Capítulo XI – La Creación del Hombre

Ninhursag, la diosa madre (diosa matriz o diosa del utero) está presente,

Dejad a la diosa madre crear al descendiente,

y dejad al hombre llevar la carga de los dioses!

Las diosas madres (diosas matrices o diosas de lútero) fueron montadas.

Enki mezcló la arcilla en presencia de Ninhursag

Que se mantuvo recitando un conjuro,

Mientras Enki, se quedaba y presenciaba todo, él le hizo recitar.

Cuando ella hubo terminado su conjuro,

Pellizcó catorce pedazos de arcilla, y puso dos juegos,

Siete pedazos a la derecha, siete a la izquierda.

Entre ellos, ella dejó un ladrillo de fango.

Cuando el décimo mes vino Ninhursag  (la diosa del nacimiento) junto a su personal, abrió la matriz.

Atrahasis, manuscrito firmado y datado por un copista llamado Kasap-aya en tiempos de Ammi-Saduqa que reinó en Acad, Mesopotamia, desde 1946 hasta 1626 AC.

-Zoltan, Zoltan, y ¿Podríamos ver ahora en los archivos Akashicos cómo fue que los dromkitas nos crearon? preguntó Lauren.

-Por supuesto que sí Lauren, de hecho es lo que iba a proponerles, ya que es importante que sepan la verdad a este respecto… que nuestra creación como seres humanos no fue hecha por estos elienígenas como un acto de bondad o de investigación científica. Fue una decisión política tomada por el círculo interno de poder dromkita en la Tierra para aplacar el descontento, la frustración, la rabia y el desencanto de algunos trabajadores dromkitas que se revelaron contra Anskut y Ansk, decisión que les llevó a crear un esclavo para que hiciera todas las labores que los extraterrestre no querían seguir realizando. Así que dicho esto ¿Vamos allá?

-Síiiiii, dijeron todos muy entusiasmados con la idea.

Y así Zoltan, instó a sus estudiantes a que se tomaran nuevamente de las manos y armonizaran sus mentes con la suya y pidió a los archivos Akashicos que les mostrara todo el proceso de la creación del ser humano, desde sus motivaciones iniciales hasta el resultado final. Hecha la petición, todo el grupo se vio inmerso en los acontecimientos como si estuvieran participando directamente de ellos y, una voz grave y profunda, comenzó el relato, mostrándoles y haciéndoles sentir cada evento al que se hacía referencia. Era una experiencia increíble, fascinante, muy difícil de describir con palabras…

…-El calor al interior de las minas de oro en el Abzukit era sofocante y por momentos se hacía insoportable. El trabajo de extracción del mineral era extenuante y los mineros dromkitas estaban ya hartos de trabajar en esas condiciones, a pesar de toda su tecnología. La situación era insostenible. Y aunque habían manifestado su malestar a Anskut en varias ocasiones, éste no se había hecho cargo realmente de sus reclamos.

-Zoltan, ¡Ufffff!, realmente difícil la situación en la que se encontraba esa gente, dijo Wren. En verdad he podido sentir ese calor y esa angustia que produce estar metido al interior de la tierra sacando el oro.

-Sí, Wren y creo que todos hemos podido vivenciar esas sensaciones que comentas. Eso es lo grandioso de consultar estos archivos, nada se escapa a los hechos que ocurrieron. ¡Es realmente increíble! Siempre me sorprendo.

-Y la voz de los archivos Akashicos continuó… así fue como en el corazón de estos trabajadores dromkitas comenzó a crecer el descontento, el resentimiento, la rabia y finalmente, se gestó en ellos la idea de amotinarse. Su líder, Kunatok, los reunió a todos un día y decidieron que cuando Anskut hiciera su próxima visita al Abzukit, le tomarían como rehén para exigirle el mejoramiento de sus condiciones de trabajo.

-Anskut en tanto, había dispuesto la construcción de un nuevo asentamiento al norte de Eriku (el primer asentamiento dromkita en la Tierra construido por Ansk), al que llamó  Kippar, en el cual se desarrollaría posteriormente una extensa zona para los cultivos agrícolas y un hermoso parque al que llamó el “Jardín de Edin”.

