • Design Thinking propone sus 50 Ideo Cards que son 50 formas diferentes de encontrar oportunidades para innovar, ya sea observando lo que hace la gente, mirando la basura, experimentado procesos como lavarse los dientes para diseñar un nuevo cepillo, etc.
  • Generación de ideas. Existen variadas técnicas para generar ideas. A continuación algunas de las más conocidas:
    • Brain Storming
    • Brain writing
    • Asociaciones forzadas
    • Empatía
    • Brain sleeping
    • Análisis de atributos
    • Análisis morfológico
    • Sinéctica
    • Scamper
    • Seis sombreros para pensar
    • ¿Qué pasaría si?
    • La auto destrucción
    • Método 635
  • Productive Thinking propone:
    • Herramientas de convergencia de Ideas: SACAR y ACE.
    • Herramienta para mejorar ideas: GPS, PODER
    • Herramientas para definir factores de éxito: MOVER

Entre otras.

  • Modelo de Negocio: Para la elaboración de un modelo de negocio tenemos CANVAS y Lean Canvas que son los más conocidos.
  • Seleccionar ideas: existen técnicas como
    • Dot voting
    • Puño 5
    • El método de los 100 puntos
    • Idea box.

Entre otros.

  • Implementación de proyectos:
    • Project Management

En fin, existe un sin número de herramientas y métodos.

  1. Definición y operación de la estructura organizacional

Aquí es donde se define como se organizará la innovación en una empresa o institución. ¿Será una gerencia, un área? ¿De quien dependerá… del Gerente General, de alguna gerencia en particular? ¿Habrá un comité de innovación? ¿Cómo se propondrán los proyectos de innovación? ¿Cómo se aprobarán? etc.

  1. Procesos internos que la sustentarán

Se trata de establecer los procesos que permitirán que la innovación pueda operar en la organización, con los cuales podamos administrarla efectiva y eficientemente. Ejemplo:

  • Proceso de propuesta de proyectos de innovación.
  • Proceso de aprobación de propuesta de proyectos de innovación.
  • Proceso de control de proyectos de innovación.
  • Proceso para determinar y gestionar la participación de las personas en los proyectos de innovación.
  1. Estrategia, objetivos y políticas de innovación

La estrategia de innovación debe estar alineada con la estrategia general de la empresa o institución y habitualmente determina cual será el foco a donde se dirigirán los esfuerzos de innovación. Recuerde que siempre los recursos son escasos y por tanto se debe maximizar su utilización en aquellas áreas estratégicas que generen mayor valor. Estos focos van cambiando de acuerdo a cómo va cambiando la estrategia y los objetivos de una organización.

Por otra parte, deben desarrollarse políticas de innovación, como por ejemplo; la política de incentivos a los empleados, de innovación abierta, de propiedad intelectual, de registro de patentes, etc.

  1. Provisión de los recursos para llevarla a cabo.

Fundamentalmente se debe resolver el tema presupuestario. Claramente la innovación requiere un presupuesto claro y diferenciado del presupuesto asociado al “core del negocio”. Además que los proyectos de innovación se encuentran en diferentes etapas o fases del proceso de innovar, según sea el modelo seleccionado.

Como sea, la innovación requiere recursos financieros, humanos, técnicos, de infraestructura, etc. Lo que finalmente se traduce en dinero disponible para poder sustentarla.

  1. Métodos de evaluación y seguimiento del sistema de gestión de la innovación

En este punto se debe establecer la forma en que se le hará el seguimiento a los proyectos de innovación en curso y como se evaluará el resultado de cada uno de ellos. En términos generales se deberían formular indicadores específicos, tanto cualitativos como cuantitativos para cada fase en que se encuentren los proyectos de innovación en curso, para así evaluar diferentes aspectos, tales como por ejemplo:

  • La estrategia de innovación
  • El portafolio de proyectos
  • Tiempos y dinero invertidos en investigación
  • Porcentaje de inversiones en proyectos que no corresponden al “core del negocio”
  • Total de fondos invertidos en proyectos de innovación
  • Tiempo de altos ejecutivos invertidos en innovaciones de crecimiento
  • Velocidad para llevar a cabo los prototipos
  • Tiempo promedio de avance en las diferentes fases
  • Número de patentes postuladas
  • Número de patentes concedidas
  • Porcentaje de ideas financiadas para desarrollo
  • Porcentaje de ideas eliminadas
  • ¿Están las personas adecuadas involucradas en el proceso de innovación?
  • ¿Tenemos suficientes fallas como para asegurar que estamos empujando las salidas suficiente­mente?
  • ¿Estamos cumpliendo con la carta Gantt?
  • Y un gran etcétera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s