-Periódicamente Anskut viajaba a la región del Abzukit para supervisar en directo las operaciones de traslado del oro y otros minerales, donde se refinaban y luego se embarcaban en naves espaciales de enlace que entregaban sus cargamentos a vehículos espaciales ubicados fuera de la atmósfera terrestre, los que estaban preparados para realizar el viaje a Dromk.

-Ansk, por su parte, se había diseñado y construido para sí, y su familia que vino desde Dromk en una de la naves de transporte de oro, un hermoso asentamiento en la región del Abzukit, región que se conoció posteriormente como Kigoli (tierra del oro). Aquí edificó su palacio, en el que destacaban el uso de la plata, el oro, el lapizlasuli y la madera en una combinación exquisita que le daban una magnificencia inigualable y, por supuesto, construyó también aposentos para los trabajadores, lugares de esparcimiento, edificios para el mantenimiento y reparación de maquinarias y edificios, un hospital y su gran laboratorio, donde investigaba, desarrollaba sus ideas y elaboraba nuevas tecnologías. 

-Y era aquí, en el Abzukit, donde habitualmente se reunían periódicamente ambos hermanos en un frío y distante intercambio de palabras, de informes e instrucciones. En su último viaje, Anskut se encontraba con Ansk supervisando un embarque de oro, cuando de pronto fueron rodeados por un grupo de dromkitas armados dirigidos por Kunatok.

-Kunatok, ¿Qué sucede? ¿Qué están haciendo? preguntó Ansk sorprendido.

-Si, ¿Que pretenden? Inquirió a su vez Anskut, con su seño fruncido.

-Compañeros, átenles las manos y llevémoslos a nuestras instalaciones en las minas.

-¡Síiiiiii! ¡Viva Kunatok! Gritaron todos y procedieron a atarlos y llevarlos prácticamente en andas hacia las instalaciones mineras que servirían de calabozo para retenerlos.

-¡Esto lo pagarán muy caro!, gritaba Anskut con la cara roja, llena de rabia y pataleando como un energúmeno. ¡Los haré ejecutar a todos! ¡Ya verán desgraciados!

-Anks en cambio, a diferencia de su hermano, se mantenía calmado, incluso imperturbable, a pesar de la dura situación que estaban viviendo.

-En el intertanto, un gran alboroto se había producido en el puerto espacial de embarque del Abzukit entre los dromkitas que ahí se encontraban como resultado del amotinamiento de Kunatok y sus seguidores, pero pasada la confusión inicial, rápidamente organizaron una misión de rescate y partieron en búsqueda de sus señores, Anskut y Ansk.

-Una vez en las instalaciones de las minas. Ansk tomó la palabra y muy calmadamente preguntó…

…-¿Hermanos, qué sucede? ¿Por qué actúan de esta forma? Kunatok ¿Qué pasa? ¿Siempre hemos podido dialogar?…

-Señores, dijo Kunatok… Anskut tu fuiste nominado por tu padre Anuk como el responsable frente a él, de llevar a cabo con éxito el proyecto en la Tierra y delegó en ti el poder sobre todos los dromkitas y asuntos de este planeta, y por lo mismo dijo que serías conocido como el Señor de la Potestad.  Yo y mis compañeros, en varias ocasiones te hemos hecho llegar nuestras peticiones para mejorar las  condiciones de trabajo que nos rigen en el día a día, sin resultados. La vida en las minas se nos hace cada día más insoportable. Nuestro trabajo es muy duro y queremos un cambio radical. Tus oídos sordos a nuestros requerimientos han sido la causa de que hoy los hayamos apresados ambos, aunque Anks no es el responsable de nuestra situación, sino, solamente tú. Así que estamos dispuestos a todo, incluso a la muerte si esto no se resuelve favorablemente.

-Kunatok, tú y tus compañeros saben que nuestra situación en este planeta es precaria por cuanto somos muy pocos dromkitas para atender todas las actividades que necesitamos desarrollar para cumplir con los requerimientos que nos impone la situación que se vive en Dromk. Apenas somos un total 1.200 dromkitas los que trabajamos aquí y toda la logística que se requiere desplegar para tener una gran población dromkita en la Tierra es muy compleja y tu lo sabes, dijo Ansk.

-Sí, Lo sabemos, pero Anskut no ha hecho ningún esfuerzo para cambiar nuestra situación y por eso estamos en este punto. O cambian las condiciones o morimos todos aquí.

-En ese mismo instante las puertas de las instalaciones donde se encontraban, se desplomaron producto de una fuerte explosión. Todos los presentes cayeron al suelo debido a la honda expansiva generada y el contingente de rescate dromkita entró a la habitación liberando de inmediato a Anskut y a Ansk y apresando a todo el grupo rebelde, incluido Kunatok. Una vez más calmados los ánimos, los rebeldes fueron llevados a las instalaciones de mantenimiento de maquinarias construidas por Ansk, para mantenerlos encerrados mientras se aclaraban los hechos y se les hiciera un juicio.

-Unos días después del amotinamiento, el círculo interno, de poder dromkita, que estaba conformado por Anskut, su esposa Ninlik y su hijo Ninurtk por una parte y, por la otra, por Ansk, Ninkit su esposa y su hijo Mardukit, más Kusit, que era la hermanastra mediadora entre Anskut y Anks, se encontraban en el palacio de Kigoli, en la región del Abzukit, debatiendo acerca de lo sucedido con la rebelión encabezada por Kunatok y preparándose para celebrar el juicio a los rebeldes.

-Kunatok debe ser condenado a muerte. No podemos ni debemos permitir que vuelvan a suceder cosas como éstas. Dijo enérgicamente Anskut.

-Si, dijo Ansk, pero eso no resolverá el problema de fondo que tenemos con nuestros compañeros de viaje. Sé que son nuestros súbditos y que deben obedecernos porque así está establecido por la leyes de Dromk, pero son nuestros hermanos y sus quejas deben ser atendidas Anskut. Si no hacemos algo, el descontento crecerá y la misión que nos encomendó nuestro padre fracasará.

-Bueno, entonces cambiemos las dotaciones de personal cada un año Dromkita. De esa manera nos evitamos todos estos trastornos, dijo Ninurtk, hijo de Anskut.

-Esa me parece una muy buena idea, dijo Kusit.

-Si, dijo Ansk es una opción, pero creo que siempre tendremos descontento porque la vida del minero es difícil y tendremos que estar permanentemente conteniendo situaciones de descontento.

-¿Y qué sugieres entonces?, inquirió Anskut.

-He estado dándole vueltas a esta situación desde que ocurrió el motín y tengo una solución diferente. Llevo varios años terrestres estudiando la fauna de la región del Abzukit y existe un animal bípedo como nosotros, de hecho muy parecido anatómicamente a nosotros, que camina erguido, es bastante peludo y demuestra un cierto nivel de inteligencia, al cual podríamos transformar en un ser que pudiera seguir órdenes y efectuar labores sencillas, manipulando sus genes, para que trabaje en las minas. En definitiva propongo crear un trabajador, un sirviente. Ellos están mucho mejor adaptados a los ciclos terrestres que nosotros, puestos que son oriundos de este planeta y pueden soportar mucho mejor las duras labores que impone el trabajo minero. Además podríamos utilizarlos en la ejecución de todas las otras labores pesadas, como la construcción, la labranza, la limpieza y todo aquello que no nos gusta hacer, así tendríamos trabajadores y sirvientes y todos los dromkitas vivirían aquí mucho más felices y harían sólo labores de supervisión… ¿Qué les parece?

-No sé, dijo Anskut… Esto de manipular los genes me parece una abominación… yo no estoy de acuerdo… además… ¿Que pasaría si las cosas salen mal? ¿Si este nuevo ser no nos gusta o con el tiempo se revela contra nosotros? No se, creo que no es una buena idea.

-Pero Anskut, piénsalo, dijo su esposa Ninlik, una astronauta dromkita que había logrado conquistar el corazón de Anskut y casarse con él cuando éste llegó con su padre Anuk a la Tierra. Es una muy buena idea, nos resolvería muchos de los problemas que tenemos.

-Si lo entiendo Ninlik, pero no me parece correcto, es como jugar a ser dioses. No lo apruebo.

-Entonces votemos, propuso Mardukit hijo de Ansk.

-Y así fue como la asamblea dromkita finalmente aprobó la creación de un sirviente terrestre mediante la manipulación genética con 6 votos a favor y uno en contra, el de Anskut, sentenció la voz de los archivos Akashicos y continuó diciendo…

…La tarea de crear al sirviente les fue encomendada a Ansk y Kusit, su hermanastra, la oficial médico de la misión que tenía conocimientos muy avanzados en biología y genética.

-Una vez terminado el juicio a los amotinados, todos quedaron en libertad con excepción de Kunatok, quien fue sentenciado a muerte por ser el instigador del levantamiento en armas y, el resto, fue perdonado y liberado haciéndoseles la promesa que una vez que el sirviente terrestre fuera creado, serían relevados de sus deberes mineros para realizar sólo labores de supervisión y gozar de su estancia en la Tierra.

-La muerte de Kunatok, fue rápida y limpia. Se hizo mediante una inyección letal que dormía primero al sentenciado para luego producirle un paro de su actividad cerebral llevándolo a la muerte definitiva. El hecho fue presenciado por los siete miembros del círculo de poder y, Anskut, le informó luego a su padre Anuk acerca de todo lo que había acontecido y de las decisiones que habían tomado consiguiendo su aprobación, incluso de la propuesta de Ansk de crear a un ser como trabajador sirviente mediante la manipulación genética.

-Ansk y Kusit comenzaron su trabajo. Ansk diseño el método y el proceso por el cual el hombre debía ser creado y Kusit realizó el trabajo de crear a este nuevo ser mezclando el ADN terrestre con el Dromkita. El método consistió en tomar células del animal bípedo mencionado por Ansk y mezclarlos con óvulos no fecundados de una hembra Dromkita, los que fueron aportados por Kusit como parte de su propio material genético, por eso sería conocida más tarde entre los humanos como la “Gran Madre”. Para lograr la mezcla de los ADN tuvieron que encontrar la forma de reprogramar las células del bípedo terrestre para mantenerlas vivas y que no crecieran. Luego eliminaban los núcleos de los óvulos de Kusit y les inyectaban en su lugar las células reprogramadas haciendo que se fusionaran mediante pulsos eléctricos y por unos sonidos vocales que producía Kusit, los que eran convertidos en ultrasonidos por una aparato diseñado por ella que permitía esa transformación. Posteriormente colocaban a cada uno de los embriones generados en el proceso, en unos recipientes lo suficientemente grandes como para contener a un ser humano adulto, llenos de un líquido especial que servía como alimento, donde los óvulos fecundados por las células terrestres podían ir desarrollándose hasta convertirse en seres vivientes.

Los resultados al principio no tuvieron mucho éxito y se crearon muchos seres extraños y deformes o cuya resultante fueron mezclas: mitad animales y mitad dromkitas, cuyas apariencias y comportamientos resultaban bastantes grotescos. Era claro que algo en el método de combinar los ADN terrestre y alienígena no lograba funcionar y todo apuntaba a que la “sopa”, constituida por el líquido que servía como alimento en donde colocaban los óvulos ya fecundados por las células terrestres reprogramadas no permitía lograr el objetivo, así que finalmente decidieron colocar los embriones en úteros de hembras dromkitas que voluntariamente se prestaran para hacer el experimento. De esta manera los embriones serían alimentados directamente por la sangre de éstas voluntarias. Así que Kusit creó catorce nuevos embriones, siete de sexo masculino y siete de sexo femenino, los cuales fueron implantados en los úteros de estas mujeres extraterrestres para darle vida a este ser que sería su futuro sirviente, el “LU. LUK”.

Y así transcurrieron diez meses aproximadamente y las hembras dromkitas dieron a luz a estos catorce nuevos seres. Pero los resultados tampoco fueron muy prometedores, ya que éstos seres nacieron sin la posibilidad de reproducirse y su nivel de inteligencia resultó ser muy limitada. A pesar de este fracaso, igualmente habían logrado avanzar bastante puesto que ya tenían un humano sin deformidades, así que decidieron seguir investigando acerca de cómo lograr mayor inteligencia y  capacidad reproductiva, hasta que pudieron mezclar las células de los machos y hembras terrestres creados con nuevos óvulos de Kusit, procediendo a implantarlos nuevamente en las hembras dromkitas. Y después de los 10 meses de gestación, esta vez los resultados fueron notables a pesar de que sólo lograron sobrevivir 2 machos y 3 hembras, pero eran mucho más robustos y fuertes que los nacidos del primer grupo, eran más altos, más inteligentes y se podían reproducir aunque no podían hablar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s